INTERNACIONAL

Achraf y Ziyech: los marroquíes que agitan el mercado de fichajes

Los 40 millones pagados por cada uno les convierten en los marroquíes más caros de la historia y en agitadores de un mercado de fichajes a la baja.

Achraf Hakimi y Hakim Ziyech.

En un mercado donde la inflación se ha visto frenada por causas mayores y por encima del deporte, dos de los mayores traspasos que se han concretado para próxima temporada (sólo les supera 'el intercambio Pjanic-Arthur' y la llegada de Werner al Chelsea) comparten nacionalidad. Achraf Hakimi (21 años) y Hakim Ziyech (27) se han convertido en los marroquíes más caros de la historia del país africano. Los 40 millones desembolsados por Inter de Milan y Chelsea en las arcas del Real Madrid y el Ajax, respectivamente, superan ampliamente los 28 que el Bayern de Munich pagó a la Roma por Medhi Benatia en la 2014-15 o los 20 con los que el Sevilla hizo a En-Nesyri cambiar Butarque por el Sánchez Pizjuán.

El lateral hispano-marroquí ha protagonizado una más que exitosa cesión de dos años por parte del Madrid en las filas del Borussia, etapa en la que el joven ha madura su juego hasta convertirse en uno de los laterales más veloces y peligrosos del planeta fútbol. Hakimi, que llegó al Signal Iduna Park como un prometedor lateral derecho, ha ampliado su rango de acción a lo largo del terreno de juego. En la presente temporada, sin ir más lejos, ha jugado más partidos como interior derecho (29) que como lateral (7), además de demostrar solvencia en el otro flanco (seis partidos como interior izquierdo y tres como lateral), todo ello rozando el 'doble-doble': 9 goles y 10 asistencias.

Sus buenas actuaciones le colocaban en las quinielas para volver finalmente al Santiago Bernabéu como sucesor de Carvajal. Sin embargo, la solidez de este último está más que probada y, ante el temor de estancar su progresión, Achraf decidió desligarse de la que por tantos años había sido su casa, aunque no del todo: el Madrid se guarda una opción de tanteo para poder decidir sobre el futuro de su canterano.

Y es ese deseo por jugar y progresar el que llevó al joven nacido en Madrid a ser fiel a sus raíces familiares y defender la elástica marroquí a nivel internacional. Decisión que, por el momento, está más que justificada con sus 28 internacionalidades, entre las que se incluyen la participación en el pasado Mundial de 2018.

A la Premier como estrella y 'pesadilla'

Un Mundial en el que coincidió con nuestro otro protagonista, Hakim Ziyech. El extremo, quien también posee doble nacionalidad al haber nacido en Holanda, se instaló definitivamente bajo el continuo foco mediático la pasada temporada, gracias a sus fenomenales actuaciones con el Ajax de Amsterdam en la máxima competición europea. Con el cuadro ajacied consiguió alcanzar las semifinales de Champions, eliminando, entre otros, al Real Madrid en una noche aciaga para el madridismo y el Bernabéu.

La regularidad mostrada desde entonces le colocó rápidamente en la lanzadera del Ajax, equipo habituado a las grandes ventas. De esta manera, llegaron los cantos de sirena de la Premier League, cantos escuchados por club y jugador y que acabarían con Ziyech en Stamford Bridge a cambio de los mencionados 40 millones. Ahora será el Chelsea quien disfrute de su zurda milimétrica y Ten Hag ya avisa a Frank Lampard del tipo de jugador que se encontrará: "A veces puede convertirse en una pesadilla para entrenador, pero hay que darle espacio. (...) Puede ser terco, pero eso es lo que le hace brillante. Ve cosas que los demás no ven". Los 8 goles y 21 asistencias que el desequilibrante jugador ha acumulado en los 35 partidos disputados antes del parón por el COVID-19 refrendan la brillantez a la que hace referencia su ya exentrenador. Definitivamente, Marruecos está de enhorabuena.