FRANCIA

La revolucionaria medida que propone el presidente del Niza para solucionar el calendario

Rivere cree que es mejor terminar lo más tarde posible este año las competiciones y así adecuarse a Qatar 2022 mediante temporadas en año natural y no en años partidos.

La revolucionaria medida que propone el presidente del Niza para solucionar el calendario

Jean Pierre Rivere, presidente del Niza, desveló en L'Equipe una idea revolucionaria para reconducir el calendario futbolístico tras la crisis del coronavirus. Consiste en adecuarse ya al Mundial de Qatar, en 2022, el primero en jugarse en otoño de la historia. Es decir, el mandatario del club francés propone alargar lo máximo el final de este curso para poder acoplar los dos siguientes a la cita mundialista y jugarlos en año natural (de febrero a octubre) en vez de en años partidos.

"Por supuesto, todos queremos terminar la temporada lo más rápido posible, pero ¿y si no podemos? Más allá de esta temporada actual, tratemos de ver con coherencia las tres temporadas que vienen. En 2022, el Mundial en Qatar se llevará a cabo del 21 de noviembre al 18 de diciembre. Mi idea es que, si este torneo ha sido programado de manera única, nos adaptemos ya en base a los problemas a los que enfrentamos hoy. Sugiero, por lo tanto, tomarnos todo el tiempo que necesitemos para terminar la temporada actual en octubre o noviembre, y comenzamos la próxima temporada en febrero. Luego podríamos integrar la Eurocopa el próximo junio y terminaríamos la siguiente temporada nuevamente a fines de octubre. En 2022, haríamos un pequeño descanso en agosto y luego repetiríamos esta fórmula nuevamente para disputar el Mundial con calma”, dijo Rivere.

Aunque tiene pocos visos de prosperar la idea, es un hecho que la FIFA y la UEFA se van a encontrar un problema muy serio en el calendario mundial con el asunto del coronavirus. El propio Gianni Infantino dijo que este problema les debe hacer ver lo cargado y saturado del calendario, algo de lo que se quejó también públicamente Javier Tebas en un tuit que tenía precisamente a Infantino como destinatario.