MEMORIAS DE SUDÁFRICA | EL PERSONAJE

El mejor árbitro africano la lía 'parda' en el EE UU-Eslovenia

Koman Coulibaly anuló un gol a los estadounidenses ante Eslovenia por falta inexistente. La FIFA le metió en la nevera y no volvió a arbitrar en Sudáfrica.

Koman Coulibaly.

Koman Coulibaly llegó al Mundial de Sudáfrica 2010 como el mejor árbitro de la Confederación Africana de Fútbol (CAF) después de que en enero de ese mismo año dirigiera la final de la Copa de África, la máxima competición a nivel continental de la CAF, entre Ghana y Egipto. Sin embargo, la FIFA no tardó en mandarlo a la nevera después de que la liara en el partido que enfrentó a Estados Unidos con Eslovenia, en el que los americanos culparon al colegiado malí, que entonces tenía 39 años, de privarles del triunfo por anular un gol si razón en el minuto 88.

Pocas veces la FIFA suele llamar la atención públicamente a un árbitro, pero en este caso, la máxima organización del fútbol convocó a Coulibaly a una vista para que explicase la razón por la que anuló un gol a Estados Unidos, que en las repeticiones parecía completamente legal pero en el que el colegiado señaló falta de un atacante.

Landon Donovan, capitán de la selección estadounidense, aseguró tras el partido que le preguntó a Koulibaly qué había pitado y que éste no supo responderle. Por su parte, el seleccionador Bob Bradley pensó que el malí estaba compensado un error que hubiera favorecido a Eslovenia en la jugada anterior. Sea como fuere, la FIFA no permitió a Colulibaly volver a arbitrar en Sudáfrica y tras designarle como cuarto árbitro del Italia-Australia de octavos de final, le mandó a ver lo que quedaba de Mundial a su casa.