TOTTENHAM

Mourinho: "Sé el futuro de Eriksen, pero no lo voy a decir"

El futbolista danés acaba contrato el próximo mes de junio y su entrenador ha reconocido que ya sabe la decisión que ha tomado: "No seré yo quien lo diga".

0

A vueltas con el futuro de Christian Eriksen. El futbolista danés acaba contrato el próximo mes de junio y, a pesar de que todo apuntaba a que no renovaría su vínculo con el Tottenham, la llegada de José Mourinho podría haber dado un vuelco a su idea inicial. Eso mismo sucedió con Toby Alderweireld, que amplió su estancia en Londres una vez que el portugués se hizo con los mandos.

Si bien el danés todavía no se ha pronunciado, Mourinho ya conoce cuál es su decisión: "Sé su futuro. En cualquier caso, creo que lo conozco, porque tenemos una comunicación totalmente honesta y abierta". No obstante, no ha revelado lo que sucederá con él: "Confiamos el uno en el otro. Lo único que puedo decirte es que sé lo que hará, pero no seré yo quien lo diga. Dependerá de él decir qué es y cuándo decidirá hablar de ello, no de mí".

Aun así, suceda lo que suceda, no duda de su compromiso: "Mi sensación es que Eriksen quiere ayudarnos, por eso lo pongo cuando necesito un jugador con sus cualidades". De todos modos, el danés sigue sin entrar con asiduidad en las alineaciones. En Premier, Mourinho se ha sentado siete veces en el banquillo y no ha alineado de inicio al pretendido por el Real Madrid en ninguna ocasión. Eso sí, en cinco de los duelos le ha dado una oportunidad como revulsivo.

En la Champions es otra historia. Frente al Olympiacos, Mourinho se atrevió con un cambio inusual y retiró a Eric Dier a la media hora de partido cuando su equipo perdía 0-2. En su lugar, introdujo a Eriksen, que mostró una gran versión y participó con una asistencia del triunfo por cuatro goles a dos. Quizás su rendimiento le dio la titularidad en el intrascendente duelo ante el Bayern. Los alemanes, ya clasificados como primeros de grupo, fueron mejores y no dejaron al danés imponer su fútbol desde la mediapunta.

Eriksen rechazó al United

Desde luego, a Eriksen no le faltan pretendientes. Uno de ellos es el Real Madrid, pero no el único. Según informó el Mirror, Ed Woodward, directivo del Manchester United, está dispuesto a poner encima de la mesa una cifra cercana a los 25 millones de euros. Una cantidad que podría agradar a Daniel Levy, que sabe que le perderá a coste cero, salvo giro de los acontecimientos, en el mes de junio. No obstante, el medio británico explica que es el futbolista el que lo ha rechazado porque su intención es recalar en la capital de España.

José Mourinho, mientras, se resiste a perderle: "Lo único que diré sobre Eriksen es que quiero que firme un nuevo contrato. Creo que un jugador firma un contrato cuando el club, el jugador, la familia y el agente quieren. Si una de esas partes no quiere es muy difícil que pase a no ser que el jugador cambie de representante y el nuevo quiera". Además, y a pesar de las aparentes reticencias con el entorno, sus compañeros se encargan de alabarle públicamente cuando la ocasión lo requiere. "Marcó la diferencia. Estábamos a punto de perder cuando él entró", explicó Dele Alli tras la remontada ante el Olympiacos.

Eriksen dialoga con Mou en un partido del Tottenham.

Levy levanta la mano

Daniel Levy es conocido por todos como uno de los negociadores más intransigentes del panorama fútbol mundial. Sin embargo, pocas veces se había visto en la situación de tener que lidiar con un jugador que se cierra en banda y no quiere renovar su contrato. A pesar de ello, el pasado verano exigió importantes cantidades por su contratación, lo que provocó su continuidad un año más en Londres. La situación parece haber cambiado. "Sinceramente, no tenemos miedo de comerciar con nuestros rivales", dijo el mandatario ante la pregunta de si le importaría que recalase en otro equipo de la Premier.

Además, no tuvo reparo en reconocer las intentonas de prolongar su estancia: "Mi opinión es realmente simple. Para que un jugador firme un nuevo contrato, no solo las condiciones deben ser las correctas, sino que le jugador debe querer hacerlo. No quiero comentar demasiado acerca de jugadores individualmente. Sería injusto porque las circunstancias de cada jugador son diferentes. Habrá jugadores que quieran quedarse y habrá otros que no". 

El futbolista se mantiene al margen

Desde la llega de Mou al banquillo londinense, Eriksen no ha hecho ni una sola declaración pública sobre su futuro. Quizás todo ha cambiado desde entonces, aunque lo cierto es que jamás ha dejado caer su intención de marcharse. "Siento al cien por cien que el Tottenham tiene plena confianza en mí. No hay gran diferencia con respecto al año pasado, excepto que juego un poco menos este. No creo que haya una conexión entre mi situación contractual y el hecho de que no haya jugado tantos partidos", dijo con Pochettino todavía a los mandos.

No obstante, tiene motivos para querer dar un nuevo paso en su carrera. El pasado mes de noviembre, AS analizó las razones por las que Eriksen todavía no había renovado. Entre ellas, estaba su relación con Pochettino, ahora subsanada tras su destitución. Pero había más: dar un paso más en su carrera deportiva, sus roces con Daniel Levy, las importantes ofertas que tendrá encima de la mesa y la sensación de que la final de Champions de la pasada campaña puede ser el tope del Tottenham a nivel europeo.