CORONAVIRUS

Lovren se saltó el protocolo COVID y celebró la Premier con miles de aficionados

El croata admite que abandonó la celebración del equipo condujo hasta Anfield a medianoche para unirse a los fans. "No se si alguien lo sabía", dice.

Lovren se saltó el protocolo COVID y celebró la Premier con miles de aficionados

"Después del partido, muchos aficionados fueron al estadio, era una gran fiesta. Nos dijeron: 'Chicos, no vayáis al estadio porque tendréis problemas, no podemos manteneros a salvo allí'. Me dije a mí mismo: 'no quiero irme a la cama, es demasiado pronto, es medianoche.  Cogeré el coche e iré a Anfield, sólo para experimentar todo lo que allí pasaba'. Conduje hasta allí, tengo un video, me puse la mascarilla y fui para allá. Dios mío, decenas de miles de personas celebrando y yo sólo quería sentir esa emoción porque no habíamos celebrado bien en el estadio, estaba vacío. Necesitaba hacerlo y estaba feliz de haberlo hecho, fue una buena experiencia". Estas palabras corresponden a Dejan Lovren, defensa del Liverpool, ya fichado por el Zenit, que ha explicado a Sport 24 cómo le pudo la emoción por celebrar la trigésima liga inglesa del conjunto red, aunque ello significase saltarse el protocolo COVID.

Los jugadores tuvieron una fiesta privada en el Formby Hall Golf Resort and Spa, pero la celebración allí vivida con sus compañeros no fue suficiente para el croata de 31 años. "Quizás tres personas porque bajé la mascarilla para ver mi teléfono. En ese segundo me vieron como cuatro personas, pero estuvo muy bien", reconoció al ser preguntado si alguien le reconoció. "No sé si alguien sabía que lo hice", afirmó.

Ahora, los caminos de Lovren y el Liverpool se han separado. Como decíamos, el jugador ha firmado por el Zenit de San Petersburgo tras seis años en Merseyside, mientras que Klopp y sus hombres han vuelto a los entrenamientos. Una vuelta marcada por un positivo detectado entre los miembros del organigrama red, ya que no se ha especificado de quién se trata. A pesar del positivo, el equipo continuará entrenando de cara a la Community Shield que se juega en diez días. La estadía de esta atípica pretemporada está teniendo lugar en Saalfende, Salzburgo.