REAL MADRID

Reinier ingresa en el clan brasileño del Real Madrid

Casemiro fue el primero en enviarle un mensaje de bienvenida. Su recibimiento y el de Marcelo, como con los otros jóvenes, será clave en su adaptación.

El martes el Madrid citaba a Reinier (18 años) para que fuese a Valdebebas para el segundo test del COVID-19. Si resultaba negativo, como así ocurrió, se estrenaría al día siguiente con el primer equipo, un sueño pendiente desde su llegada a España, en febrero. Horas después de esa prueba médica le daba la bienvenida a uno de los vestuarios más imponentes del mundo Casemiro (28), capitán sin brazalete. Tras vivir la experiencia con los mayores, el ex de Flamengo publicaba una foto de una jornada para él inolvidable... con Case.

Ver esta publicación en Instagram

⚽️❤️

Una publicación compartida de Reinier Jesus (@reinier.jesus) el

El gesto habla del papel integrador del centrocampista, que junto con Marcelo (32), segundo encargado de la cinta con la 'C', desarrollan desde hace tiempo una función esencial para los jóvenes que entran en la primera plantilla a una edad con muchos nervios y dudas, y especialmente con sus compatriotas. El pivote pasó por esa situación: se vistió de blanco con 20 años. El lateral, con 18, por lo que sabe de lo que habla: su éxito en el Bernabéu no puede entenderse sin el apadrinamiento de Roberto Carlos, a pesar de que compartían posición y luchaban por un mismo puesto. El ídolo, que hasta frenó la cesión del chaval, se convirtió en amigo y siempre ha sido un apoyo para Marcelo.

Los aterrizajes de Vinicius (hoy 19), Rodrygo (18) y Militao (22) no han sido fáciles, con la dificultad añadida en los dos primeros casos de que sus aviones viajaran directamente de Brasil a España, sin una etapa intermedia que sí aprovechó Eder en el Oporto. A Vini le recibió Lopetegui con doble ración de Castilla y, cuando Solari le dio la confianza y se salió, sufrió una grave lesión que le costó, entre otras cosas, la Copa América 2019. "Fue el mejor de la 2018-19 con Benzema", ha recordado 'papá' Casemiro en varias ocasiones, especialmente cuando el carioca ha atravesado algún valle. "Tiene que empezar a pensar a lo grande, en el Balón de Oro", se atrevió a decir. Por su parte, a El Rayo le había sobrevenido justo antes del parón por el coronavirus un descenso al Castilla, después de haber saboreado las mieles de la élite, incluso triunfando en la Champions.

A ambos ha protegido y guiado Casemiro, tanto en público como en privado. Es muy habitual ver al '14' pendiente de Vinicius durante los partidos. También, como Marcelo, de Militao, con el que comparten línea o zona de acción. Eder sólo ha contado con 992 minutos en su primer curso, por lo que toda atención es poca. Y los consejos son de lo más frecuentes, como aquel que el propio Marcelo confesó recientemente: "Les digo (a Vinicius y a Rodrygo) 'tranquilos, vuestra hora llegará, ahora dádsela a Benzema, que mete goles, y ya está". El clan brasileño es una subfamilia en el Madrid, y eso le va a ir de maravilla al último en unirse, Reinier.