MEMORIAS DE SUDÁFRICA | EL PERSONAJE

'Calamity' James debuta en el Mundial con 39 años

Tras la cantada de Green ante Estados Unidos, Capello le dio la titularidad al veterano y criticadísimo James en el encuentro ante Argelia.

David James, portero de Inglaterra.

La portería de Inglaterra estuvo huérfana de un guardameta de grantías desde que David Seaman se viera obligado a renunciar a la selección tras tragarse un gol de centro-chut de Ronaldinho en el Mundial de Corea y Japón 2002. Desde entonces, Carson y Robinson, y ocasionalmente David James, intentaron salvaguardar la meta inglesa sin mucho éxito, llevando incluso a los three lions a quedarse fuera de la Eurocopa 2008.

Capello le dio la alternativa a Robert Green en el primer encuentro de Inglaterra ante EE UU (1-1), pero tras un groserro error del arquero del West Ham, que le costó el empate a la selección inglesa, el técnico italiano cambió de idea y decidió jugarse lo que quedaba de Mundial con el veterano James, del Portsmouth, que ya había acudido a las dos Copas del Mundo anteriores como guardameta suplente y al que en el Reino Unido habían apodado Calamity por su tendencia a los fallos garrafales.

La falta de porteros de nivel en Inglaterra habían mantenido a James en las listas de la selección durante años a pesar de su fama de 'tragón' y su veteranía. Tras jugar ante Argelia (0-0) en el segundo encuentro de la fase de grupos, se convirtió en el jugador más veterano en debutar en un Mundial hasta ese momento, con 39 años y 321 días. En Rusia 2018 le superaría el portero egipcio Essam El Hadary, que disputó su primer partido mundialístico con 45 años.