INGLATERRA

El calvario de Danny Drinkwater: de campeón de la Premier a descarte del Burnley

El centrocampista inglés ha sido devuelto al Chelsea por el conjunto dirigido por Sean Dyche tras seis meses de cesión y sólo dos partidos jugados.

El calvario de Danny Drinkwater: de campeón de la Premier a descarte del Burnley

En verano de 2017, el Chelsea pagaba unos 38 millones de euros al Leicester por Danny Drinkwater. El centrocampista había sido fundamental en el asombroso campeonato liguero ganado por Ranieri y sus hombres en la 2015-16 y desde Londres confiaban en el éxito de la pareja Drinkwater-Kanté (ficharon al francés el verano anterior), de la que tanto disfrutaron en el King Power Stadium. Dos años y medio después, el otrora internacional con los three lions ha sido devuelto al Chelsea por el Burnley, sólo seis meses de que comenzase la cesión del jugador. Si bien es cierto que el préstamo finalizaba en esta fecha,los de Lancashire tenían la posibilidad de extenderlo hasta el final de temporada, algo que no han contemplado. Dos partidos y 149 minutos en seis meses muestran la poca confianza de la que gozaba Drinkwater por parte de Dyche.

  • Centrocampista
  • Inglaterra

Las lesiones marcaron su primera temporada, en la que jugó 22 partidos a las órdenes de Antonio Conte. El año casi en blanco bajo el mandato de Sarri, y un escándalo por conducir borracho, marcaron la segunda. Parecía que su cesión al Burnley sería una redención para el centrocampista, pero nada más lejos de la realidad. A principios de septiembre, cuando apenas había dado comienzo la campaña, una pelea del jugador en su Manchester natal en la puerta de un local nocturno le costó una lesión en el tobillo que le mantendría fuera de los terrenos de juego durante mes y medio, además de varios cortes en la cara. A pesar de no ser sancionado por su conducta y recibir el apoyo público por parte de su entrenador, 59 minutos en la derrota de su equipo ante el City (1-4) han sido la única oportunidad de la que ha disfrutado el exjugador del Leicester desde el incidente. 

Ahora buscará una verdadera redención aprovechando el nuevo año. El mediocampiste, a sus 29 años, sigue teniendo buen cartel en Inglaterra y el Aston Villa, que ha perdido por lesión a John McGinn hasta marzo, necesita experiencia en su centro del campo y, según apuntan medios ingleses, ha puesto sus ojos en Danny. Veremos si 2020 es el año del retorno del Drinkwater que a punto estuvo de ir con Inglaterra a la Eurocopa de 2016.