VALENCIA

El Valencia aún no ha pedido permiso para fichar por Garay

El club dispone de 30 días desde la lesión del argentino para acreditar ante un Tribunal Médico que Garay estará mínimo cinco meses de baja.

Lesión de Garay.
David González DIARIO AS

Ezequiel Garay se lesionó hace 7 días contra el Celta de Vigo, pasando por el quirófano la tarde del lunes, pero el Valencia aún no ha iniciado los trámites para solicitar la autorización excepcional que necesita para inscribir un nuevo futbolista.

El Valencia tiene 30 días desde que se produjo la lesión para acreditar que Garay estará de baja mínimo de 5 meses e inscribir un sustituto. El periodo de baja lo debe certificar un Tribunal Médico, integrado al menos por dos facultativos de la Mutualidad de Previsión Social de Futbolistas Españoles.

El Valencia necesita de ese certificado para poder dar de baja a Garay e inscribir a un nuevo futbolista. Y le restan 23 días máximo para poder hacerlo. El club, que como reconoció Celades sigue rastreando opciones, no ha dado el paso por la ‘letra pequeña’ del Artículo 124.3 del Reglamento.

“Dicha autorización, si procede otorgarla, tendrá una validez máxima de 15 días, transcurridos los cuales sin que se formalice la licencia, caducará”. Esa acotación del plazo hace que el Valencia no vaya acelerar dicho trámite hasta que tenga avanzado la elección de un central, que es la parte complicada del asunto.

El Valencia sabe que por normativa solo puede incorporar futbolistas que militen en Primera o en Segunda o que estén en paro. Hasta la fecha, las llamadas que han realizado a clubes como Osasuna (Roncaglia), Espanyol (Calero) o Betis (Sidnei) han sido infructuosas porque o bien no están dispuestos a negociar, caso de los dos primeros, o sus pretensiones económicas distan de lo que está dispuesto a invertir el Valencia por ese futbolista en cuestión, caso de Sidnei.

La normativa le permite al Valencia tanto incorporar a un futbolista previa negociación con su actual club o bien a través de la fórmula de que el jugador elegido abone su cláusula en LaLiga y así rescindir su contrato para firmar otro con la entidad de Mestalla. El matiz a tener en cuenta es que el club de procedencia, si negocia con el Valencia no tiene margen para suplir su baja, mientras que si el jugador paga su cláusula, según fuentes de la RFEF, el club perjudicado dispondría de 30 días para inscribir un fichaje.