LEVANTE

Tito: "Las condiciones del fichaje de Campaña fueron óptimas"

Vicente Blanco 'Tito', el director deportivo del Levante que firmó a José Campaña, analiza su estreno con España y da su versión de su salida del club para AS.

0
Tito: "Las condiciones del fichaje de Campaña fueron óptimas"
DAVID GONZALEZ DIARIO AS

En el verano de 2016, José Campaña firmaba por el Levante. El andaluz llegó a Orriols libre con 23 años, con la obligación de abonar 300.000 euros en caso de ascenso a Primera División y otros 200.000 por la permanencia. "Un regalo" en palabras del director deportivo granota por aquellos años, Vicente Blanco 'Tito'. Cinco temporadas después, se ha convertido en el segundo internacional de la historia del Levante. "Ahora tenemos el miedo de que vengan con 30 millones y se pueda ir", remarca para AS.

¿Qué es de Tito?, ¿cómo le va la vida al ex director deportivo del Levante?

Bien, tranquilo, viendo mucho fútbol. He pasado una temporada la verdad muy divertida, haciendo otras cosas que no eran lo que yo hacía. Como director deportivo al final lo que haces es gestionar, organizar, tomar decisiones... y lo que he hecho este año, con gente que estuvo trabajando conmigo en el Levante, que también quisieron salir después de que no me ofrecieran la renovación, creo que hemos mejorado nuestra estructura en cuanto a funcionamiento e incluso he estado dando cursos en la Federación Española de dirección deportiva de cómo entiendo yo que debe ser una dirección deportiva. He hecho de scout, un poquito lo que hacía mi gente, ir a ver fútbol y estableciendo la temporada en tres tiempos para lograr el informe definitivo del jugador que quieres firmar. Lo que hemos hecho es recoger mucha información, hemos aglutinado más de 10.000 informes de jugadores en esta última temporada. Ha sido bestial. Estamos muy preparados.

¿Le ha salido algo últimamente?

Con respecto a la posibilidad de trabajar me salieron tres cosas, pero no me interesaron. No fueron proyectos que consideraba que debía aceptar ahora; incluso equipos que habían estado en Primera División, pero no era mi momento. Estoy en una situación de tener algo bastante importante. No sé si se va a dar.

Imagino que se tomaría como una alegría personal la convocatoria de Campaña por España.

La verdad es que sí. Además, yo ya lo sabía antes de que saliera, porque estaba bastante ilusionado porque mi hijo estaba en la prelista de la Sub-21, y me avisaron de que Campaña iba. Fue curioso, porque además estaba de viaje y me llamó su agente, que desde que había salido del Levante no había hablado. Esa es la verdad. Y me dijo: 'te llamo porque yo siempre voy a recordar que quien trajo a Campaña al Levante fuiste tú'. Recordamos cuando nos reunimos con la Sampdoria, Carmelo, él y yo, con el director general del conjunto italiano. Lo teníamos muy claro. Era verdad que lo había tenido Muñiz en el Alcorcón, pero si a mí no me hubiera gustado ese jugador, que ya lo seguía en la Sub-21, que además lo vi en directo cuando estaba con Lopetegui y ya me gustaba; tanto él como Iván López, el lateral derecho, que volaba. Me lo recordó su agente y la verdad que me hizo ilusión. Cuando haces un repaso de tu trayectoria estas cosas se agradecen, sobre todo de las personas que han estado cerca. Al final tuve una salida en la que seguramente habría cambiado algunas cosas, pero sí que me molesta que haya gente que haya dudado de mí y que hayan puesto en nombre de secretarios técnicos míos, o incluso de otro personal del Levante, como artífices del fichaje de uno u otro.

Explíquese.

Yo siempre me hago la siguiente pregunta, y pongo el ejemplo de Monchi. Yo sé que han fichado un montón de jugadores porque su secretaría técnica, en consenso, decía que había que firmarlo y él iba a corroborarlo. Pero nadie dice que es un fichaje de Fulanito o Menganito, es de Monchi. Y eso es algo que aquí se ha utilizado para intentar dañarme. Y creo que, para mí, otros pensarán que no, es justo. Porque yo organicé esa dirección deportiva. Yo era el que tomaba la última decisión. Y me gusta que me lo diga gente de fútbol. Estuve muy contento de recibir esa llamada del agente de Campaña.

Cuentan que desde que se planteó su fichaje le veía madera de internacional.

Desde hace tiempo. Es que las condiciones de José son para estar en un equipo con más nivel o como dije en su momento, mi idea cuando llegué al Levante era ascender y consolidar al club en Primera División, y que una mala temporada para el Levante fuera quedar décimo, eso recuerdo que son palabras que he dicho en diferentes momentos. La gente que ha estado cerca de mí lo sabe. Siempre lo he dicho, tenía que mejorar en algunos aspectos, pero en otros es un superdotado. Físicamente es un animal, aunque aparentemente no parezca un monstruo. Sin ir más lejos, el otro día frente al Madrid, en el 0-2, fue quien hizo el esfuerzo para seguir a Benzema. Técnicamente también es de otro nivel. Era una cuestión de madurez. Yo veía que tenía muchísimas condiciones y las ha sabido explotar junto al Levante. Creo que es justo que esté en la Selección.

No es fácil hacerse un hueco "en el mejor centro del campo de Europa", en palabras de Luis Enrique.

Totalmente. Estoy totalmente de acuerdo. Compite contra jugadores 'top'. Hay jugadores como Merino, que están dando un salto en su carrera partido tras partido. Me está gustando mucho ese futbolista porque es muy completo, domina muchos registros. Pero es que Campaña está a ese nivel. Ha crecido en los últimos años y ha habido un cambio de filosofía desde la llegada de Paco López que le ha venido muy bien. Es un equipo mucho más alegre, que divierte. Por momentos el aficionado del Levante sufre, pero creo todos que hemos disfrutado más que sufrido en estos últimos años viendo a este Levante. Y una de las piezas claves, sin duda, es Campaña.

¿Cómo le vio en su debut?

Empezó bien. Participativo. Luego tuvo un periodo de no tener mucha posesión, varió de posiciones... Pero lo vi bien, con su estilo y su manera de entender el juego, con muchos jugadores de su perfil... Sí que es verdad que luego entró Adama Traoré y cambió el equipo. Ahí se le vio un poco menos de participación. Es una pena que España no se hubiera puesto por delante, porque con más espacios habría tenido más presencia y llegada, que es en lo que me gustaría que diese un paso más. Tiene margen de mejora y con mejores registros de último pase y gol, harían que subiese más su caché. Fíjate lo que ha conseguido con todos sus recursos y virtudes, llegar a la Selección. Si tuviera un poco más de gol, algún club grande no tendría ninguna duda de ir a por él.

¿Qué supondría una venta de Campaña para el Levante?

Lo dejaría en una situación de mucho fastidio. Sobre todo, una vez se ha cerrado el mercado, sin margen para firmar hasta enero. Pero los jugadores van pasando. Yo recuerdo que hice un argumento sobre Lerma, que parecía que el Levante se venía abajo con su venta, y recordé que con él se había descendido de categoría y no fue titular indiscutible en el ascenso. Ahora ha descendido con el Bournemouth. Por lo que no podemos llevar los objetivos de un equipo en la mochila de un jugador, con un nombre concreto. Pero sí que pienso que sería una penalización bestial hasta el mes de enero. No sé qué va a ocurrir, yo espero que no se vaya en este mercado y que siga mejorando sus registros. Pero sí es verdad que si él quiere mejorar y dar un salto, como podría ser el Atlético de Madrid, que es el equipo que ha salido, hay que ser sinceros y entender que es un paso adelante en su carrera profesional. Si lo quiere, creo que al final lo va a conseguir.

Cuéntenos cómo fue su fichaje.

Si no recuerdo mal, teníamos un acuerdo para que viniera libre. Pero es verdad que si ascendíamos había que pagar una cantidad y si manteníamos la categoría en Primera una cifra algo inferior. Era un regalo. En la situación en la que estaba el Levante, con un descenso a Segunda, poder tener un jugador de ese talento y que venía de un gran rendimiento en el Alcorcón, creo que las condiciones del traspaso fueron óptimas. Si miramos el valor que tiene ahora Campaña con el que tenía en aquel momento, la diferencia es abismal. Yo creo que al final, con la suma de todo, ahí está el balance: un jugador que firmamos por 500.000 euros y por el que ahora tenemos el miedo de que vengan con 30 millones y se pueda ir. Ojalá sea el mayor mal del Levante.

Ahora nos centramos en su etapa en Orriols. Con el paso del tiempo, ¿cómo valora su salida del Levante?

Yo voy a estar siempre agradecido a Quico Catalán. Ya se lo dije a él personalmente y lo sigo sintiendo. Cuando va pasando el tiempo, que ya estás más frío, pienso que se podrían haber realizado un poco mejor las cosas en los tiempos. Yo fui respetuoso. Porque a partir de enero también podría haberme puesto en el mercado y tuve la posibilidad de sentarme con algún club de Primera y esto no lo había dicho hasta el momento. Tuve la oportunidad de sentarme con un presidente, y además hablé con el que había sido mi agente durante toda mi carrera futbolística, que tenía una gran relación con ese club, y mis palabras fueron que no quería posicionarme en otro club porque quería respetar al Levante y al presidente. Para que fueran ellos los que me ofrecieran el continuar o no. Yo pensaba con sinceridad que se iba a hacer antes. Pero entendí que con la situación del equipo debíamos esperar todos. Pero yo en febrero o marzo sabía que no iba a continuar. Simplemente me habría gustado disponer de más margen. Pero estoy orgulloso de haber sido jugador y director deportivo, porque además creo que hicimos un trabajo estupendo. Se consiguieron los objetivos y cuando hago balance lo pongo como algo positivo.

A su salida del club dijo que todavía no entendía los motivos para no continuar.

A mí no se me dijo claramente: 'Tito, no vas a seguir por esto'. No. No tengo ninguna explicación. Terminaba contrato y se me comunicó tal cual, que no se me iba a ofrecer renovar. Creo que creamos una estructura que no existía. Se me dejó poner nombres, cargos y puestos, y el que lo gestionaba era yo. Esa forma de trabajar no existía. Estoy orgulloso de dejar mi granito de arena. Pero a esa pregunta yo no tengo respuesta.

¿Piensa que todo se torció un poco con la salida de Carmelo del Pozo?

No, qué va, en absoluto. Carmelo del Pozo y yo nos conocimos en este mundo del fútbol y hemos mantenido una relación desde hace muchísimos años, tanto personal como profesional. Su ausencia para mí a nivel profesional fue una baja muy importante, pero creo que no me perjudicó. Todo lo contrario, el tiempo que ha estado conmigo estuve encantando de haber compartido y de su aportación que me dio a mí como director deportivo y al Levante.

El sustituto fue Luis Helguera, con quien el 'feeling' fue distinto.

Creo que hubo un comportamiento muy profesional por nuestra parte. Yo dejé claras mis intenciones con el club en caso de continuar y lo que ocurrió después, si por esa situación se tomaron decisiones se tiene que preguntar al club, no a mí. Yo creo que actuamos como profesionales.

Tres nombres marcaron su última etapa en el Levante: Dwamena, Moses Simon y Vukcevic.

A ver, yo soy el responsable, y así lo dije desde el principio. Cuando se cerró el traspaso de esos tres jugadores, si no recuerdo mal, era por un total de unos 18.200.000 euros entres los tres. Yo consideraba que con esos jugadores completábamos la plantilla y teníamos dos jugadores por posición que nos hacían pensar que podíamos conseguir el objetivo. Es verdad que no llegaron a tener los minutos que deseábamos todos. Pero lo dije, y lo mantengo, que este año que lo veo todo más frío desde fuera, sigo pensando que los jugadores no son buenos o malos. Hay jugadores buenos, muy buenos y excelentes. Lo de jugador malo... Es una opinión, pero seguramente de no profesionales del fútbol. Yo siempre he dicho que son buenos jugadores y que, en un momento dado, incluso jugadores excelentes, no dan un rendimiento óptimo cuando llegan a un club concreto. Con el tiempo, después de esas críticas que recibí yo personalmente, hemos visto un cambio. Empezando por Vukcevic, que ya en mi último año se asentó en la titularidad y dio un equilibrio que parecía que faltaba. Con él pareció que se podía conseguir. El segundo fue más importante y esta temporada ha comenzado siendo un jugador de relevancia en el sistema de Paco López. Simon quería jugar y sentirse importante y no tuvo esa consideración en su primer año, pero vemos como el Levante consigue una plusvalía de una oferta que ya la tenía cerrada con el Nantes cuando va cedido. Yo, que he seguido la Liga francesa, he visto a un jugador determinante para el Nantes. Con gol, asistencias, trabajo, cambiando de posiciones, jugando arriba, de segundo delantero, como único punta, en la izquierda... El Levante se ha beneficiado sin haber explotado a ese jugador deportivamente. Luego está la situación de Dwamena. Además, viví de cerca lo que sucedió en Zaragoza porque compartía vestuario con mi hijo y estuvimos reunidos muchas veces. Fue muy peligroso lo que ocurrió y personalmente le aconsejaba que tenía que asegurarse de que no habría riesgos. Porque estaba su vida en juego. Lamentablemente no hemos podido ver en el Levante, ni en el Zaragoza, aunque comenzó con muy buena pinta, todo su nivel. Hoy está en una situación en la que ha vuelto a jugar, lleva dos goles en cuatro partidos en Dinamarca y me dice que está en perfectas condiciones, controlado y esperemos que no tengamos que lamentar nada. Haciendo el balance de estos tres fichajes, creo que es más positivo que negativo. Así es cómo lo veo yo.

Todos los directores deportivos tienen luces y sombras. También firmó a los José Campaña, Enis Bardhi o Aitor Fernández...

Estos son datos objetivos, que se pueden poner sobre un documento y creo que la balanza sale a favor en los tres años que he estado en el Levante. Al final yo estoy contento por lo que hicimos el primer año. Conseguimos cambiar un vestuario, que sinceramente no era el mejor en cuanto a ánimo y compañerismo. Queríamos buenos profesionales y buenos tipos. Creo que lo conseguimos. Eso para mí era un desafío y fue lo primero que hablé con Quico Catalán. Llamé a muchos jugadores con contrato que no querían volver al Levante y mucho están a día de hoy en el equipo. Roger, sin ir más lejos, no quería venir a jugar. Hicimos una estructura de crear un equipo con un entrenador muy concreto que pensábamos que era el mejor para intentar el desafío de ascender a Primera. Ahí llegaron jugadores como Róber Pier, Raúl Fernández, Oier, Postigo... Cuando veo al Levante, dentro de ser un profesional del fútbol, siento un gran sentimiento de pertenencia. Recuerdo que cuando llegué al club, viendo su pasado que había sido muy exitoso, con siete años en Primera con Manolo Salvador, creo logramos que implantamos una filosofía diferente. El fútbol que desarrolla Paco López como entrenador es más del estilo que yo siento el fútbol. Con más gusto para el espectador.

Por otro lado, ¿cómo está viviendo la situación actual?

No sé si llevarnos las manos a la cabeza por lo que estamos viendo en los medios. Creo que tenemos que estar preocupados. Yo bajo a Benidorm a ver a mis suegros y tienen miedo. De juntarse incluso con nosotros, que somos familia. Pero es que es verdad, ellos no saben con quién hemos estado nosotros. Al ser más jóvenes y no sentir ese riesgo con el que conviven las personas mayores, hay una incertidumbre bestial. Luego creo que tenemos un gobierno, siendo apolítico, que no está ayudando nada. Están creando confusión y tenemos una gran dificultad para entender lo que nos intentan transmitir.

¿De qué manera afecta al fútbol?

A nivel de fútbol no tengo ni idea de qué va a pasar. La idea que tiene el fútbol profesional, tanto LaLiga como la Federación española, es que comience la competición en Segunda B, Tercera, fútbol femenino, fútbol base... Pero ese control va a ser difícil. Creo que tenemos que estar preparados para la peor situación que se pueda dar. Es algo a lo que llaman imprevistos, y quizá no estemos preparados para este tipo de situaciones. Veremos a ver qué ocurre.

¿Cómo se ve el Levante actual desde fuera?

Creo que tiene una plantilla compensada. Quizá en alguna posición ha faltado alguna adquisición para que el equipo esté más dotado por si se dan situaciones imprevistas, que puede ocurrir. Pero yo veo una plantilla bastante competitiva, veo varias posiciones en las que se ha subido el nivel donde es difícil entrar. En el centro del campo están Radoja, Vukcevic y Malsa, pero eso va a ser muy bueno si lo sabe gestionar el propio jugador, el vestuario y el entrenador con su cuerpo técnico. Veo una plantilla compensada, pero seguramente, si le preguntas a Paco, alguna pieza le habría gustado tener por si acaso.

¿Quizá un delantero?

Imagino que van muy ajustados, y lo entiendo. El otro día me preguntaron por Dani Gómez, que es un chico que he seguido este año y mucho. Ya lo conocía del Castilla, pero este año he visto mucha Segunda y es un jugador que también habría sido partidario de traer a ese tipo de futbolistas. Es joven, necesita un tiempo de adaptación, es normal. Hay unos que se adaptan en seguida y otros que les cuesta más. Me da la sensación que ha entrado un poco de puntillas, pero creo que es un muy buen delantero. Lo que le hace falta es ir dando pasos, subir escalones. Pero pienso que puede ser un buen recambio para Roger. Este jugador en concreto creo que ha sido una buena adquisición. También creo que habría que recuperar a Sergio León. Si está con ganas de competir y de ayudar, que entiendo que sí, estamos hablando de tres delanteros más que capacitados para hacer goles. Sobre todo con el sistema y la idea de fútbol de Paco. Luego está Morales, que puede jugar arriba o en banda, que ha empezado como un avión y ojalá tenga esa continuidad a lo largo de la temporada. Con los goles de Roger y Morales, y con la garantía de Aitor atrás, seguramente se viva una temporada tranquila.

Cambiando de tercio. ¿Cómo le va a su hijo en el Valencia? (Álex Blanco)

Mira, en enero de 2019 se fue cedido al Alavés seis meses en Primera y el pasado curso estuvo en Zaragoza. Él tenía que volver al Valencia, salvo si hubieran ascendido, que tenía una opción de compra el Zaragoza que yo creo que habría ejecutado. Pero como no se dio este caso, volvió y empezó la pretemporada. Es cierto que el míster no lo conocía, nos dijo que había estado mucho tiempo en Inglaterra y no tenía controlada la Segunda. Lo quería ver. Álex termina la temporada el 16 de agosto en la eliminatoria con el Elche y, entre PCR e historias, se incorpora una semana después. Jugó algún amistoso, pero poco. Había dos opciones: salir a un Segunda que había llamado al club y a la agencia de Álex o quedarse. Decidimos que lo mejor era que Álex aguantase, que lo viera Javi Gracia y si tenía oportunidad de tener minutos que los aprovechara. Después de cerrarse el mercado pensamos lo mismo. Ha jugado los dos últimos partidos: en San Sebastián fue titular y frente al Betis fue el primer cambio. No voy a valorar la situación, porque no estoy dentro, pero desde fuera da la sensación que el Valencia está pasando dificultades y el equipo se ha debilitado. Estamos viendo un Valencia que no controla los partidos, no tiene posesión, no tiene control del balón y les está tocando correr mucho detrás del balón. Estoy viendo a mi hijo creciendo en la faceta defensiva, que no tenía tan integrada, pero sí que es verdad que en estos últimos años como cecido, con técnicos diferentes, ha mejorado en esa faceta. Creo que es un jugador mucho más completo y ahora me gustaría verle en la parcela donde siempre ha destacado: en el uno contra uno y atacando los espacios. Además, es un jugador con cierto gol. Pero acaba de empezar, tiene 21 años y está viviendo una experiencia enriquecedora que debe saber aprovechar. Sabe lo que tiene que hacer, lo que se tiene que exigir y sabe que tiene que hacerlo muy bien para tener minutos. Pero es una posibilidad que se le ha abierto y él va a intentar aprovechar.

¿Cómo valora la situación de Javi Gracia?

Mira, yo por lo que leo y escucho, porque estando fuera no puedes decir: 'esto es así'. Primero, creo que Javi Gracia es un buen profesional y un buen tipo. Te lo digo porque conozco una persona muy cercana a él que somos muy amigos y me ha hablado maravillas de ese chico como persona. Como entrenador se le ve metódico, se le ve que tácticamente debe ser un entrenador muy perfeccionista, que debe estar muy encima en el día a día del jugador. Ese es un tipo de entrenador que a los jugadores les gusta mucho. Te lo digo por mi experiencia como jugador y como director deportivo. Que te ayude en esos aspectos es muy positivo. Pero leyendo el comunicado tengo la sensación que él ha solicitado, sabiendo que iban a haber salidas, mejorar parte de su plantilla, que en algunos de sus puestos es muy mejorable. Si eso que ha comentado él no se ha cumplido, creo que está en su pleno derecho de publicar lo que ha pasado. Porque a veces somos muy dados de guardarnos ciertas cosas, pero cuando uno va con la verdad por delante también está en su derecho. Si él ha aceptado un Valencia muy condicionado, también habrá solicitado mejorar parte de la plantilla. Si no le han traído ni un sólo refuerzo, especialmente cuando se ha ido gente importante, entiendo que contento no debe estar. Pero me ha gustado su final de comunicado, agradeciendo a los jugadores y sin querer que se sientan aludidos. Creo que lo ha dejado claro y transmite ilusión por volver a hacer lo que les gusta a los entrenadores: que al final es entrenar y estar en el día a día. Porque cuando no estás, y te lo digo yo, lo echas mucho de menos.

¿Volveremos a ver pronto a Tito en el mundo del fútbol?

Hubo un momento en mi vida, creo que estábamos en 2010 o 2011 que sí que tenía ganas de entrenar. Incluso tuve una propuesta de un club, pero decidí que quería ser director deportivo. Me posicioné y yo soy director deportivo. Sí que estoy ilusionado, puede que se de algo próximamente. Llevo un tiempo trabajando en ello, estoy en la sombra, pero no he parado. Estoy actualizado con mi equipo de trabajo, con el que sigo disfrutando del fútbol desde otro prisma porque no trabajamos para un club, pero muy preparados para esa oportunidad que pueda venir. Estoy ilusionado porque creo que podemos tener próximamente algo.

¿Ve factible un regreso al Levante en el futuro?

No me lo he planteado, sinceramente. Pero sí que es verdad que yo cuando salí de ahí, como te he dicho, agradecido con las personas que hicieron posible que yo estuviera en el Levante y por qué no. He salido en unas condiciones donde me siento uno más. Me siento un granota más y si, se dieran las circunstancias, claro que me plantería como profesional. Además con el añadido que es uno de mis clubes.