REAL MADRID

Florentino visita a la plantilla

El presidente acudió a las instalaciones de la Ciudad Real Madrid de Valdebebas para saludar a Zidane y a los jugadores a seis días para el decisivo encuentro ante el City.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el entrenador, Zinedine Zidane.

Florentino Pérez repite la conjura con la plantilla que llevó al Madrid a la remontada y la conquista del título de Liga. A seis días para el decisivo duelo de Champions contra el Manchester City, el presidente visitó este sábado en Valdebebas al primer equipo para darles ánimos y desearles suerte en el inminente desafío de la vuelta de octavos en el Etihad que afrontarán este próximo viernes 7 (21:00, Movistar Liga de Campeones).

Presidente y futbolistas estuvieron codo con codo. Puño con puño, literalmente, pues ese fue el gesto que el presidente eligió para el saludo a sus jugadores. Ataviado en todo momento con la preceptiva mascarilla, Florentino saludó uno a uno a todos los componentes de la plantilla según iban saltando al Campo 3 de la Ciudad Real Madrid, donde llevaron a cabo la sesión sabatina, en la que aprovecharon para estrenar las dos nuevas primeras equipaciones, en blanco clásico la primera y de rosa la segunda. Precisamente esta última será la vestimenta que luzca el Madrid el viernes contra el Manchester City.

El primero al que saludó al presidente fue Zinedine Zidane. Provisto con la mascarilla que el protocolo anti-COVID exige a los técnicos, el entrenador intercambio con el mandatario una palmadita en la espalda. No fue el único integrante de la plantilla que amplió el saludo. Ramos, que fue a darle la mano, se fundió en un breve pero efusivo abrazo con Florentino. Benzema, Vinicius y Modric, entre otros, fueron otros de los jugadores con los que el presidente estuvo especialmente afectuoso.

La de ayer fue la segunda visita del máximo dirigente blanco a los jugadores de Zidane desde que estos volvieran al trabajo después del confinamiento. La anterior se produjo el pasado 21 de mayo (cuando también saludó al equipo de baloncesto, que se encontraba preparándose para la fase final de la Liga Endesa), con una estampa bien diferente. En aquel momento el equipo trabajaba en grupos estancos siguiendo las normas de la vuelta al trabajo durante la desescalada y Florentino se mantuvo a distancia de los futbolistas.

La conjura presidente-plantilla dio sus frutos en Liga. El Madrid tenía que remontar dos puntos de desventaja frente al Barça. Los de Zidane acabaron sacándoles 7 puntos a los azulgranas en las últimas 11 jornadas del campeonato y las vitrinas blancas recibieron su Liga 34, la quinta bajo la presidencia de Florentino Pérez, en cuyas dos etapas al frente del club el primer equipo de fútbol ha logrado 26 títulos en total, de momento.

La próxima meta es desnivelar el cuádruple empate de Champions, Mundiales de Clubes, Ligas y Supercopas de España (cinco títulos de cada competición) durante los dos mandatos del presidente y llevar al museo del club la Decimocuarta Copa de Europa. De la conjura de mayo emanó la remontada en la Liga. Ahora toca la de la Champions League. Lisboa espera de nuevo, como en 2014, pero antes hay que superar la escala de Mánchester.