REAL MADRID

Otra vez Nacho

Las bajas de Carvajal y Odrizola en el lateral derecho le sitúan como titular de nuevo ante el Cádiz, como contra el Levante. La alternativa es Mendy.

Otra vez Nacho
Real Madrid

El Real Madrid sigue con la enfermería llena de laterales derecho. No son uno ni dos los caídos, sino hasta tres. Porque a los que tienen ahí su puesto natural, Carvajal y Odriozola, teóricos titular y suplente, hay que añadir a Militao, que en su carrera se ha desempeñado en la banda casi las mismas veces (42) que en el centro de la defensa (56). Con el parte médico así, vuelve a emerger para el Cádiz (sábado, 18:30 horas, Movistar LaLiga) la figura de Nacho (30 años).

El canterano, chico para todo de Zidane y sus antecesores, tiene experiencia previa en ese costado. En él supera la treintena de partidos, el último justo antes del parón de selecciones. Fue en La Cerámica, en el 0-2 al Levante. El técnico francés, que pudo haber cambiado de banda a Mendy como parche, prefirió apostar por el complutense, que dejó unas estadísticas discretas. Tuvo un 95% de acierto en el pase, fue quien más centró (4), aportó una anticipación y seis recuperaciones, hizo una falta y le hicieron dos. Sin embargo, acabó como el madridista más regateado (3) y perdió nueve balones.

Nacho busca resarcirse de su temporada con menos minutos

Sin alardes, su actuación alcanzó un nivel como para repetir esta jornada en el Di Stéfano, más aún viniendo Mendy de viajar con Francia. Carvajal estará fuera hasta diciembre, aproximadamente, y su primer relevo, Odriozola, continúa entrenándose en el interior de las instalaciones por un golpe en el gemelo. Esta oportunidad que por ese inconveniente no puede aprovechar el vasco la quiere para sí Nacho, que no acumula dos titularidades consecutivas en Liga desde hace poco más de un año, cuando a finales de septiembre salió de inicio contra Osasuna y Atlético. En ambas jornadas el Madrid mantuvo la puerta a cero: 2-0 y 0-0.

Esta continuidad daría mucho oxígeno a un Nacho que el curso anterior, por las lesiones y el fichaje de Militao, perdió peso en el equipo. Apenas disputó 685 minutos en diez encuentros, sus datos más bajos desde que entró en la primera plantilla con asiduidad, en la 2012-13. Entonces jugó más tanto con el Castilla (1.710 y 19) como con los mayores (863 y 13). Ahora, además, en el Di Stéfano le espera un enemigo muy especial, otro madridista de cuna y de formación en Valdebebas: su hermano, Álex Fernández.