FRANCIA

Villas-Boas replantea el calendario del fútbol hasta 2022

El entrenador del Olympique de Marsella planteó una nueva idea aprovechando que el Mundial de Qatar será en invierno de 2022.

Villas-Boas replantea el calendario del fútbol hasta 2022
GERARD JULIEN AFP

André Villas-Boas, entrenador del Olympique de Marsella, planteó una idea revolucionaria respecto a como adaptar el calendario de las distintas competiciones después del parón provocado por la pandemia del coronavirus. "Estamos pensando que la mejor opción sería terminar esta temporada en noviembre o diciembre y en 2021, empezar la temporada con el año natural para acabar en 2022, en vísperas del Mundial de Qatar (del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022). Después, tendremos que volver a un calendario normal", explicó el entrenador portugués en una entrevista con Radio Monte-Carlo (RMC).

La idea la propuso días atrás Jean Pierre Riviere, presidente del Niza, en una entrevista en L'Equipe. "Mi idea es que, si este torneo ha sido programado de manera única, nos adaptemos ya en base a los problemas a los que enfrentamos hoy. Sugiero, por lo tanto, tomarnos todo el tiempo que necesitemos para terminar la temporada actual"

Este asunto lo calificó como "secundario" ante todos los problemas provocados por el coronavirus. El míster está viviendo el confinamiento en Portugal, junto a su familia, y desde allí quiso enviar ánimos los sanitarios que trabajan para ayudar a los afectados por el virus. "Pensé que era importante pasar esto con ellos (sus hijos). Los médicos son auténticos héroes. Espero que todo esto pase lo antes posible", aseguró.

Un confinamiento productivo

Villas-Boas no deja de trabajar desde casa. El fútbol ocupa buena parte de su tiempo: habla con sus jugadores y también está aprovechando la estancia en casa para recopilar ideas leyendo el último libro publicado por Allegri, exentrenador de la Juventus. "Trato de estar en contacto con los jugadores. Varios siguen en Marsella. Teníamos un programa preparado para los primeros quince días. Algunos han encontrado fácilmente los aparatos para poder entrenar y otros, viven en apartamentos y es más difícil pero lo importante es su salud. Todos están bien y sus familias también", recalcó.

Si normalmente se encarga de dar trabajo y aleccionar a sus jugadores, ahora son sus hijos los que le "mantienen en forma". "Me dan trabajo. ¿Si les pongo deberes? Ese es el gran reto. Ahora todos los padres somos profesores. Les doy algo de historia, algo de matemáticas... La primera semana fue dura, pero ahora están mejor", desveló el entrenador.