REAL ZARAGOZA

Pombo se queda y Víctor espera aún a Sergio García

El mercado se cerró para el Real Zaragoza sin novedades, pero con la negociación todavía abierta con el veterano delantero.

Pombo se queda y Víctor espera aún a Sergio García
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Como se esperaba, no ha habido sorpresas en el cierre del mercado de verano, aunque el Real Zaragoza mantiene abierta la negociación con Sergio García, que, al ser un futbolista sin contrato, puede firmar en cualquier momento desde el paro. Por su parte, Pombo, el último de los transferibles oficiales, se queda, al menos hasta enero, después de que ningún club de Segunda División haya estado dispuesto a pagar por él un traspaso.

Durante todo el fin de semana, el Zaragoza intentó cerrar el fichaje de Sergio García, y el domingo por la tarde le mejoró sustancialmente la oferta al delantero catalán, pero el acuerdo no cristalizó, aunque las conversaciones continúan y, pese a su enorme dificultad, nadie da por zanjada la negociación. Ahora es el futbolista el que debe decidir, a sus 36 años, si se retira, si acepta una jugosa oferta de un club de Emiratos Árabes o si firma por el Zaragoza, cuya propuesta es de dos años de contrato.

Víctor Fernández, que mantiene con él un diálogo constante, sigue esperando a Sergio García, porque considera que el veterano delantero de 36 años, con pasado a sus órdenes en La Romareda, es la pieza que le falta para acabar de completar su ataque, y elevar las posibilidades para pelear por el ascenso.

El técnico pretendía también la incorporación de un mediocentro, dados los problemas físicos de Zapater, cuya fecha de reaparición está en el aire, o la bisoñez de Bikoro para la categoría, pero el director deportivo Lalo Arantegui, que mañana por la mañana ofrecerá una conferencia de prensa, decidió frenar hace unos días esa contratación, pese a haber sugerido varios nombres durante un par de semanas como alternativa al fichaje fallido de Nolaskoain.

Y, como estaba cantado, se queda Jorge Pombo, sin ofertas serias de clubes de Primera División y al que ha pretendido algún ‘segunda’, pero sin pagar traspaso. El canterano acaba contrato al término de esta temporada y seguirá en La Romareda al menos hasta el menos de enero.