VALLADOLID

Ben Arfa se traslada del hotel a la Residencia de Jóvenes Jugadores

El francotunecino, afectado por la orden de cierre de todos los hoteles a causa del coronavirus, vivirá ahora en estas instalaciones del club, compartiéndolas con dos ghaneses de la cantera pucelana.

Ben Arfa se traslada del hotel a la Residencia de Jóvenes Jugadores

El francotunecino, Hatem Ben Arfa, no podrá decir que su aventura en Valladolid fue monótona. Tras haber jugado 26 minutos entre dos partidos en mes y medio, la orden de confinamiento por el Covid19 le ha pillado en la capital vallisoletana, viviendo en un céntrico hotel, ya que no quiso alquilar un piso. El problema ha llegado por el mandado del gobierno central de que los hoteles deben cerrar sus puertas antes del 26 de marzo.

De esta manera, el club blanquivioleta ha encontrado una solución que ha dejado satisfecho al francotunecino. Vivirá en la residencia de jugadores del Real Valladolid en la que ahora mismo sólo conviven dos jugadores de la cantera pucelana de nacionalidad ghanesa, que no pudieron volver a su país. Se trata de Amoah, futbolista del juvenil, y Asamoah, que juega cedido por el club blanquivioleta en el Atlético Tordesillas, de tercera división. Para estos tres deportistas, hay un retén de empleados pucelanos que se encargan de la limpieza de las instalaciones, de hacer la comida, etc…

La Residencia de Jóvenes Jugadores del Real Valladolid se encuentra en el vallisoletano barrio de Parquesol, a 10 minutos del estadio, y en ella, Ben Arfa disfrutará en sus 2.700 metros cuadrados, divididos en cuatro plantas, con una sala de televisión, sala de conferencias, biblioteca, piscina, jardines, un gran comedor y 23 habitaciones, dobles o cuadruples, con grandes terrazas

Por ella, desde su inauguración el 22 de junio de 1999, han pasado algunos de los jugadores blanquivioletas que debutaron en Primera, incluso, algunos fueron internacionales. Así por la residencia pasaron Óscar González, Jonathan, Álvaro Antón, Villar, Rafa, Kike, Jesús Rueda, Carlos Lázaro, Lolo, José Arnaiz, Toni, Anuar y Salisu, que ahora ya vive en piso propio desde que juega en el primer equipo.

Estas instalaciones son especiales en el club. Allí se encuentran muchos de los trofeos que han ganado las categorías inferiores del Real Valladolid y las camisetas de todos los jugadores que han pasado temporadas allí y han llegado a debutar en Primera como las de Anuar, Toni y Salisu, los últimos moradores de esta Residencia que debutaron en Primera.