ATLÉTICO DE MADRID

El Atleti no se olvida de Rodrigo

El club sigue pendiente del delantero del Valencia, que está en plena revolución de la plantilla y atenderá ofertas. Los rojiblancos intentarían meter futbolistas propios en la operación.

Rodrigo Moreno, en un entrenamiento del Valencia.
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

El Atlético asume que este verano no habrá muchos movimientos en la plantilla ("tres o cuatro como máximo", dice Gil Marín), primero por las estrecheces económicas y segundo porque se entiende que la gran renovación se dio el verano pasado. Pero aun así se sondea el mercado, en busca de oportunidades para apuntalar el equipo, sabiendo que el margen es apurado. Y en la dirección deportiva hay un nombre que no ha desaparecido de la agenda: Rodrigo Moreno.

El delantero del Valencia, de 29 años, estuvo a punto de fichar el pasado verano por el Atleti, que sigue mirando atacantes. Y el club che, en plena revolución, estaría abierto a vender a su jugador, que una temporada después ha perdido valor. La crisis ha devaluado el mercado en general, pero además la mala temporada del equipo y la del futbolista han provocado que haya caído la cotización del internacional.

Pero tampoco resultaría una operación sencilla. Ante la crisis económica, LaLiga sólo permitirá invertir en fichajes el 25% de lo que se obtenga con ventas o en ahorro por salidas de jugadores o fin de contrato. Así que la vía que busca el club rojiblanco es la del trueque, o al menos tratar de rebajar lo máximo posible el precio intercambiando futbolistas. Y ahí el Atlético tiene varios nombres para colocar sobre la mesa de negociación.

Intercambio de piezas: Arias, Herrera, Vitolo...

Por ejemplo, el Valencia está buscando un lateral derecho y los colchoneros pueden ofrecer a Arias o a Vrsaljko, ambos internacionales. El croata apenas ha podido participar por sus problemas en la rodilla, pero ha cumplido cuando ha tenido oportunidades, y el colombiano ha ido de menos a más. Y en ataque hay otros futbolistas que podrían agradar en Mestalla, bien en propiedad o en forma de cesión, como Herrera, Vitolo o Lemar.

Rodrigo es un futbolista del gusto de Simeone porque además de en la delantera puede actuar en la segunda línea, incluso caído a la banda. No es un nueve puro ni un goleador de grandes cifras, pero sí sería un buen complemento para el ataque, con regate, movilidad y buena visión para dar asistencias. Si no lleva un año en el Wanda Metropolitano es porque a última hora se aguó una operación a tres bandas que debía llevar a Correa al Milán. Ahora el contexto ha cambiado, pero el Atlético no se olvida de Rodrigo.