NICARAGUA

El fútbol no para en Nicaragua: amenazas, sospechas y miedo en los futbolistas

Con el fútbol parado casi a nivel mundial, Nicaragua es junto a Bielorrusia una de las excepciones. Hay jugadores amenazados con despidos si se niegan.

El fútbol no para en Nicaragua: amenazas, sospechas y miedo en los futbolistas

Con las ligas de sus países vecinos suspendidas, la competición de Nicaragua es una de las pocas que sigue desarrollándose, prácticamente, a nivel mundial. La Asociación Nicaragüense de Clubes de Fútbol tomó la determinación de seguir con la competición con la aprobación directa de nueve de los diez clubes que disputan el torneo nacional.

Las primeras reacciones de los jugadores no se han hecho esperar. Como se ve en las fotografías, los jugadores posan a distancia y llevan incluso mascarilla para jugar los encuentros a puerta cerrada pero acaban haciéndolo por miedo. Más, cuando la cuarentena ya ha sido decretada por el ejecutivo del país, pero no para el fútbol.

Leandro Figueroa, jugador argentino de Walter Ferretti, explicó la situación en la Nación ofreciendo más detalles y hablando de chantajes a los jugadores: si deciden parar, serían despedidos.

"Es increíble que se juegue. Yo he dejado de ir a entrenar en autobús y voy en mi coche porque los buses van llenos y es arriesgado", asegura Figueroa. El gobierno de Nicaragua apenas ha confirmado dos casos pero se sospecha que son bastantes más. "Hay más pero deben estar ocultos, tal vez para no crear alarma", especula el argentino. "El virus llegará y tenemos miedo por todo lo que vemos que pasa en el resto del Mundo", sentencia Figueroa que pide al fútbol nicaragüense un parón hasta que todo pase.

El resto de ligas centroamericanas están paradas. En México, Guatemala, Honduras y Costa Rica han echado el freno con mayor o menor oposición. En El Salvador incluso se ha dado por finalizada la liga decretando a Once Deportivo como campeón.