ATLÉTICO DE MADRID

El Metropolitano toma la palabra

El Atlético se juega parte de su futuro en los dos próximos partidos en casa. El domingo 1 llega el Barcelona, líder, y el miércoles 11 el Lokomotiv, con la Champions en el aire.

El Wanda Metropolitano, durante el Atlético-Juventus
OSCAR DEL POZO AFP

El mes de diciembre promete emociones fuertes para el Atlético. Tras unas semanas con pocos goles y demasiados empates, el equipo afronta el último mes del año con dos envites a los que debe hacer frente para no quedar tocado tanto en Liga como en Europa. El domingo (21:00) asoma el Barcelona y perder supondría tener la Liga muy cuesta arriba antes de Navidades. El miércoles 11 (21:00) llegará el Lokomotiv y un tropiezo podría ser demoledor, pues podría quedarse fuera de la Champions. El Wanda Metropolitano toma la palabra.

La afición ya se está movilizando para estas citas. Para la del Barça no hace falta especial motivación. Es un partidazo y apetece desde que se conoce el calendario. Además, la mayor cuenta pendiente es que, en Liga, el Atleti de Simeone aún no ha sido capaz de ganar al Barça después de 15 intentos. En el Metropolitano han sido dos 1-1. Y la calculadora dice que los azulgrana están a tres puntos y con un partido menos, por lo que si ganan a los rojiblancos y el Clásico del día 18 se irán a nueve. Mucho trecho.

Lo del Lokomotiv no se esperaba hace unas semanas, pero las derrotas del equipo en Leverkusen y en Turín han puesto al Atleti entre la espada y la pared. El reto es simple: tiene que ganar a los rusos para pasar sin tener que depender de otros. En los foros colchoneros ya se agitan los mensajes para que esa noche ruja el estadio porque, aunque el visitante no sea un rival de renombre, el premio sí es suculento. Ni que decir tiene lo que supondría un traspié. No hay margen de error.

El club anunció que salían a la venta las localidades de los abonados que han cedido su asiento para la ocasión. No son muchas y el lleno está prácticamente asegurado, pero a partir de 100 euros es posible conseguir una entrada para un Atlético-Barça con mucho más que tres puntos en juego. Por ejemplo, el regreso de Griezmann a la que fue su casa.

Para la llegada del Lokomotiv queda aún semana y media y, por tanto, aún hay más localidades en taquilla. Las hay desde 30 euros, y a 40, 50, 60… La visita del rival que menos llamaba la atención del grupo se ha convertido en una finalísima de Champions y la afición atlética aspira a que sea una noche de las grandes por juego, goles, ambiente y el pase a octavos. Si a domicilio el Atleti es cuando ha flojeado, ahora toca revertir la situación al calor del Metropolitano.