REAL MADRID

Fede Valverde y Casemiro son el cinturón de seguridad de Zidane

La ausencia de alguno de los dos en el once titular es el factor común a las tres derrotas del equipo blanco. La Real explotó los huecos que dejó el brasileño.

Valverde se abraza con Casemiro.
REUTERS

Zidane reservó a Casemiro contra la Real y vaya si lo pagó. Bien es cierto que el brasileño había atravesado un proceso febril durante la semana que le había dejado debilitado, aunque completó el entrenamiento previo a la visita copera del equipo vasco. Zidane prefirió ser cauto y tiró de una medular formada por Kroos, Valverde y James. El uruguayo haría las veces de Casemiro en el dibujo, pese a tener enfrente a uno de los equipos más dinámicos en ataque de LaLiga.

El resultado habla por si sólo: la Real remató diez veces, cinco a puerta, y marcó cuatro goles. Esa enorme efectividad vino motivada por las constantes situaciones de ventaja en que aparecieron los atacantes de la Real durante todo el partido; no es vano, tres de los cuatro goles fueron remates dentro del área obra de jugadores no marcados en ese momento. Imanol encontró la grieta que dejó la ausencia de Casemiro por delante de los centrales y dispusó por ahí a Odegaard para hacer sangre.

Se trata de la tercera derrota de la temporada para el Real Madrid, tras las encajadas en París contra el PSG (3-0) y en Mallorca (1-0); es la primera en casa, donde el Madrid venía mostrando una rocosidad histórica. Y las tres derrotas tienen un factor común: la pareja medular formada por Casemiro y Valverde no fue parte del once. En París, jugó el brasileño, pero no el uruguayo; lo mismo sucedió en Mallorca, donde Zidane sí tiró del charrúa en el segundo tiempo; y ante la Real el que descansó fue Casemiro. 

La Copa ya es pasado para el Madrid, le toca centrarse en las dos competiciones en las que todavía puede hacer algo grande este curso. Empezando por este mismo fin de semana, en el que el equipo blanco visita a Osasuna en Pamplona, estadio históricamente caliente para el Madrid y donde sabe lo que es dejarse puntos: sólo se impuso en dos de sus últimas siete visitas ligueras al Sadar. Cada jornada se convierte ahora en una defensa del liderato en solitario por parte del Madrid y seguro que Zidane recuperará para ese primer asalto la dupla medular que mejores resultados le ha garantizado este curso.