HISTORIAS DE TAYIKISTÁN

Mensaje de ánimo a 8.000km: "Permanece fuerte España. Tayikistán reza por vosotros"

El cartel de publicidad se exhibió en el Lokomotiv-Pamir- Dusambé 83 (1-0) celebrado hoy. También se jugaron el Fayzkand Vose- Reagar TadAz (3-2) y el Istaravshan- Kuktosh (0-3).

0
Mensaje de ánimo a 8.000km: "Permanece fuerte España. Tayikistán reza por vosotros"

“Stay strong, Spain! Tajikistan is praying for you!”. Este es el mensaje de uno de los iluminosos de publicidad que se han visto hoy en el partido entre el Lokomotiv-Pamir y el Dusambé-83 celebrado hoy en el estadio nacional de Pamir. Si estás leyendo esto y te parece increíble e, incluso, si no entiendes nada, bienvenido: ya formas parte de La Resistencia de Tayikistán. Conectas con una realidad que parecía no tener mucho sentido, pero que puede estar lanzándonos un mensaje de esperanza. Si crees que el fútbol es sólo un deporte, también bienvenido porque la magia de un balón te va dar el cariño que en estos días, por ejemplo, nos niegan nuestros ‘hermanos’ holandeses o alemanes. Hace siete días contamos por aquí, en nuestros mundos de Peter Pan, el viaje imaginario que emprendimos hasta las montañas de Tayikistán, donde se encuentra el segundo sistema montañoso más alto del mundo tras el Himalaya, la cordillera de Pamir. Esta república exsoviética, con casi nueve millones de habitantes (colinda con Kirguistán y Uzbekistán al norte y al oeste, con China al oeste y con Afganistán al sur), arrancó su temporada futbolística el pasado sábado con el partido de la Supercopa entre el Istiklol y Khujand, que ganó el todopoderoso Istiklol (que en tayiko significa independencia). La excusa era el fútbol, el motivo era distraer nuestra mente de un confinamiento que dura ya 28 días bajo el Estado de Alarma. Tener algo a lo que agarrarnos en forma de balón. Y ese bote salvavidas, que hace dos meses nos hubiera resultado impensable, nos ha mandado un mensaje de vuelta después de que unos cuantos locos pongamos los ojos en un país a más de 8.000 kilómetros del nuestro: “¡Permanece fuerte, España! Tayikistán está rezando por vosotros”.

Hay mensajes que tienen que venir de fuera para que nos guste a todos. Como el que dio el primer ministro de Portugal, Antonio Costa. Y este mensaje de ánimo procedente de Tayikistán nos lo está mandando un pueblo que entre 1992 y 1997 sufrió una guerra civil cerca de 100.000 muertos y más de un millón de refugiados. Un país que muchos de nosotros no sabíamos ubicar en el mapa y que, ni por lo más remoto, podríamos pensar algún día que fuéramos a estar viendo su fútbol. Nosotros que venimos de un mundo en el que no paramos de dar ‘likes’ en los Instagrams de Sergio Ramos o Messi, esta realidad nos teletransporta desde nuestras casas a otra dimensión. Hay fútbol, si lo quieres ver; también hay esperanza, si la puedes ver. No estarías leyendo hasta aquí si no conectas con algo de lo que expresan estas líneas. Hagamos de lo banal algo realmente importante: ¡Nos están mandando ánimos desde Tayikistán porque nos hemos puesto a ver un rato su fútbol! ¿Y eso que significa? Realmente nada. Pero también mucho. Qué contradicción más hermosa. Personas que no conocemos de nada están conectando con nuestros días más duros. Es como si salieran con nosotros a aplaudir a los balcones. Hay gente que silba. Otros que apagan y encienden la luz repetidamente. Que ponen música. Que cantan el ‘Resistiré’. Y desde Tayikistán nos dicen que sigamos fuertes. "La imaginación es la mitad de la enfermedad. La tranquilidad es la mitad del remedio. Y la paciencia es el comienzo de la cura”, decía el primero de los sabios de la salud, Ibn Sina, conocido también como Avicena en la tradición occidental y que nació en esta lugar recóndito y hospitalario que hoy nos sacó una pequeña sonrisa.

Balance de la segunda jornada de Liga

Tras los sentimentalismos, nos ponemos en la faena el fenómeno del fútbol tayiko. Hoy se jugaron tres partidos correspondientes a la segunda jornada de competición, pero mañana tendremos el plato fuerte de la jornada con el Khujand-Khatlon (13:00 horas) y el Istiklol-CSKA (15:00 horas) y que podréis ver en directo a través de AS. Según nos contó uno de los dos españoles que jugó en el todopoderoso Istiklol, José Ballester, el nivel de este equipo se puede equiparar a un equipo de Segunda División en España. El Istiklol y el Khujand son el Madrid-Barça de Tayikistán.

Pero lo visto hoy en el estadio nacional de Pamir escenificó bien lo que puede representa el fútbol tayiko. El Lokomotiv, un equipo joven con 13 jugadores de la selección Sub-17 que deslumbró en el pasado Mundial Sub-17 de Brasil, se impuso 1-0 al Dusmambé 83, pero en realidad el que mereció llevarse el partido fue el Dusambé, en el que destacaron sobremanera los africanos Aminu y Adukhene  y el extremo tayiko, de tan sólo 17 años, Ismoil Alimardonov. Las mejores ocasiones fueron para el equipo visitante, pero el gato al agua se lo llevó el Lokomotiv. ¿Sabéis por qué? Porque allí está el gran Sulaymonov, de 22 años, que ya en la primera jornada nos deslumbró con un extraordinario golazo. Pero aquí, en La Resistencia de Tayikistán, nos hicimos fan de él porque nos descubrió lo que es el plov. Hace apenas unos minutos marcó un gol de falta directa, que el portero sólo pudo detener detrás de la línea de gol (aun sin VAR, la jugada siguiente un defensa del Dusambé 83 introdujo el balón sin querer en su propia meta). Fue el minuto 75 y la foto-captura que ilustra esta noticia fue el momento en el que Sulaymonov hizo el gol, con el cartel de ánimo para los españoles de fondo. Lo cierto es que fue un partido muy entretenido, abierto y con ocasiones de gol, sobre todo en la segunda parte. En los otros dos partidos, el Fayzkand Vose dio la vuelta al partido en los últimos 5 minutos de partido y del 1-2 pasó al definitivo 3-2 ante el histórico Reagar TadAz, que no ha empezado con buen pie la temporada. En el otro encuentro, el Istaravshan cayó en casa goleado por el Kuktosh (0-3).