GIRONA - ALMERÍA

Stuani y Darwin Núñez abren esta tarde fuego en Montilivi

Los delanteros de Girona y Almería se retan en el estreno del playoff. José Gomes, que debuta en el banquillo almeriense, más tranquilo tras el caso inconcluyente de ayer.

Stuani y Darwin Núñez abren esta tarde fuego en Montilivi
Girona FC

Girona y Almería encienden el fuego de un playoff que parecía maldito. Tras tres semanas de incertidumbre, líos y comunicados se ve la luz. Al final del túnel les espera la Primera División, categoría que los gerundenses esperan recuperar solo un año después y que el Almería no huele desde su descenso la 2014-15. Sólo uno recorrerá el camino hasta la final y en el duelo de hoy en Montilivi toca dar el primer paso. Empieza el playoff, donde los sueños y las pesadillas se mezclan.

Tanto Girona como Almería fían su éxito esta temporada a volver a Primera. No hacerlo sería, sin duda, un fracaso. Y precisamente para subir, Francisco llegó al equipo gerundense. El técnico espera no haber dejado escapar la tecla del éxito durante este último 'parón' porque solo perdió un partido, el de la última jornada ante el Alcorcón, de los seis que dirigió y su energía y estilo competitivo es una de las mejores bazas rojiblancas. Ha hecho ver a su grupo que, con una defensa sólida, tiene argumentos para soñar. Y más cuando en punta tienes a jugadores como Borja García, Samu Saiz y Stuani. Ellos llevan el peso arriba y es el principal quebradero de cabeza para el Almería. Si están acertados son demoledores. Además, Francisco no tendrá que hacer inventos en el lateral derecho. Maffeo y Calavera están recuperados y se disputan la titularidad.

Pero el conjunto andaluz llega sin miedo a Montilivi para este duelo de ida. Y es que también tiene a su matador: Darwin Núñez. Es el faro de un José Gomes que debuta. El luso es el quinto técnico almeriense este curso y su estreno en este partido se espera que sea prometedor porque no ha dado ni una sola pista sobre su táctica. Ayer acabó la jornada en vilo porque se aisló a un miembro de su plantilla por "resultado inconcluyente" en el test. La persona estaba aislada, ha vuelto a dar negativo y no viajará por precaución. El resto de la plantilla tampoco padece el virus, por lo que el partido se podrá disputar con total normalidad.