Competición
  • Europa League
  • Euroliga
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Alba Berlin ALB

-

Fenerbahce FNB

-

Anadolu Efes IST

-

Maccabi TEL

-

CSKA CSK

-

REAL MADRID | LA ENTREVISTA

Achraf: "A este Real Madrid no se le puede dar por muerto"

El lateral cedido en el Dortmund recibe a AS tras su gran exhibición. "Quiero triunfar en el Madrid, pero si no puedo lo intentaré en otro sitio. Ese es mi sueño".

Empecemos por lo último: menudo partidazo firmó ante el Slavia, con doblete incluido. ¿Qué le dijeron los compañeros y el entrenador?

Estoy muy feliz de poder ayudar al equipo a ganar, era el objetivo más importante porque el grupo es duro. El entrenador me puso en una posición más avanzada y con confianza siempre intentas pisar el área todo lo que puedes, por suerte pude mojar un par de veces. En el vestuario los compañeros me felicitaron y alguna bromilla cayó... Son dos goles para mi pareja (la actriz Hiba Abouk) y para el hijo que esperamos. Siempre hablamos antes de los partidos y en este le dije que iba a intentar marcar para dedicárselo. Pues mira, uno para cada uno.

Ya lleva más de un año en Dortmund y se quedará aquí hasta junio. ¿Cómo se ha adaptado a esto, a un ambiente tan distinto a España o a Marruecos?

La verdad que bastante bien. Sabía que venía a un sitio difícil, se trataba de salir de donde yo había estado toda la vida. Es difícil adaptarse a otra cultura, a otro idioma, pero le doy las gracias a mis compañeros y a la gente que está siempre a mi lado, me han hecho las cosas más fáciles. La verdad, estoy muy contento aquí.

Pero es todo un viaje: de Getafe, donde usted nació, pasando por Marruecos, la tierra de sus padres, y hasta Dortmund. ¿No se sorprende un poco al pensarlo?

Pero es lo que yo he querido también, yo decidí venir aquí porque quería seguir creciendo como jugador y el camino no siempre es como tú quieres. A veces hay que atravesar momentos como éste, irte para otro lado para luego poder acabar ahí donde quieres. A mí me tocó Alemania y la verdad es que no es nada malo, estoy muy agradecido de la oportunidad que se me ha dado de poder seguir creciendo futbolísticamente y como persona. Y aquí estoy.

Viene usted de un entorno modesto, sus padres tenían un puesto en el mercadillo de Majadahonda, usted entró en la cantera del Real Madrid en la categoría benjamín… ¿Qué le han enseñado sus padres que le haya servido en todo este trayecto?

No sólo mis padres, yo siempre he sido parte de una familia humilde. Gente de barrio. Mi padre desde siempre me ha inculcado que con el trabajo y el sacrificio puedo conseguir lo que yo quiera y en base a eso estoy intentando trabajar día a día para intentar conseguir mi sueño, ser futbolista de alto nivel. Y en ello estoy, con trabajo y sacrificio, con humildad y siempre con los pies en el suelo, todo llega.

Dice gente cercana a usted que no entiende que en España le vean con cierta distancia, como a un jugador venido de fuera. Que es usted un chico de Getafe criado toda la vida en España y en la cantera del Real Madrid. ¿Lo nota así?

No puedo escuchar lo que se pueda decir de mí, no sé si es distancia, pero yo intento trabajar no para que se hable o que no se hable de mí, sino para seguir creciendo. Si la gente quiere hablar de mí bien y si no, cada uno sabrá. Yo estoy centrado en lo mío, no en lo que se dice de mí.

Achraf, durante la entrevista con AS.

A lo mejor no jugar con la Selección le penaliza en ese sentido. ¿No se sintió tentado de jugar internacionalmente con La Roja?

Yo estuve en la Sub-19 de España, antes había estado en las inferiores de Marruecos también. Simplemente me sentí mejor jugando con Marruecos, más cómodamente. No sé qué me habría deparado el futuro jugando con la Selección española, pero fue mi decisión porque me siento marroquí y me siento musulmán, por mi familia y por todas las raíces que tengo allí. Creo que fue una buena decisión.

A sus 20 años lleva ya 18 partidos con la selección de Marruecos, ha jugado un Mundial, le nombraron mejor jugador joven africano de 2018… ¿Siente presión en casa, se ve como un cierto ejemplo, un chico de familia modesta que ha llegado a la élite?

No quiero sacar pecho, sólo soy realista, pero sí creo que para mucha gente puedo ser un ejemplo. He jugado con grandes jugadores, en el Madrid y en el Dortmund, y que la gente de Marruecos pueda ver a un paisano suyo en esa situación… eso hace que se fijen en ti, también con la selección. Creo que estoy haciendo las cosas bien con Marruecos y la gente claro que se fija en los jugadores de su país.

El fútbol en Alemania es físico, es rápido y es bastante ofensivo. Todas cualidades que usted tiene. ¿Qué tal se ha adaptado a la Bundesliga?

La verdad es que llegué con unas ideas y con un estilo de juego, pero también sabía que tenía que mejorar bastante. Y la verdad es que tengo desde que llegué esa sensación de estar mejorando poco a poco. He crecido, que es algo que necesitaba, soy mejor jugador y además estoy pudiendo tener continuidad, jugar cada fin de semana y disfrutar de lo que hago, eso se nota en la confianza de un jugador y se agradece al club, al entrenador y a los jugadores. Esa confianza es la que te hace ser cómo eres, te hace ser libre jugando. Soy un nuevo Achraf.

La sensación al verle es que ahora ofrece mucho más: es más intento en defensa y aparece mucho en ataque, puede jugar por ambos laterales y en ambos hace daño.

No sabría decir en cuál de los dos lados estoy más cómodo, he aprendido bastante jugando en los dos lados y voy a seguir haciéndolo. Lo veo como una faceta muy buena para mí, cualquier entrenador que tenga a un jugador capaz de jugar por las dos bandas, a alguien polivalente, sabe que eso beneficia al equipo. En la derecha es más tirar para arriba y centrar y en la izquierda es algo más de combinación y de disparar si se puede. También tiro cuando voy por la derecha, pero no es mi perfil bueno y eso se nota.

¿Cómo es su relación con Favre? ¿Es parecido a Zidane?

Muy buena, intenta ayudarme siempre, me enseña vídeos, me corrige, sabe que soy joven y puedo aprender y yo la verdad es que le escucho porque diría que todo lo que me aconseja son verdades. Él tiene mucha experiencia e intenta ayudarme todo el tiempo, en entrenamientos y en los partidos. Es bastante parecido a Zidane, son dos entrenadores a los que les gusta hablar, estar pendientes de los jugadores, buscar mejorarles siempre para que crezca todo el equipo. Sí se parecen.

Llevaba usted apenas unos meses aquí y Hans-Joachim Watzke (director ejecutivo del Dortmund) hizo una broma en un evento del club, en presencia de usted, sobre que iban a hablar con Florentino para intentar ficharle... Se nota que están a gusto con usted aquí.

Se agradece algo así, que lleves aquí menos de un año y que ya te digan que quieren que estés aquí para siempre, y también te hace pensar que estás haciendo bien las cosas, que están contentos contigo y que tú lo estás con ellos. Pero esa es una decisión que no creo que sea mía, lo tienen que hablar entre los clubes y con mi agente. Yo voy a intentar seguir haciendo mi trabajo para ayudar al Dortmund, a ver si podemos conseguir grandes cosas juntos.

Algo grande sería arrebatarle la Bundesliga al Bayern.

El año pasado tuvimos opciones hasta el final, hicimos una gran temporada y se escapó en el último momento. ¿Pero por qué no poder conseguirla este año? Estamos trabajando bien, al principio de la temporada le ganamos la Supercopa al Bayern y eso nos motiva, vemos que podemos conseguir grandes cosas. Estamos en ello, esperamos que este sea el año.

Cuando le tocó salir de Madrid, ¿qué le llevó a aceptar irse a Dortmund?

De las opciones que tenía, creo que esta era la mejor, por el estilo de juego que tiene la liga alemana, había hablado con jugadores que estuvieron aquí como Borja Mayoral (cedido un año en el Wolfsburgo). Él me explicó cómo era el juego y me dijo que me iba a beneficiar seguro. Es una decisión que, a día de hoy, la veo bastante buena. El club no se ha equivocado y yo creo que tampoco.

Al mismo tiempo que usted llegó Alcácer. ¿Es su mayor apoyo en el vestuario?

Sí, me llevo muy bien con él. Al final hablamos el mismo idioma y venimos del mismo país, he hecho muy buenas migas con él y tenemos una relación muy muy buena. Somos amigos.

Hace poco jugaron contra el Barcelona. Acabó 0-0, pero tuvieron ustedes las mejores oportunidades.

Me dejó una sensación un poco amarga, de haber hecho un gran trabajo y sólo faltarnos el gol para llevarnos la victoria. Pero salimos muy contentos por lo que hicimos, luchar así contra un gran rival y haberles tenido contra las cuerdas. Vamos a ver lo que depara el grupo.

En aquel partido tuvo que marcar a Ansu Fati, que ha sorprendido en este arranque de temporada. ¿Qué sensación le dejó?

Me gusta ver fútbol y ya le había visto en otros partidos al chaval. Es joven, tiene una progresión muy buena, es un buen jugador y está rodeado de otros grandes jugadores, eso le hará mejorar. Él, Messi y Griezmann fueron difíciles de parar, pero lo hicimos muy bien.

Achraf, durante la entrevista con AS.

¿Se imagina un cruce con el Madrid en el futuro?

De momento voy paso a paso, con todo el grupo que tenemos ahora lo que debemos es clasificarnos y a ver quién toca. Si es el Madrid, bienvenido sea. Claro que sería especial para mí, me lo tendría que tomar como un partido más para quitarme presión, pero es mi casa desde siempre. Esperemos que no nos toque… O que toque lo más lejos posible. En la final, eso me encantaría.

¿Celebraría un gol ante el Madrid?

Si soy sincero, no. No lo haría, no soy de esos jugadores. Es mi casa, es el club que me ha ayudado, que me ha dado la oportunidad de ser futbolista. Le estaré eternamente agradecido. No podría celebrarlo.

Su año en el Madrid fue raro: debutó profesionalmente y ganó la Champions, pero no jugó todo lo que le habría gustado.

Saque cosas positivas y cosas negativas, fue un año difícil a pesar de que ganamos grandes títulos. Tuve la oportunidad de debutar en LaLiga y en la mayor competición, que es la Champions, al lado de grandes jugadores. Tampoco me esperaba jugar mucho, sabía el rol que tenía, venía del Castilla y estaba ahí para ayudar, en cualquier momento en que me necesitará el míster ahí me iba a tener.

¿Pero se fue muy injusto con un chico de 18 años como usted en algunos momentos? Hablo de partidos como el de Londres ante el Tottenham o la eliminación copera ante el Leganés…

Sabíamos que la exigencia del Madrid es máxima, pero sí creo que la afición a veces criticaba a jugadores jóvenes a los que no debía de criticar. Yo venía del Castilla, era mi primer año, pero también sabía que en el Madrid estás para lo bueno y para lo malo, aquello me hizo fuerte y aprendí que en la malas te criticarán y en las buenas, estarán a tu lado. De eso aprendes, también es algo que saque de aquel año.

¿Cómo era su relación con Zidane?

Bastante buena, y la sigo manteniendo. Es un entrenador que siempre me da consejos buenos, se nota que quiere lo mejor para mí, como si fuera su hijo. Desde que me fui he visto que alguna vez ha hablado de mí y yo le estoy muy agradecido por darme la oportunidad de jugar en el Real Madrid, en el mejor club del mundo. Pase lo que pase, siempre voy a tener buena relación con él.

Usted tenía cerrada su cesión al Alavés y él lo frenó, pidió que se quedase. ¿Qué representa para usted Zizou?

Para mí es un ejemplo, fue un grandísimo jugador y luego ha demostrado ser también un grandísimo entrenador. Para mí que él dijese que no se hiciese la operación y que me quedase allí con él, significó muchísimo. Viniendo de un entrenador como él, eso ayuda a trabajar cada día más.

Ganaron la Champions… y él dimitió. ¿Se le notaba harto?

No, no noté nada. No me lo imaginaba, yo pensaba que era su casa y mira, ahora ha vuelto porque el madridismo le necesita. Y él necesita al Madrid. Me sorprendió bastante que se fuera, no me lo esperaba.

Y Cristiano también se fue, poco después.

Sí, otra sorpresa. Yo no había escuchado nada sobre eso al final de la temporada, él estaba como siempre. Cuando se anunció dije: “No me lo creo”.

Para tratar de cubrir ese hueco ha venido este año Eden Hazard, con cuyo hermano Thorgan comparte usted vestuario.

A veces comentamos algo sobre el equipo, vemos al Madrid juntos, siempre que podemos… Comentamos cosillas.

Otro que llegó es Jovic, al que conocerá de Alemania.

Es un gran delantero, me he enfrentado dos veces contra él y se le nota que tiene hambre de gol. Va a ayudar bastante al Madrid cuando lo necesite.

¿Cómo madridista, cómo vivió el derrumbe del equipo el curso pasado?

No sé si fue tan derrumbe, pero el Madrid siempre tiene las expectativas muy altas, aspira a lo máximo y tiene malacostumbrada a la gente por estar ganando todos los años títulos, títulos, títulos. Y está un año sin ganar nada y parece que ha explotado algo. Han tenido un año malo, pero hay que tener paciencia, de eso se sale porque son los mismos jugadores. Ahora han cambiado algunas piezas, pero creo que de esta van a salir.

Marcelo, Ramos, Benzema, Modric… ¿No está agotada esa generación?

Para nada, esos jugadores en cualquier momento aparecen y ya sabemos que no hay que darles por muertos, el día de mañana te pueden conseguir otra Champions.

Ziyech, del Ajax, es amigo suyo. ¿Qué le ha contado de aquel 1-4 en el Bernabéu?

Vi el partido, aunque no comenté demasiado con él. Ellos también son un gran equipo, hicieron las cosas muy bien. El trabajo que hicieron fue para admirarlo.

¿Y la derrota en París, la vio?

Sí, pude, nosotros jugamos el día de antes. El PSG es un gran equipo, todo puede pasar y hay que tener paciencia, ya sé que el Madrid es el Madrid pero los otros equipos también juegan y ese día se vio. Cuando pierdes hay críticas y cuando ganas, todo vuelve a la normalidad. Hay que estar tranquilos, todo llega. Al Real Madrid no se le puede dar por muerto.

Hasta Zidane, que ha ganado tres Champions para el Madrid, ha sido bastante criticado. ¿Es el entrenador ideal para el Madrid?

A veces me parecen muy injustas las críticas a jugadores o a Zidane, todos ellos han dado miles de cosas al club: Champions, otros trofeos… y sobre todo, han mejorado al club, no creo que se lo merezcan, son leyendas del club y hay que tenerles un poco de respeto. Yo creo que Zidane sí es el ideal para el Madrid, no hay ningún entrenador que haya ganado tres Champions seguidas para un club. Es el ideal y lo ha demostrado.

Al final de este curso, le toca volver al Madrid, aunque el Borussia le quiere y otros muchos clubes, también. ¿Y usted que quiere?

Mi idea de momento es el siguiente partido, seguir haciéndolo muy bien, a un nivel muy alto. Y de aquí al verano ya veremos qué pasa, no debo centrarme en el año que viene sino en hacer un buen año para poder hacer lo que me apetezca a final de temporada.

¿Pero siente que se ha ganado el derecho a regresar al Madrid?

Mi cesión es de dos años y esa respuesta la tengo que dar cuando acabe el préstamo, veré si han merecido la pena estos dos años y si estoy preparado para el Real Madrid. De momento estoy a un nivel muy bueno, así creo que podría estar en el Real Madrid. Pero a final de temporada te digo si estoy o no preparado. Pregúntame en mayo.

Ahora o en mayo, triunfar en el Madrid será su sueño.

No te voy a mentir, claro que me gustaría triunfar allí. He crecido en el Madrid, es mi casa y ahí me gustaría crecer, pero si no es así intentaré triunfar en otro lado. Ése es mi sueño.

¿Qué le pide a la temporada? Aparte de ganar en el Camp Nou…

Esa es una de las que puedo pedir, seguro. Pero sobre todo cumplir los objetivos, ganar lo máximo posible. Y yo seguir a nivel alto, crecer y que las lesiones me respeten.