REAL MADRID

Zidane tiene un plan y una duda

Quiere construir dos equipos de garantía para afrontar los once partidos que se vienen en un mes, como hizo en la histórica Liga del doblete.

Once partidos concentrados en un mes, altas temperaturas, inicio tras la inactividad, alto riesgo de lesiones… Zidane tiene un plan para combatir todos esos inconvenientes de la vuelta a la competición. En realidad tiene un plan y una duda. ¿El plan? Retomar su vieja idea de la Unidad B, un segundo equipo que se acostumbre a jugar y que coja los mecanismos tácticos que él quiere del mismo modo que el teórico once titular que todos podríamos recitar casi de memoria. ¿Y la duda? Si dejar realmente un Equipo A y uno B para que compitan o si hacerlos equilibrados.

La clave para Zidane está en el repartió de esfuerzos. Este periódico ya informó de que el técnico había dicho a su plantilla que contaba con todos cuando se volvió al trabajo. No piede ser de otra manera. Sabe Zidane que si sobrecarga de esfuerzo a sus jugadores, una inoportuna lesión dejaría a ese elemento fuera de una gran parte de lo que queda de temporada (por lo comprimido del calendario). Es una especie de ruleta rusa con la que hay que lidiar. El Madrid jugará 11 partidos en 36 días, desde el 14 de junio al 19 de julio. Prácticamente, uno cada tres días…

LOS ONCE PARTIDOS POR JUGAR

  • Real Madrid-Eibar: domingo 14 de junio a las 19:30h.
  • Real Madrid-Valencia: jueves 18 de junio a las 22:00h.
  • Real Sociedad-Real Madrid
  • Real Madrid-Mallorca
  • Espanyol-Real Madrid
  • Real Madrid-Getafe
  • Athletic-Real Madrid
  • Real Madrid-Alavés
  • Granada-Real Madrid
  • Real Madrid-Villarreal
  • Leganés-Real Madrid

Zidane examina con mimo estos días el calendario para terminar de trazar su estrategia. Justo en el inicio de la competición tiene seguidas dos de las citas más complicadas de las once que quedan, la visita del Valencia al Alfredo di Stéfano y el viaje a San Sebastián para jugar ante la Real, el equipo revelación del campeonato que lucha por entrar en la Champions. Está casi decidido que reservará a sus mejores hombres para esos dos encuentros, así que en el arranque, ante el Eibar, tendrá más protagonismo la Segunda Unidad… Aparentemente, ya no querían partidos más de los denominados como “muy complicadios” que la visita a San Mamés.

La otra posibilidad que tiene Zidane es compensar los equipos, mezclar la Unidad A con la Unidad B y repartir desde ahí los esfuerzos. Tiene el técnico francés una plantilla bastante larga con 25 futbolistas. El problema para hacer eso, por ejemplo, es que, a día de hoy, con las lesiones de Jovic (más duradera) y Mariano (que sigue trabajando a menos ritmo que el resto de sus compañeros) sólo tiene un delantero centro que es Benzema. La solución, como ya ha explicado este periódico, es que Asensio juegue como falso nueve. Pero lo cierto es que habrá nombres que se verán muy beneficiados por tener por fin protagonismo y minutos: Brahim, Rodrygo, Lucas Vázquez, James, Nacho… La idea de Zidane siempre será construir dos equipos de garantías.

Una secuencia histórica

El técnico francés ya utilizó la idea del Plan B o Segunda Unidad para ganar LaLiga del doblete, la de la temporada 2016-17. Fue algo histórico, hacía 59 años que el Madrid no ganaba Liga y Champions en la misma temporada. Y esa construcción de dos equipos de garantías que hicieron la hazaña fue idea suya. Y la Unidad B fue en realidad la que ganó LaLiga.

Todos los partidos en los que los utilizó Zidane fueron fuera de casa. Nombres como los de Danilo, Coentrao, Kovacic, James, Asensio, Nacho, Morata, Lucas Vázquez o Mariano dieron el do de pecho. La secuencia fue la siguiente. Primero hubo un atisbo de Segunda Unidad en Eibar (1-4), pero en aquel partido jugó Benzema y resolvió con los dos primeros goles del equipo. Luego, ya en abril, los partidos resueltos a domicilio fueron así: jornada 30 en Leganés (2-4), jornada 32 en Gijón (2-3), jornada 34 en Riazor (2-6) y, finalmente, jornada 36 en Granada (0-4). Histórico.

El recurso de la Segunda Unidad ni siquiera es nuevo para Zidane esta temporada. Ya lo utilizó, a modo de puñetazo en la mesa, en el mes de septiembre, cuando su nombre estuvo muy cuestionado y el de Mourinho sobrevolaba el ambiente por una más que posible vuelta al Madrid. En la jornada sexta, contra pronóstico, Zidane sacó a pasear ese Equipo B ante Osasuna, sostenido también por algunos titulares como Ramos, Casemiro, Valverde o Kroos. Marcaron Rodrygo y Vinicius. El técnico tendrá que volver a utilizar su magia. Todo, para intentar el asalto de la que será recordada como la Liga de la Pandemia.