DEPORTIVO

La hora de David Simón

El lateral canario, inédito desde septiembre y operado de pubis en noviembre, deberá tomar el protagonismo en el tramo decisivo tras la lesión de Bóveda.

David Simón, durante el entrenamiento del Deportivo.
Jesús Sancho DIARIO AS

El regreso a los entrenamientos del Deportivo se cobró su primera víctima el pasado jueves: Eneko Bóveda. El lateral vasco se convirtió en el primer lesionado de esta minipretemporada al sufrir una rotura en el bíceps femoral de su pierna derecha. Aunque el parte médico no especifica el grado de la lesión, parece complicado que pueda estar listo antes de un mes. Lo cierto es que habrá precaución con su regreso al tratarse de la misma zona que lo obligó a pedir el cambio por lesión ante el Almería en el último partido antes del parón.

La lesión de Bóveda, titular indiscutible con Fernando Vázquez, obligan al técnico a buscar sustituto. El número uno de la lista es David Simón, que jugó su último partido el 18 de septiembre ante el Numancia (3-3). Tras ese encuentro, el defensa blanquiazul comenzó un tratamiento conservador por sus molestias de pubis que no logró su objetivo y en noviembre se decidió que pasase por el quirófano. A principios del mes de febrero recibió el alta médica, pero no llegó a jugar ni un minuto con Vázquez. Ahora, las circunstancias le dan una nueva oportunidad para recobrar protagonismo en la decisiva pelea del Deportivo por salvarse.

La solución más lógica al problema Bóveda es David Simón, pero no es la única. En el partido de Almería, cuando el vasco se lesionó a los seis minutos, Vázquez, que no había convocado a Simón, eligió a Hugo Vallejo. La apuesta no salió muy bien ya que el Depor realizó un mal partido y cayó 4-0. Las opciones del jugador granadino de ser titular en el carril pasan porque el técnico blanquiazul siga apostando por defensa de cinco. La tercera vía es Jorge Valín, uno de los cuatro canteranos que se entrenan con el Deportivo. El coruñés, de 20 años, debutó esta temporada con el Deportivo en Las Palmas (3-0) en el primer partido de Luis César.