Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Copa Argentina
  • Hoy en As
Liga Endesa ACB
San Pablo Burgos BUR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Joventut Badalona JOV

-

Baxi Manresa MAN

-

Morabanc Andorra AND

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Mundial de Clubes
Serie A
Brescia Brescia BRE

-

Lecce Lecce LEC

-

Liga Holandesa
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Twente Twente TWE

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

River Plate River Plate RP

3

REAL MADRID

El misterio de Brahim

El joven malagueño ha sufrido dos lesiones que le han impedido tener continuidad en los entrenamientos y coger ritmo para competir.

La temporada ha empezado torcida para Brahim. Dos lesiones musculares y la sobrepoblación de efectivos ofensivos mantienen inédito al atacante malagueño de 20 años. El exjugador del Manchester City es uno de los jugadores de la primera plantilla junto a Nacho, Rodrygo, Mariano y el recién llegado Areola (además del lesionado Asensio), que aún no ha jugado ni un minuto.

Brahim se encuentra aún en fase de una particular pretemporada. La plaga de lesiones musculares que ha sufrido el equipo y que aún mantiene efectivos en la enfermería (Modric e Isco) se ha cebado especialmente con él. Al quinto día de la estadía en Montreal, una dolencia en el bíceps femoral izquierdo le mantuvo 32 días de baja. Apenas cinco días después de regresar a los entrenamientos, otra lesión muscular, esta vez en el recto anterior derecho, le tuvo 22 días apartado.

Regresó a los entrenamientos con el grupo coincidente con la vuelta de los internacionales tras el primer virus FIFA de la temporada. Aún lleva menos de dos semanas continuadas entrenándose con el grupo, un tiempo de rodaje prematuro para afrontar un partido de competición. Y un hándicap a vistas de Zidane, que como entrenador se ha distinguido, entre sus muchas virtudes, por hacer gala de una extrema prudencia a la hora de reincorporar a jugadores salidos de lesión.

Fichado en invierno, Brahim ya tuvo oportunidad de mostrarse en el tramo final de la temporada pasada exhibiendo un buen rendimiento: con un gol y dos asistencias. Debutó con Solari contra el Betis en el último partido de la primera, pero fue Zidane quien le dio la titularidad en un partido contra el Huesca condicionado por el virus FIFA. Dejó una impresión satisfactoria y repitió de inicio en cuatro de las últimas cinco jornadas del campeonato, dejando una muesca de su talento con el gol a la Real en Anoeta, su primer tanto con la camiseta blanca. Acabó sumando 377 minutos en Liga y 16 testimoniales en Copa.

Brahim no lo tendrá fácil cuando esté a disposición en óptimas condiciones. Benzema y Hazard son indiscutibles (salvo descanso), sólo quedan una o dos plazas libres en el once según el sistema de juego de Zidane, y de momento Bale y James están rindiendo a un nivel extraordinario. Si lo mantienen será difícil desbancarles, salvo contratiempo o necesidad de darles descanso. Y además otros jugadores como Isco, Vinicius, Lucas Vázquez o Rodrygo también compiten por el puesto. Por si fuera poco este año la primera ronda de Copa –tradicional oportunidad para los que disfrutan de menos minutos– será más tardía (22 de enero) para el Madrid, a partido único (sin plácido partido de vuelta en el Bernabéu) y también más complicada. Puede que ya no haya supervivientes de Segunda B cuando el Madrid entre en competición en el torneo del KO. Pero éste, bien lo saben James y Bale, es el Madrid de las (gratas) sorpresas.