REAL MADRID 3 - REAL SOCIEDAD 4

El verdugo del Madrid... que pudo ser del Madrid

Alexander Isak estuvo muy cerca de fichar por el equipo blanco en 2017, pero la operación no se cerró por cuestión de millones. El sueco se exhibió en el Bernabéu.

Alexander Isak (20 años) regresó a las portadas de medios de comunicación en España cuando la Real Sociedad apostó por él el pasado verano. Sin embargo, no era su primera vez. Allá por 2017, el delantero sueco estuvo muy cerca de recalar en el Real Madrid y acaparaba calificativos que elogiaban su proyección: 'el nuevo Ibra', 'el Ibra negro'... La operación no llegó a buen puerto y, quién sabe si en recuerdo de su pasado, el atacante lo pagó con una exhibición y dos goles en el Santiago Bernabéu.

Pero para entender su historia, hay que echar la vista tres años atrás. En aquel entonces, Vlado y Zoran Lemic, también representantes de Luka Modric, tenían planificado un viaje a Madrid para cerrar el acuerdo por el futbolista. El AIK Solna no lo puso fácil y no quería desprenderse de su estrella a precio de saldo. Además, quiso pescar en río revuelto: el Real Madrid estaba sancionado sin poder inscribir jugadores y tenía capital para poder invertir en el joven talento.

Todo parecía cerrado y la relación entre las partes implicadas era fantástica. El Real Madrid invitó al futbolista a Valdebebas para que conociera las instalaciones y, unos meses antes del clímax de esta operación, estuvo en el palco del Bernabéu viendo un triunfo ante el Sporting. Algo pasó. El AIK Solna exigió 8,5 millones de euros y a la directiva blanca le pareció demasiado. Entre medias, se metió el Borussia de Dortmund, dispuesto abiertamente a abonar dicha cantidad.

Ante tal tesitura, Isak tuvo la última palabra. Su entorno le aconsejó de lo favorable que sería para él incorporarse a un equipo que le diera galones desde el primer momento. Además, la negociación entre AIK y Real Madrid no avanzaba, por lo que finalmente se decantó por poner rumbo a Alemania. El Dortmund pagó una cifra cercana a los nueve millones de euros por su traspaso y su figura pasó a un segundo plano en España.

Isak, en su presentación como jugador del Dortmund.

Wesstrom, director deportivo del AIK sueco, explicó lo que había sucedido en sala de prensa: "Hubo conversaciones avanzadas con el Real Madrid, también con Isak. Pero el AIK y él sorprendieron una vez más. La opción del Dortmund fue muy buena, sobre todo para el jugador y su carrera. Rara vez esas especulaciones se equivocan del todo. Las negociaciones fueron como suelen ser, con la diferencia de que se trataba de cifras mareantes".

Tempestad en Dortmund

A pesar de las buenas críticas que acarreaba Isak antes de su fichaje por el Dortmund, sus primeros meses en Alemania no fueron sencillos. Sport Bild informó de que Thomas Tuchel, para ese momento entrenador del equipo, no sabía nada de la llegada de Isak y que la directiva había resuelto la operación sin consultarle. Mientras, el futbolista, feliz, fue presentado: "Muchos jugadores jóvenes han tenido la oportunidad aquí y eso me hace sentir bien. Creo que es la decisión correcta".

Isak, en un partido con el Willem II.

Sin embargo, su rendimiento sobre el césped dejó mucho que desear. No se adaptó de primeras, normal ante su juventud, y eso llevó a la directiva del Borussia a buscarle un nuevo destino. Un gol en 13 partidos no fue una buena carta de presentación e incluso llegó a jugar unos meses en el filial. Ya en enero, para no truncar su desarrollo, salió cedido al Willem II. Ahí sí que mostró todo su potencial llegando a marcar en siete partidos consecutivos y regresando a las convocatorias de la selección absoluta de Suecia.

Interés de la Real y regreso al pasado

A pesar de su buena labor en el Willem II, el Dortmund no consideraba a Isak como una apuesta real para el futuro. Bajo ese contexto, la Real Sociedad inició conversaciones en su política de incorporar a jóvenes que crezcan con el paso de los años y vuelvan a llevar al equipo a competiciones europeas. La operación se cerró por una cifra cercana a los diez millones de euros y el tiempo ha demostrado que la inversión fue satisfactoria.

El delantero sueco comenzó como suplente de Willian José, si bien Alguacil siempre le ha tenido en cuenta como referente desde el banquillo. El paso de los partidos y los rumores que colocaban a su ariete rival en el Tottenham le han dado la titularidad. Ya enlaza dos jornadas consecutivas de LaLiga Santander marcando, acumula seis goles en el campeonato, es el pichichi de la Copa... y ha derrocado a todo un Real Madrid. Así es la Copa, así es el fútbol y así es Isak. El tiempo dirá si la operación truncada pasa, o no, a los libros de historia. Por el momento, hay un innegable talento en sus botas...