BARCELONA

El Barça presiona por Lautaro y el Inter elige a los dos azulgranas

Según La Gazzetta dello Sport, el Inter de Milán parece haber elegido ya a los dos futbolistas que querría a cambio del argentino además de una suma de dinero.

Las negociaciones entre el Barcelona y el Inter de Milán por Lautaro Martínez continúan, aunque avanzan despacio. El club italiano no quiere dejar salir a su estrella por menos de los 111 millones de su cláusula de rescisión a menos que los azulgrana se desprendan de dos futbolistas de su interés para abaratar la operación.

Y si hace unos días se barajaba una larga lista de nombres que interesarían a los italianos entre los que estaban jugadores de la talla de Antoine Griezmann, Junior Firpo, Marc Cucurella o Arthur Melo (que se autodescartó diciendo que su etapa en Barcelona no había terminado), ahora parece que han elegido a los dos futbolistas que quieren, según La Gazzetta dello Sport. El primero es Nelson Semedo. El lateral derecho es titular en el equipo pero tiene la etiqueta de transferible, por lo que no sería un problema incluirle en el acuerdo siempre que al portugués le parezca bien su nuevo destino. Eso sí, el Barça tendría que buscar un lateral derecho de garantías, ya que Sergi Roberto puede ocupar esa posición pero no hay mucho más donde elegir.

El segundo de los escogidos será Carles Aleñá, al que tampoco pondrían demasiados impedimentos en un principio, ya que desde invierno está jugando cedido en el Betis debido al overbooking de centrocampistas. El Barça le quiere, pero no le caben todos y teniendo en cuenta que Riqui Puig está terminando de asomar la cabeza en el primer equipo, podría ser prescindible.

El Barcelona podría ver con buenos ojos hacerse con un crack como Lautaro a cambio de dos futbolistas sin demasiado peso en la plantilla y presumiblemente una inyección económica, mientras que los italianos se verían reforzados con dos futbolistas de buen nivel al mismo tiempo que llenarían sus arcas. Si a ello le añadimos que la voluntad del nueve es jugar al lado de Leo Messi, parece que ambos clubes están condenados a entenderse.