BARCELONA

El Barça se viste en Nápoles

Varios azulgranas compran sus prendas en una tienda de Qualiano, una localidad muy cercana a Nápoles. Rakitic es el más cliente más habitual, pero Messi o Junior también acuden.

Loris Pennacchio en su tienda de ropa.
Gorka Leiza DIARIO AS

Lo normal es que un hincha le esté rezando a un futbolista para tener una camiseta o unos botines... Hay casos en el que eso pasa al revés. Es el de Loris Pennacchio, dueño de una tienda de ropa, "Living Fashion Boutique', en Qualiano, un pueblo de la ciudad metropolitana de Nápoles. Desde aquel rincón del sur de Italia llegan las prendas más codiciadas para los futbolistas de élite de media Europa: "Más de 400 jugadores están en contacto conmigo", cuenta Pennacchio, que con el Barcelona tiene una relación especial nacida hace un par de años gracias a unos 'me gusta'.

Ivan Rakitic empezó a seguir en Instagram la cuenta de la tienda y se puso en contacto con Loris: entre una t-shirt y unas zapatillas, nació una amistad sincera. "Ivan es un tipo de corazón, un amigo de verdad: me acogió en Barcelona como se hace con uno de familia", cuenta el napolitano, que hace una semana estuvo en Dortmund cenando con Haaland, uno de los últimos 'fichajes' de su tienda. El término, eso sí, no le gusta: "Para mí no es una colección de cromos: los trato con respeto, pero con cercanía. Al fin y al cabo, son chicos de mi edad". En su local lucen decenas de camisetas, firmadas por los mejores jugadores del mundo. A la de Messi, colgada al lado de las de Cristiano y Neymar, le tiene un cariño especial: "En 2006 me fui a Barcelona con mi novia, como un turista cualquiera, e intenté cruzarme con algún azulgrana al salir del entrenamiento. Los únicos con los que pude sacarme una foto fueron Leo e Iniesta, que eran dos chavales". Gracias a Rakitic, pudo volver a ver al argentino ya como el crack que es ahora: "Fue precioso. Estuve charlando con él, me regaló su camiseta… Me ha impactado su sencillez".

Obviamente, Loris estará en el San Paolo, pero la amistad con varios blaugranas (Junior Firpo es otro de sus clientes más fieles desde los tiempos del Betis) no le condiciona: "Ganará el Nápoles, que en el San Paolo puede batir a cualquiera, y en Champions más. Eso sí, la vuelta será muy complicada, pero eso ya lo veremos...".