FÚTBOL FEMENINO

Aitana Bonmatí y Patri Guijarro se consolidan como estrellas en el Barça y la Selección

Las dos centrocampistas están firmando un gran inicio de temporada, con un puesto de indiscutibles tanto en el once azulgrana como en el de La Roja.

Alexia Putellas, Patri Guijarro y Aitana Bonmatí, jugadoras del Barça.
Aitana Bonmatí

De promesas a ser una gran realidad. Aitana Bonmatí y Patri Guijarro están superando las expectativas tanto en el Barça como en la Selección. A sus 22 años, ambas centrocampistas están firmando un gran inicio de temporada, tanto en Liga como en los partidos internacionales de La Roja. Así, cada una suma cuatro dianas, con un juego excelso en la sala de máquinas. Su físico y calidad están siendo determinantes, siendo dos de las jugadoras del momento en el fútbol femenino español.

Cierto es que a nadie sorprende el gran nivel de Bonmatí y Guijarro, que ya vienen pidiendo paso desde años atrás en el Barça, tras deslumbrar con el filial y con las categorías inferiores de la Selección. En el combinado nacional también se están forjando un sitio como indiscutibles, siendo dos de las fijas en las convocatorias de Jorge Vilda para los compromisos internacionales. En el último de ellos, ante la República Checa, España goleó 4-0 para poner pie y medio en la Eurocopa de Inglaterra de 2022. Dos de estos goles vinieron precisamente desde las botas de Bonmatí y Guijarro.

La balear hizo el segundo con un gran disparo desde la frontal, tras haber sumado cuatro tantos en este arranque de temporada. La primera diana del curso llegó con La Roja, en la goleada 0-9 frente a Moldavia. Y, le siguieron dos goles más, uno en el primer Real Madrid-Barça de la historia en Liga y otro ante el Sevilla en Copa. Mientras, la catalana firmó el tercero de la goleada de España con un zurdazo, tras controlar con el pecho un rechace en el área. Bonmatí también vio puerta en el duelo copero frente al Sevilla y firmó un doblete ante el Logroño en Liga.

De ambas jugadoras destaca el gran salto de nivel que dan temporada tras temporada. Con mayor potencia física, Guijarro aporta gran valor al centro del campo, donde se presenta como una todocampista con gol y trabajo defensivo. El juego de Aitana es más pausado, con mejor visión de juego. La catalana reparte balones desde la sala de máquinas con una madurez que deja atrás a esa joven que llegó con destellos de magia hace tres años al primer equipo del Barça, en el que hoy es segunda máxima goleadora en este inicio de campaña. Ya no hay dudas para ninguna de las dos. Son líderes. Ya quedaron atrás las promesas. Su talento no es pasajero y ha llegado para quedarse...