REAL VALLADOLID

El parón liguero se alía con Ben Arfa para ponerse a tono

Pese a que lleva cerca de mes y medio en Valladolid y que ante el Athletic se le vio mejor físicamente, al francotunecino todavía le queda. Las tres semanas de parón le ayudarán.

El parón liguero se alía con Ben Arfa para ponerse a tono
REAL VALLADOLID

El parón liguero de, al menos, tres semanas, dos jornadas de liga más un fin de semana de partidos de selecciones, a cuenta de la pandemia de coronavirus, es un fastidio necesario para jugadores, ligas y aficiones, pero hay un futbolista del Real Valladolid que lo puede agradecer porque será una oportunidad para que mejore su estado físico. Se trata de Hatem Ben Arfa, el fichaje estrella del club en el mercado de invierno, que llevaba ocho meses sin entrenarse con un equipo, ni competir y demostró estar lejos de su mejor momento en los dos partidos en los que tuvo minutos, aunque frente al Athletic se le vio mejor después de casi un mes de entrenamientos específicos. 

Y es que el francotunecino llegó en los últimos días del mercado de invierno y entró en la lista en el segundo partido, ante el Villarreal. Aquel día disputó 13 minutos, con empate a uno en el marcador. Su actuación no fue muy alentadora, porque si es verdad que los contrarios mostraban respeto cuando él tenía el balón, también es verdad que demostró no estar en condiciones física de jugar en Primera División. La semana siguiente, el entrenador, Sergio González, anunció que el futbolista, junto al brasileño Matheus Fernandes, realizarían un trabajo específico para coger la forma y el ritmo necesario.

El redebut se produjo el pasado domingo. La ausencia de Guardiola, por sanción, le dio la oportunidad de entrar en la lista y jugar los mismos 13 minutos ante el conjunto vasco, con el resultado de 1-2 y los blanquivioletas volcados en busca del empate. El encuentro terminó 1-4, pero Ben Arfa mostró mejor estado, quiso más el balón, pero estar tan lejos de la portería, entró en la teórica posición de mediocentro, le perjudicó.

Decir que mejoró la imagen no significa, sin embargo, que su estado físico fuera el ideal, más bien al contrario. Todavía se le vio lento y con algunos kilos de más. Por eso, este parón por el coronavirus le puede venir bien al francotunencino si aprovecha estas tres semanas para apuntalar su estado físico con las rutinas que le han ordenado desde el club.