ATLÉTICO DE MADRID

Atlético: sólo las salidas podrían variar una plantilla con futuro

El Gobierno podría fiscalizar los fichajes de los clubes que implantaron un ERTE. El Atlético no tiene previsto cambiar su plantilla. Se moverá si hay alguna salida importante (Thomas o Saúl).

Atlético: mínimos fichajes para una plantilla de futuro.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El Atlético no tiene previsto tocar mucho su plantilla de cara a la próxima temporada, por lo que no tendrá grandes problemas con el Gobierno, que podría fiscalizar los posibles fichajes de los clubes que decidieron implantar un ERTE. La dirección deportiva del Atlético trabaja en la idea de que la plantilla de la campaña 2020-21 será muy similar a la actual, con mínimos retoques. Se intentará fichar un lateral izquierdo (podría ser Caio Henrique, propiedad del Atlético), un centrocampista a bajo coste (si se fuera Thomas) y un punta si se marchara alguno de los jugadores de ataque (habrá que ver la situación de Diego Costa). Sólo las salidas podrían variar una plantilla con jugadores de mucho futuro y con largo recorrido por delante: Lodi, Giménez, João Félix, Correa...

En la portería es fijo Oblak y el Atlético no ve ningún problema en que pueda seguir Adán, quien acaba contrato. Hay confianza en él y se prefiere que siga a que pueda llegar otro jugador cuyo rendimiento se desconoce. En defensa puede salir un lateral derecho. Trippier es básico, aunque habrá que ver si en un futuro puede tener algún tipo de problema por lo sucedido con las apuestas. Sí saldrá Vrsaljko o Arias. En principio el que tiene más opciones tiene es el colombiano. El Atlético quiere incorporar un lateral zurdo y poría ser Caio Henrique. Firmó con el club rojiblanco hasta junio de 2023 y el club tiene que estudiar si le repesca o ficha un lateral zurdo. Caio Henrique ha rendido muy bien esta temporada y es una opción.

En el centro del campo las variaciones también serán mínimas. Thomas puede salir. El ghanés no ha firmado una oferta de renovación muy suculenta: el club le triplica su actual ficha, pero aún no ha dado el sí. En el caso de que Thomas se marchara, el Atlético podría ir al mercado, aunque no podrá acometer un gasto importante, pues la crisis derivada de la pandemia por el COVID-19 ha hecho daño a todos los clubes y al Atlético también. Otro de los nombres que los clubes ingleses tiene encima de la mesa es Saúl, aunque la intención del Atlético es no desprenderse de ningún jugador importante. Si Thomas finalmente quiere seguir, el centro del campo no tendrá ningún movimiento importante.

En ataque la situación es bastante parecida. Morata, João Félix, Correa... son jugadores que estarán en el Atlético de la próxima temporada. A Diego Costa le queda una temporada más y el mercado dictaminará lo que puede pasar con su futuro. Lo mismo que Lemar, jugador que no ha cuajado. De los delanteros que han sonado el que más gusta es Lacazette, futbolista que no se encuentra muy feliz en el Arsenal. Hay otro nombre encima de la mesa y habrá que ver su futuro: Carrasco. Acaba su cesión y su futuro también está en el aire. Es uno de los grandes perjudicados con el parón de todas las competiciones.

El gasto económico y la renovacion de la plantilla la hizo el Atlético la pasada temporada. Hace un año el club madrileño sí tuvo que hacer una reestructuración de su equipo, puesto que se fueron futbolistas emblemáticos como Juanfran, Godín, Filipe Luis o Griezmann. En la dirección deportiva entienden que hay mimbres para hacer un buen ejercicio. Los jugadores serán los mismos y los nuevos tendrán un año más de experiencia y ya estarán aclimatados al equipo y a la competición española. La cantera hará el resto y llegará donde no puedan hacerlo los futbolistas del primer equipo.