COPA DEL REY

Segunda ronda de Copa del Rey: resultados y clasificados

La mañana copera no pasó factura a los tres equipos de Primera. El Eibar, eso sí, sufrió más de la cuenta y ganó con gol sobre la bocina. También pasan Levante, Celta, Real y Rayo.

Unionistas elimina al Depor en los penaltis.
Unionistas Twitter

Si la jornada de sábado pareció insuperable, la del domingo no se quedó atrás. La Copa del Rey volvió a igualar las fuerzas y dejar imágenes para el recuerdo. Y eso que la mañana comenzó con el Sevilla arrasando al Escobedo en el Eusebio Arce y el Espanyol dando una buena imagen frente al Sanse en Matapiñonera. Pero la emoción de la matinal se quedó en el Príncipe Felipe y en Las Pistas del Helmántico. El Eibar eliminó al Cacereño, gracias a un gol en propia puerta en el descuento. Antes, Pedro León soltó un latigazo y empató la contienda a diez del final. El fútbol castigó al modesto, como premió a Unionistas a cientos de kilómetros de distancia. En Las Pistas, el equipo charro venció en los penaltis al Deportivo, tras mostrar una gran imagen en los 120 minutos previos. El torneo del KO, un día más, emociona. Ya esperan los dieciseisavos.

Unionistas 1 (8) - Deportivo 1 (7)

Un día histórico para Unionistas y la ciudad. El equipo que nació para homenajear a la difunta Unión Deportiva Salamanca ha sacado todo su corazón y se ha vaciado para alcanzar los dieciseisavos de final de la Copa del Rey y verse las caras con un gigante de Primera División. Lo ha hecho a costa del Deportivo de la Coruña, que se podrá centrar en lograr la permanencia en LaLiga SmartBank. Fue en los penaltis, en una tanda de infarto, que se resolvió en el lanzamiento número 18, transformado por José Ángel. Antes, bajo la niebla y un ambiente ensordecedor en Las Pistas, el Depor no fue capaz de dominar a un Unionistas fantástico, con un Góngora excelso y un Koke Vegas salvador en varias ocasiones. El guardameta visitante frenó una y otra vez las intentonas locales hasta que Guille Andrés le consiguió perforar. Después, en una mala salida de Brais, Borja Valle empató la contienda. Un borrón también en una gran actuación, cerciorada en los penaltis cuando paró a Gaku Shibasaki. En el fervor de un estadio, con la afición y la cantera abrazando a los jugadores tras la conclusión. Es el triunfo del fútbol popular, tan defendido por Unionistas, a costa de un Deportivo que sigue en pie para su gran batalla. Un día histórico.

Escobedo 0 - Sevilla 5

En lo que pudo ser una pesadilla, con el resultado en la mano, no fue más que una mañana histórica para el modesto Escobedo. El Eusebio Arce se vistió con sus mejores galas, dejando imágenes que difícilmente olvidarán en la pequeña localidad de Camargo. El Málaga no sobrevivió a la visita allá por el mes de diciembre, pero el Sevilla son palabras mayores. Lopetegui, con el fin de evitar sorpresas, planteó un once con muchos titulares, aprovechando también el descanso en LaLiga Santander. Estos respondieron nada más arrancar el partido. Luuk de Jong hizo el primero a los 17 minutos, aunque el segundo tardó en llegar. Lo hizo Nolito, al filo del descanso. La segunda mitad fue terreno de Ocampos, hasta que fue sustituido por el casi inédito Rony Lopes. Antes, le dio tiempo a hacer el tercero. El Mudo Vázquez y Oliver Torres cerraron la fiesta. Una fiesta para ambos, por la oportunidad de oro de estar con los mejores y por el billete a dieciseisavos que ya ha reservado el Sevilla, un siempre candidato a levantar el trofeo.

UD Sanse 0 - Espanyol 2

Un halo de luz para todos los problemas del Espanyol. Sorprendente, visto lo visto, pero el equipo catalán sigue vivo en las tres competiciones. Siempre con la prioridad de lograr la salvación en LaLiga Santander, el torneo del KO sirve para ganar oxígeno y, sobre todo, dar oportunidades de reivindicarse a los menos habituales. A los suplentes y... a los nuevos. Raúl de Tomás no falla en su cita con el gol. Es un delantero de los que pueden dar una permanencia y tardó poco en demostrarlo. No fue de la partida, salió en la segunda mitad e Irureta le llegó a desquiciar con varias paradas salvadoras. El guardameta del Sanse fue héroe hasta que no pudo más. Primero Calleri perforó su portería, en los últimos compases de la primera mitad. Después fue RDT el que lo logró. El Sanse dio la cara, pero la expulsión de Pipe con cuarenta minutos aún por disputar fue demasiado a la hora de plantar batalla. En época de tormenta, un rayo de sol lo cambia todo. Los locales se despiden con honor y el Espanyol, que pudo parecer muerto, sigue muy vivo.

Cacereño 1 - Eibar 2

Destino cruel en partido parejo. Marcos Torres hizo creer que era posible. Fue la ilusión de toda una ciudad, cuando el futbolista festejó con rabia lo que era un gol histórico en el minuto 63. No fue casualidad, el partido había transcurrido en zona de nadie, con algo más de protagonismo lógico del Eibar. Pero la diferencia de categoría no era palpable sobre el césped y los de Mendilibar se vieron ahogados por momentos en un gran ambiente en el Príncipe Felipe. Lo empezó a arruinar Pedro León, que soltó un zapatazo a la escuadra cuando en la grada ya contaban los minutos para el final. Y cuando la prórroga ya era una realidad, incluso para los visitantes, Alberto Delgado metió la cabeza para interceptar un envío de De Blasis con la mala fortuna que el balón acabó dentro de su propia portería. Fue un cúmulo de infortunios, porque de eso también depende el fútbol. Un deporte que condenó al pequeño y dio alas al grande sobre la bocina. Pero, como ya expuso el Eibar en sus redes sociales en la previa, hasta hace nada eran uno más. Uno de esos equipos madrugadores en la mañana del domingo, de fríos campos, de presupuesto humilde. Así eran hace una década y quién sabe si el Cacereño tendrá ese mismo futuro. Por el momento, se despide con intención de volver. Más pronto que tarde.

Mérida 1 - Celta de Vigo 4

Así son las cosas: los equipos de la parte baja de la tabla en LaLiga Santander no solo no renuncian a la Copa, sino que recuperan sensaciones con grandes actuaciones. Le sucedió al Celta, que se impuso por un gol a cuatro y mostró su mejor fútbol en el Estadio Romano. Santi Mina y Pione Sisto hicieron los dos primeros goles a la media hora. El danés tuvo la ayuda del guardameta, que acusó la incidencia del sol y estuvo lento de reflejos. Parecía una tarde tranquila para los de Óscar, pero tenían que dejar un matiz que recordase a su temporada. Gonzalo Poley, de penalti, recortaba diferencias al filo del descanso. Pero la charla en el entretiempo fue eficaz y los casi 7.500 aficionados del Estadio Romano se quedaron ojipláticos cuando Brais Méndez amplió la distancia desde el punto fatídico tres minutos después de la reanudación. Santi Mina cerró la fiesta y Denis Suárez regresó tras varias semanas de lesión. Ganó el Celta y también lo hizo el Mérida. Porque no hay mayor premio que todo un estadio cantando aun en la contundente derrota. Aunque el billete para dieciseisavos tampoco está mal.

Ceuta 0 - Real Sociedad 4

El Alfonso Murube apreció durante más de una mitad la resistencia del Ceuta. Porque la Real Sociedad golpea con fútbol, con asociación y con protagonismo de la cantera. Con un gran Barrenetxea en banda, con Sangalli como protagonista destacado y con un Oyarzabal incansable. Pero no fue hasta el segundo tiempo cuando aparecieron. Precisamente Sangalli hizo el primero a envío de Oyarzabal. Januzaj, claro candidato a ser uno de los mejores de la Copa tras un nuevo recital unido al 'hat-trick' de la primera ronda, anotó el segundo. Completó Sangalli su doblete y Barrenetxea se estrenó. Cuatro goles en once minutos en lo que fue un ciclón para liquidar la eliminatoria. A los vascos les gusta la Copa del Rey y la Real Sociedad lo volvió a demostrar. Decía el Ceuta en la previa que podía ser un gran día. Y lo fue. Por el duelo histórico para los ceutís y porque los de Alguacil, por fin, rompieron su maleficio con la ciudad autónoma.

Barakaldo 0 - Rayo Vallecano 2

El Rayo Vallecano sobrevivió al síndrome de los equipos de Segunda División y ya ha cerrado su billete para dieciseisavos de final. Lo hizo a costa del Barakaldo, que dio la talla, pero acusó la buena primera mitad de los visitantes. Y eso que no comenzó mal, con un remate arriba de Iker Olaizola y una buena intervención de Morro, muy atento durante todo el partido. A los 14 minutos, Pozo marcó el primero de la tarde y, desde entonces, se sucedieron las ocasiones: primero latigazo de Álvaro, después mal remate de Piovaccari, posteriormente no llegó de milagro el delantero... Su 'hat-trick' de ocasiones desaprovechadas llegó con un gol anulado por fuera de juego. Media hora después, en el 65', volvió a sufrir la bandera del línea tras perforar la portería rival. Entre gol y gol, perdonó un mano a mano y disparó arriba. Desesperado él, Jony Montiel y Álvaro García, sobresalientes en el duelo. De hecho, este último remató al palo. Estas líneas pueden parecer engañosas, ya que el Barakaldo dio la talla y se creció en la segunda mitad. No tuvo ninguna clara, también fruto de la atención de la zaga. Pero ahí seguía en el partido, firme y sin agachar la cabeza, hasta que Piovaccari sentenció en el 82' en el tú a tú con el guardameta. Lo mereció el Rayo, pero estuvo cerca de sufrir la fuerza de Lasesarre.

Real Jaén 1 (4) - Levante 1 (5)

El Levante cerca estuvo de sufrir la eliminación ante el único equipo de Tercera División que había sido capaz de derrocar a uno de LaLiga Santander en la primera ronda. Se trata del Jaén que, al borde de la desaparición por deudas, sigue luchando con la misma entrega sobre el césped. Primero ajustició al Alavés y después rozó la gesta contra un equipo granota que acabó con diez jugadores. Sergio León, a la media hora, marcó el primer gol del partido e hizo pensar que el Levante cabalgaría cómodo al triunfo. No fue así, debido, en parte, a la expulsión de Nikola Vukcevic a los 43 minutos de encuentro. Lo cambió todo el medio centro. Desde entonces, el Jaén se vino arriba, si bien el espíritu ofensivo de los de Paco López les hizo rozar el gol en varias ocasiones. Los locales, por el contrario, tampoco tuvieron demasiadas ocasiones claras hasta que Miguel Martín puso las tablas a falta de diez para la conclusión. En la prórroga se le complicó más aún al Levante con la roja a Cabaco. Pero logró aguantar agónicamente lo que restaba y forzar los penaltis. En ellos, no había diferencia de categoría, pero sí se evidenció que no jugaban en igualdad de condiciones en el cómo lidiar con la presión. Juanca falló el quinto y definitivo y Coke no perdonó. El Jaén continuará su supervivencia más valiosa, porque aún le queda mucha vida. El Levante sobrevive de otra manera. En la Copa, que vivirán con ilusión.

Los 32 equipos clasificados para dieciseisavos de Copa

18 de Primera División: Barcelona, Real Madrid, Atlético, Valencia, Sevilla, Real Sociedad, Athletic, Villarreal, Granada, Levante, Osasuna, Betis, Valladolid, Eibar, Celta, Mallorca, Leganés y Espanyol.

6 de Segunda División: Real Zaragoza, Mirandés, Rayo, Tenerife, Elche y Girona.

8 de Segunda B: Ebro, Ibiza, Badajoz, Badalona, Cultural Leonesa, Recreativo, Unionistas y Logroñés.