ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético espera el sí de Adán

El portero tiene una oferta de renovación encima de la mesa. Si la acepta, el capítulo de la portería en el equipo rojiblanco estará cerrado.

Adán, en una sesión del Atlético esta semana. El club espera respuesta a su propuesta de renovación.
HANDOUT AFP

El Atlético espera el sí de Adán. El cancerbero del equipo rojiblanco acaba contrato este 30 de junio y el club madrileño le ha hecho una oferta de renovación que Adán tiene encima de la mesa. En el Atlético están contentos con el rendimiento de Adán, quien tampoco ha tenido muchos minutos en el conjunto madrileño. Pero la dirección deportiva rojiblanca quiere que siga en la entidad madrileña y ahora depende del portero decidir su futuro. Andrea Berta considera que la mejor opción es que Adán continúe otro ejercicio más en el Atlético antes que acudir al mercado de fichajes. Con 33 años, Adán sabe que su rol en el equipo está claro: Oblak es uno de los mejores porteros del mundo y tiene que estar preparado para cuando Simeone le dé alguna oportunidad. Si Adán da el sí, el capítulo de la portería está cerrado.

Adán ha jugado siete partidos en las dos temporadas que lleva en el Atlético. En este ejercicio ha jugado dos encuentros. Lo hizo en San Sebastián, en el partido liguero, cuando salió a sustituir a Oblak, lesionado. Jugó 24 minutos. Y disputó la ronda copera ante la Cultural Leonesa, en la que el Atlético fue eliminado. Entre los dos partidos, 144 minutos de competición y dos goles encajados.

Gran veteranía y experiencia

En la pasada campaña jugó la Copa del Rey. Las eliminatorias ante el Sant Andreu y Girona. Y el último encuentro liguero, frente al Levante. En total, cinco partidos y seis goles encajados: el Girona le hizo cuatro, uno fuera y tres en el Wanda Metropolitano, y dos el Levante. Varios son los nombres que se han vinculado al Atlético en las últimas semanas, pero el principal objetivo rojiblanco es la renovación de Adán. El cuerpo técnico sabe que es un portero veterano, curtido, ya conoce el club y no le podrá la presión en el caso de que tenga que jugar. La portería, no obstante, no es lo que más preocupe a la dirección deportiva de Berta. Hay otros temas muchos más importantes y más complicados de cara al inmediato futuro del equipo.