BAYERN

Thiago, baja capital

El centrocampista se perderá el trascendental duelo ante el Dortmund. Según el CIES, es el segundo jugador más eficiente del continente antes del parón.

Thiago, en un partido con el Bayern.
SASCHA SCHUERMANN AFP

Thiago Alcántara está disputando una de las mejores temporadas de su carrera en Alemania. A sus 29 años, el futbolista español se está especializando en todo aquello que se le pide a un centrocampista: pocos errores, alta participación en los partidos, personalidad, riesgo en el momento preciso... Flick ha confirmado que no estará disponible de cara al trascendental duelo que podría decantar la Bundesliga: el Borussia Dortmund-Bayern de Múnich de mañana martes. Desde luego, una baja capital.

No obstante, en el reino semanal del Bayern en Alemania quizá pase algo desapercibida la figura de Thiago Alcántara como comandante de la medular bávara. Esta temporada, el medio centro acostumbra a incrustarse entre los centrales para sacar la pelota y da rienda suelta a su calidad en el desplazamiento en largo. Es el organizador de un Bayern que acumula cada partido altas cifras de posesión de balón. Es más, no solo se conforma con ese papel protagonista en campo rival, sino que también ha dado un paso al frente en defensa. Según datos de Opta, es el español que más balones intercepta de todo el continente.

El CIES publicó un informe tras la suspensión de todas las ligas por la pandemia que evidenciaba el buen estado de forma del mediocentro. En los tres meses previos al parón, era el segundo mejor jugador de las cinco grandes ligas con un rating de 91.1. Estaba igualado con Kimpembe y solo por detrás de Jordan Henderson. El estudio valora todas aquellas circunstancias que rodean a un futbolista: toques, aciertos, errores, participación, acciones defensivas, disparos, conexión con los compañeros...

Es más, su segunda posición no se traducía en una racha triunfal, sino más bien en una regularidad que le aúpa al top de futbolistas en lo que va de temporada. Con la vista puesta a seis meses atrás, Thiago es el 21º mejor jugador del continente, con un 86.4 de valoración. Rodri, del Manchester City; Luis Alberto, de la Lazio; y Fabián, del Nápoles; son los únicos seleccionables por Luis Enrique que le hacen sombra. Curioso, por otra parte, ya que ninguno de los cuatro juega en LaLiga Santander.

Un récord en disputa

Con el triunfo ante el Unión Berlín, Thiago igualó a Javi Martínez como el jugador español con más victorias de la historia de la Bundesliga. Es un récord por definir, ya que ambos forman parte de la actual plantilla del Bayern. Aun así, todo apunta a que será el ex del Barcelona el que se lo quede en propiedad debido a que cuenta con un rol más protagonista que el del ex del Athletic y sigue contando con la total confianza de entrenador y directiva. No puede decir lo mismo el central, que no es titular indiscutible para Flick.

Thiago, por el contrario, siempre forma parte de la alineación, salvo descansos o problemas físicos. A Flick le gusta alternarle en varias posiciones. Lo más habitual es verlo como pivote, escoltado por detrás por Kimmich. En su ausencia, es el internacional español el que ocupa el puesto de mediocentro. Hasta el momento, ha disputado 33 partidos esta temporada, con tres goles y dos asistencias en su haber. Más allá de las estadísticas, su impacto en el fútbol triunfal del Bayern es total.

Una renovación arreglada

29 años, mucho fútbol en sus botas y un futuro en el Bayern de Múnich. Thiago finaliza contrato en verano de 2021 y todavía no ha renovado, pero es un hecho que las dos partes llegarán a un acuerdo. Fue el propio futbolista, en una entrevista para La Vanguardia, el que reconoció lo feliz que era en Alemania: "Sería un club muy bonito para terminar mi carrera". Bild y Kicker ya informaron que, a falta de oficialidad, la renovación estaba resuelta.

Así pues, el Bayern cerraría a uno de sus buques insignia con la vista puesta a volver a mandar en el continente. Con la crisis del coronavirus afectando a la inversión de los clubes, el gigante alemán mantendrá el bloque y en cierta medida se verá favorecido del progreso del Dortmund o el Leipzig. Con la Bundesliga en juego, Thiago será un As en la mano de Flick. Ante el Borussia, eso sí, tendrá que tirar de comodines.