mercado de fichajes

Ya es verano en las secretarías técnicas: Pogba, Neymar...

Sin saber cómo ni cuando volveran las competiciones (si lo hacen definitivamente), los directores deportivos ya trabajan en la próxima temporada.

Llega el verano a las secretarias técnicas: Pogba, Lautaro, Neymar y Haaland.
AS

Con eI curso en el aire en su momento más crítico, con los exámenes finales a la vuelta de la esquina (títulos, descensos, clasificaciones...) y con cada equipo a expensas de saber qué nota saca, las distintas secretarías técnicas se han puesto manos a la obra con los deberes de verano. Y eso que la primavera no ha hecho más que comenzar. La crisis del coronavirus ha dejado al mundo sin fútbol pero mucho tiempo a los directores deportivos para valorar lo que tienen, lo que necesitan y preparar las estrategias para realizar los fichajes del mercado estival. Nombres como los de Haaland, Mbappé, Lautaro, Neymar suelen dar muchos quebraderos de cabeza para sus pretendientes pero este año, hay más tiempo para solucionar el puzzle.

Cómo no podía ser de otra forma, ante una situación como la provocada por el COVID-19, el próximo mercado de fichajes se presenta con varias incógnitas. La primera, claro está, es la del calendario. En teoría el mercado debía abrirse el 1 de julio y terminar el 2 de septiembre (salvo el mercado de Inglaterra, que cerraba el 9 de agosto coincidiendo con el inicio de la competición), pero esas fechas variarán con total seguridad, como ya anunció ayer la FIFA en un comunicado.

Nadie puede asegurar a estas alturas cuando finalizará la temporada, si es que eso ocurre, y cuándo comenzará la siguiente. No se sabe que medidas se tomarán respecto a las vacaciones de los jugadores ni si los equipos tendrán dos semanas entre el final de una liga y el inicio de la 2020/21 o si tendrán margen para realizar una pretemporada. Se puede dar el caso, por ejemplo, de que la Premier termine antes que LaLiga y que los tiempos de ambas competiciones vayan descompasados respecto a la temporada siguiente, provocando distintos intereses entre compradores y vendedores y márgenes muy pequeños de reacción entre operaciones. Todo apunta a que será un mercado más reducido, razón de más por las que las secretarías técnicas se hayan puesto ya con el mono de trabajo.

La otra gran incógnita es saber qué ocurre con los contratos que expiran el 30 de junio. A la hora de fichar, los clubes no saben cuándo ni en qué circunstancias podrían incorporar a sus nuevos futbolistas. Eso sin contar los problemas que acarrearán las posibles lesiones de estos jugadores si se rompen en el periodo de la prolongación contractual,

Por otro lado, está el nuevo panorama económico. El coronavirus ha sido la aguja que ha pinchado la burbuja del sector futbolístico. Sin derechos televisivos, ni ingresos por taquilla ni patrocinios, la inmensa mayoría de clubes se han visto obligados a apretarse el cinturón, ya sea con ERTES o reducciones salariales. Evidentemente, a la palestra sale una gran pregunta: ¿Habrá megaoperaciones?

La temporada pasada hubo tres fichajes que superaron los 100 millones (Hazard, João Felix y Griezmann) y en las dos anteriores se produjeron los estratosféricos traspasos de Pogba, Mbappé, Neymar, Dembelé y Coutinho. Ante la inesperada crisis, los cambios de aires de las grandes estrellas se antojan más complicados que nunca. AS ha preguntado a varias agencias de representación y la conclusión es unánime: mandará la austeridad. "Intentamos trabajar, pero es imposible saber qué pasará, los clubes se han cerrado en sí mismos", explica uno de los agentes cuestionados. Ante la incertidumbre, el verano se ha adelantado y trabajo llega con fuerza a los despachos.

Real Madrid: Pogba, el objetivo y Haaland en la mirilla

El Real Madrid tiene delimitados sus movimientos desde hace tiempo. Se esperó a ver si había algún resquicio por Mbappé, el sueño dorado de la entidad, pero habrá que esperar a 2021, el auténtico momento en el que el Madrid irá con todo a por el francés. Ahora, la ventana que vuelve a abrirse es la de Pogba. El compatriota de Mbappé sigue en sus trece de abandonar Manchester y ni siquiera la crisis económica inherente a esta pandemia le harán cambiar de opinión. Su agente, Mino Raiola, tiene mucho que ver en esto. El representante italiano suspira abiertamente por meter a uno de sus representados estelares en el vestuario blanco (ahí tiene a Areola, pero no es lo mismo) y el amor entre Zidane y Pogba deberían hacer el resto. Porque el United se ha hecho a la idea, como informó AS, de que no puede aspirar a un traspaso de 100 millones de euros en este mercado alterado. Tampoco parece buena idea enfadar a Pogba activando la cláusula de su contrato para prolongarle unilateralmente la vinculación en Old Trafford un año más, hasta 2022. Y Pogba priorizaría una oferta del Madrid a una de la Juventus, el otro gran candidato. Este intento por el centrocampista parece el definitivo: ahora o nunca.

En la mirilla blanca hay otro gran nombre: Haaland. También representado, paradojas del mercado, por Raiola. Un killer del área para un Madrid necesitado de gol. Pero es una opción para el siguiente mercado de inverno, cuando podría salir del Borussia por 75 millones de euros. En el Bernabéu también se teletrabajará, y mucho, en ver las salidas. La aspiración del club es recortar 76M€ en fichas de jugadores que no están contando para Zidane (Bale, James, Mariano, Odriozola, Brahim, Ceballos, Vallejo...) facilitando su marcha. Operaciones, en algunos casos, tan difíciles como los fichajes.

Barça: Neymar y Lautaro, los grandes sueños

El Barça movió ficha en invierno anunciando la incorporación a partir del próximo verano (ahora habrá que ver en qué fecha exactamente) de Francisco Trincao, un jovencísimo portugués por el que pagó 31 millones de euros al Sporting Braga. Pero no se conforma con eso. El sueño sigue siendo Neymar, al que quieren ver de nuevo con la camiseta azulgrana después de dejarlo ir hace tres temporadas al PSG. El Barça ya intentó traerle el verano pasado pero el club parisino no cedió lo más mínimo. "Si no vuelves este año, será el siguiente", le transmitió la directiva culé al jugador en agosto.

Además de al brasileño, la otra gran baza para ilusionar a la afición es la del fichaje del argentino Lautaro Martínez. El Inter le puso una cláusula de rescisión de 111 millones de euros que se puede ejecutar sólo las dos primeras semanas de julio. El club neroazzurro no quiere rebajar un sólo euro, aunque el Barça está dispuesto a meter jugadores en la operación. Rakitic, Vidal, Dembélé, Coutinho o Nelson Semedo suenan como posibles monedas de cambio. De momento, el Barça no se ha planteado hacerlo con Luis Suárez, el jugador al que teóricamente viene a suceder Lautaro. Según informó ayer Tuttosport, el Barça le ofrece un espectacular contrato de cinco temporadas más dos opcionales oagándole siete millones de euros netos, tres más de lo que le ofrece el Inter Milán por renovar su contrato.

Los azulgranas deben también reforzar otras posiciones como la del lateral derecho, un central y un centrocampista polivalente. Emerson, del Betis, es el favorito para el la banda mientras que De Ligt, de la Juventus, Upamecano, del Leipzig, y Bastoni, del Inter, son los nombres que suenan para reforzar la zaga. Por último, Fabián, del Nápoles, es el que más gusta para el medio pero su fichaje se antoja difícil.

Atleti: Busca un 9 y un central

La próxima temporada no será muy diferente de la actual. Será una cuestión de retoques, salvo que se den salidas importantes. En este sentido hay varios nombres que pueden condicionar el mercado: Lemar, Diego Costa, Thomas y Arias, cada uno por una razón. Así, la dirección deportiva sondea el mercado en busca de un goleador, un centrocampista y un defensa, tanto centrales como laterales izquierdos, aunque eso no implica que vayan a llegar todas esas piezas.

El plan de la entidad pasa por un mercado de fichajes prácticamente a coste cero. Es decir, invertir poco más de lo que se ingrese por las ventas. El futbolista con mejor cartel de los que estaría dispuesto a traspasar el Atlético es Lemar. Tiene 24 años y, aunque no ha triunfado en el Metropolitano, tiene varios pretendientes de la Premier, como el Arsenal.

Diego Costa también podría ser una opción si llegaran ofertas por él. Es un delantero del gusto de Simeone, aunque con su salida se liberaría una parte importante de la masa salarial. Eso sí, acaba contrato en 2021, por lo que si el club pretende venderlo, éste es el momento. De si lo hace o no dependerá la inversión en un delantero.

La marcha de Arias, que ahora mismo es el tercer lateral derecho, parece la más probable y sí llegarán ofertas por él. Con ese dinero, el club buscaría defensas. Salisu, del Valladolid, gusta mucho y tiene una cláusula de 12 millones de euros.

El caso de Thomas es diferente, pues el Atlético quiere renovarlo y consolidarle como uno de los puntales del equipo. Pero hay varios interesados en su fichaje. Es una de las tareas pendientes del club. También decidir que hace con Adán, que acaba contrato, y Carrasco, cedido por el Dalian con opción de compra. En todo eso se mueve el equipo de Berta, partidario en realidad de anular este mercado de operaciones.

El resto de equipos de Primera

Alavés. Está pendiente de la permanencia y no se mueve. Tratará de quedarse con alguno de los que tiene a préstamo y se esforzará por mantener a Joselu y Lucas, las joyas de la corona.

Athletic. Debe resolver el aumento de cláusula de Núñez e intentar espantar las ofertas que va a tener sobre la mesa. Sondeará las opciones de Berenguer, Javi Martínez y Herrera.

Betis. La probable salida de Loren hará que los verdiblancos busquen otro delantero. Además necesita un portero, un lateral izquierdo (y derecho si se macha Emerson) y un extremo.

Celta. El club trabaja en un plan para Primera y otro si finalmente desciende. De mantenerse, ejecutará la compra de Olaza e intentará quedarse con los cedidos Rafinha y Murillo.

Eibar. Hasta que no sepa si se mantiene permanece inmóvil. Orellana tiene cantos de sirena del Sevilla y acaban contrato Dmitrovic, Pedro León, Ramis, Charles, De Blasis y Escalante.

Espanyol. En la plantilla perica hace falta un portero, un lateral diestro y un pivote. Además también se buscará un delantero porque ni Calleri ni Ferreyra seguirán.

Getafe. Saldrá al mercado en busca de jugadores de banda. Cucurella recibirá ofertas, Jason está cedido por el Valencia, Portillo no cuenta y ejecutar la compra de Kenedy parece imposible.

Granada. A expensas de ver en qué posición termina, debe contar con buscar repuestos para los cedidos Vallejo, por el Madrid, y Carlos Fernández, por el Sevilla, al que intentará retener.

Leganés. Hasta que no se dilucide en qué categoría jugará el equipo, no se habla de planes. Tiene 12 cedidos, Szymanowski termina contrato y Eraso renovó ayer hasta 2022.

Levante. La dirección deportiva del conjunto de Orriols ha puesto el foco en tres posiciones de cara a la 2020-21: un central, un extremo y un delantero.

Mallorca. Prepara un plan renove, independientemente de si se mantiene, en el que incluirá un portero, un central, un lateral y un extremo por cada banda y un goleador.

Osasuna. Si no renuevan a Rubén, Villar y Brandón no vuelven y no se quedan Arnaiz ni Enric Gallego, necesitaría mínimo un portero, un par de delanteros y un lateral izquierdo.

Real Sociedad. Ahora mismo no busca nada. Lo primero es recuperar los cedidos, especialmente Sagnan, Merquelanz y Guridi, Lo segundo es asegurar que se cumple el pacto con el Madrid y Odegaard está otro año.

Sevilla. Como cada verano, se espera mucho movimiento en Nervión. Las prioridades son un portero, un lateral para cada banda, un central, un centrocampista ofensivo y un extremo.

Valencia. El centro del campo y la parte ofensiva del equipo va a estar muy supeditada a la salida de jugadores. Lo que ocurra con jugadores como Rodrigo, Gameiro o Ferran dictará los pasos a seguir.

Valladolid. La mayoría de los jugadores tienen contrato en vigor, sólo no seguirían los ocho cedidos, y casi una decena de futbolistas del Promesas tienen por contrato asegurada su subida al primer equipo.

Villarreal. Los 25 millones gastados en Alcácer son la apuesta fuerte ya de cara a la siguiente campaña. La clave en otras posiciones pasará por el mercado de ventas y salidas.