EXTREMADURA

Extremadura: antes de entrar, dejen salir

El club extremeño necesita colocar a varios de sus jugadores antes de poder comenzar a confeccionar su próximo proyecto.

Extremadura: antes de entrar, dejen salir
J.M.ROMERO DIARIO AS

El Extremadura planifica, de puertas hacia dentro, su futuro más cercano. Hasta el jueves de la próxima semana no está prevista una rueda de prensa del presidente de la entidad, Manolo Franganillo, lo que no esconde el trabajo que el club está llevando a cabo a la hora, en primer lugar, de colocar a sus jugadores con un mejor escaparate en el fútbol profesional. Y es que el club extremeño necesita hacer caja y mejorar sus arcas, antes de dar el paso definitivo en la contratación de jugadores que puedan garantizar una armadura potente que permita a los extremeños luchar por volver lo antes posible a la categoría perdida.

En ese primer capítulo de salidas los mejores situados siguen siendo Lomotey, con el que parece que ya hay un acuerdo con el Fehervar de la Primera División húngara, y Gio Zarfino. El uruguayo está en el punto de mira de varios equipos, tanto de la Primera como de la Segunda división española, aunque no serían las únicas ligas interesadas. Otros equipos del fútbol europeo también habrían preguntado por la situación del centrocampista, que mantiene aún un año más de contrato con los extremeños. De todas maneras, las ganas del jugador por seguir jugando en nuestro país le harían decantarse finalmente por una oferta española.

Y en cuanto a las probables llegadas ya hay varios nombres sobre la mesa de la dirección deportiva de los de Almendralejo. Por el momento todos apuntan a la delantera, la línea del equipo que más carencias ha dejado este último curso. Son los casos de Rubén Mesa, jugador del Rayo Majadahonda y con 12 dianas esta temporada, Francis Ferrón, delantero del San Fernando con 13 goles.

Lolo Gonzalez, en Almendralejo

El otro posible candidato azulgrana es Lolo Gonzalez, al que se ha visto estos días por la ciudad. Aprovechando las vacaciones, el ex del Oviedo, club con el que terminado contrato, está visitando a su familia política y a su amigo Kike Márquez. El Extremadura ya intentó hacerse con sus servicios la pasada temporada, una vez concluida la cesión, pero el montante económico no lo hizo posible en ese momento.