MEMORIAS DE SUDÁFRICA | EL PERSONAJE

Higuaín manda saludos a Florentino tras su hat-trick

El argentino, cuestionado por su rendimiento en el Real Madrid, se reivindicó en el Mundial tras un excelente partido ante Corea del Sur.

Gonzalo Higuaín celebra un gol ante Corea del Sur.

Después de un año loco en el Real Madrid, que terminó segundo en LaLiga después de haber realizado la mejor temporada de su historia hasta el momento (96 puntos), Higuaín, llegó al Mundial de Sudáfrica con la necesidad de demostrarle a todos sus críticos, que apelaban por la titularidad de Benzema en el equipo blanco y de Agüero en Argentina, que estaba capacitado para ser el delantero de aquellos dos equipos que aspiraban a reinar en el fútbol.

Higuaín, que aquella campaña terminó, con 27 tantos, como máximo goleador del equipo blanco en Liga, por encima incluso de Cristiano, terminaría perdiendo el pulso en el Madrid, del que terminó saliendo con destino a Nápoles, no así en la selección albiceleste. El argentino hizo cuatro goles en la Copa del Mundo, incluido un hat-trick ante Corea del Sur, que le convirtieron, coincidiendo la gran mayoría de crónicas, en el mejor jugador de su equipo en Sudáfrica, por delante incluso de Messi, que fue de más a menos en el torneo. Al terminar el partido ante los surcoreanos, AS le preguntó si quería mandar un mensaje a su presidente madridista Florentino Pérez, reconocido bezemista. "Sólo le mando saludos", respondió el Pipita entre carcajadas.

Lamentablemente para Higuaín, todo lo que hizo en Sudáfrica quedó relegado a un segundo plano tras su actuación en la final del Mundial de Brasil, cuatro años después, por la que muchos argentinos le culparon de la derrota.