REAL VALLADOLID

Ben Arfa sigue sin brillar a la espera de otra oportunidad

El francotunecino se encuentra entre los que menos juegan tras el confinamiento e, incluso, los canteranos Kike y Miguel han participado más que él.

Ben Arfa sigue sin brillar a la espera de otra oportunidad
Photogenic/Miguel Ángel Santos

Cuatro partidos ha disputado el Real Valladolid desde que la competición se reanudó y Ben Arfa sigue siendo una comparsa. Más bien se diría que es de los últimos, incluso, en el sistema de rotaciones. Ante el Getafe, los canteranos Miguel y Kike entraron, incluso, antes que él, mientras que ante el Atlético de Madrid en el Metropolitano no sumó ni un minuto cuando saltaron al campo la mayoría de los jugadores que no suelen jugar.

Lo cierto es que pese a la ilusión de ver al francotunecino tras el confinamiento, en un mejor estado de forma tras ejercitarse en la Residencia de Jovénes Jugadores, esta se vino enseguida abajo en el duelo ante el Celta de Vigo. Ese día, Sergio González le puso en el campo pasado el minuto 70 y la actitud del jugador no fue nada edificante. Pareció enfadado por salir tan tarde y nunca estuvo en su posición, al lado del punta, junto a Unal. Bajó demasiado, siempre mal colocado y sus pocas intervenciones acabaron en los pies de los jugadores celtiñas. Se mostró falto de ritmo y de preparación. Ni siquiera fue solidario con el esfuerzo de sus compañeros, centrados en achicar agua ante el insistente ataque celeste. Esa actitud molestó sobre manera en el vestuario. De ahí la suplencia, sin un minuto, ante el Atlético, aunque el técnico explicó en sala de Prensa, preguntado por Ben Arfa, que "tenemos que encontrar el mejor medio para que su producción crezca" y sentenciar: "Tiene que esperar su oportunidad".

Pese a que en los entrenamientos el francotunecino trabaja como uno más y se le ve más integrado, su actitud en ciertos momentos le delata. En contraposición a la imagen de tensión que ofrecen sus compañeros, Ben Arfa parece entre relajado y resignado, y en la celebración del penalti de Enes Unal, las imágenes de televisión revelan como todos los suplentes, en la grada, celebran el tanto y él ni se mueve. También saltó a calentar, pero llamó la atención su poca intensidad y, finalmente, no entró. En el club afirman que Hatem Ben Arfa ha firmado su contrato de prolongación hasta el final de la competición e, incluso, que el técnico contará con él, incluso puede tener opciones en Sevilla. A los 13 minutos que jugó el día de su debut ante el Villarreal, se unen los 13 ante el Athletic, justo antes del parón, y los 16 ante el Celta. Demasiado pocos para un futbolista que despertó una gran ilusión, pero que no ha logrado la confianza del técnico, que desde el primer momento le ha tratado como a uno más de la plantilla. Ni mejor, ni peor.

Desde que volvió la competición, sólo los dos porteros del Promesas, que no han participado, como Alende y Porro, han jugado menos que el francotunecino. El mediocentro del Promesas, Kike jugó en el Metropolitano y ante el Getafe, como Miguel, más tiempo que los 16 minutos de Ben Arfa ante el Celta. De esta manera, faltan siete jornadas para que el atacante demuestre que todavía tiene fútbol para dar y para que los clubes que desean incorporarlo para la temporada que viene mantengan sus ofertas. La primera oportunidad puede tenerla en el Pizjuán.