LALIGA-RFEF

Un juez interviene en la guerra LaLiga-RFEF por los horarios

Tebas quiere partidos los viernes y los lunes y la Rubiales, no. Ninguno de los dos acudió al acto. El CSD medió sin éxito antes de esta vista de hoy.

Un juez interviene en la guerra LaLiga-RFEF por los horarios

El Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Madrid celebra hoy la vista de medidas cautelares respecto del procedimiento instado por LaLiga, una vez que la jueza única de Competición de la RFEF, Carmen Pérez, rechazó los horarios de los partidos propuestos por la patronal para el inicio del campeonato. En concreto, los que afectaban a las tres primeras jornadas, con lunes y viernes incluidos, y que Competición aglutinó sólo en sábados y domingos. La cita tiene lugar tras una mediación del CSD sin acuerdo. Es un paso más en esta larga cronología:

Origen del conflicto

LaLiga pactó en 2010 con la RFEF poder jugar los lunes a cambio de 3,3 millones anuales (+ IPC). Este acuerdo se incluyó en ese convenio de coordinación y en el de 2014, pero no en el renovado el 3 de julio de 2019. Rubiales quiere recuperar la competencia de fijar los horarios que Villar, por desinterés, cedió a LaLiga junto a otras 12 concesiones.

Choque

La RFEF, ya con Rubiales, pidió revisar los acuerdos. Encargó una auditoría para estimar los ingresos por jugar los viernes y pidió 33 millones al año. LaLiga se negó: se aferra al Real Decreto de 2015 en el que, pese a no haber referencias específicas, acordaron jugar viernes y lunes sin que la RFEF se opusiera y a que hay 50 contratos televisivos firmados en el mundo por los que los clubes ingresarán 6.000 millones en los próximos tres años (2.000 al año).

Horarios de LaLiga

El pasado 12 de julio, la patronal oficializó que el campeonato 2019-20 se abriría el viernes 16-A con un Athletic-Barça y que tendría un Betis-Valladolid en lunes. Además, justificó los horarios con un informe meteorológico de AEMET. Rubiales aseguró que no autorizaría este plan al no haber acuerdo: "Tebas ningunea al fútbol".

Careo en el CSD

Tras diez intensas reuniones para firmar un convenio de coordinación de mínimos, el 17 de julio la RFEF y LaLiga se vieron otra vez con Rienda por el Caso horarios. Sin Rubiales ni Tebas, no cambió nada, pese a que la RFEF dice que ofreció jugar los viernes e ir reduciendo los lunes como en la Premier (uno al mes). Al menos se llegó a un acuerdo: no reunirse más y ponerse en manos de un juez.

Competición agita

El 26 de julio, la jueza única, Carmen Pérez, dio la razón a la RFEF, organismo del que depende y cobra. Rechazó los viernes y lunes y reestructuró las tres primeras jornadas para jugar sólo en sábado y domingo. El revés obligó a LaLiga a solicitar medidas cautelares en la justicia ordinaria.

Los clubes, con Tebas

LaLiga convocó una Asamblea de urgencia el 31 de julio para analizar la crisis. Allí, los clubes apoyaron en este conflicto a la patronal tras haber hecho ya antes encendidas declaraciones públicas (Gil Marín, Roig, Catalán...). Después de la reunión, representantes de 41 de los 42 equipos profesionales posaron en una foto reivindicativa para escenificar la unión de los dirigentes con Tebas. El Madrid fue el único al margen. La RFEF pidió explicaciones. Se molestó mucho.

Teles y afición

Operadores como DAZN, One Sport TV, Mediapro, Sky y Movistar enviaron escritos a LaLiga para pedir que se cumpla lo que firmaron. Al Gobierno tampoco le hizo gracia la decisión de Competición: esta guerra añade ruido social al país. Los hosteleros también están de uñas. Cuatro días con partidos, y no dos, multiplican sus ingresos. Los clubes, por la venta de derechos a este sector, ganan 160 millones. Sin embargo, asociaciones de peñas y accionistas llevaron varios años manifestándose en los estadios contra los lunes.

Versiones

Hoy, a las 9:30 en Gran Vía 52, los abogados de LaLiga y la RFEF expondrán sus motivos ante el juez Andrés Sánchez. LaLiga aportará su versión del Real Decreto, pondrá en valor la unión de los clubes, recordará que este modelo ha saneado el fútbol y mostrará los contratos audiovisuales ya firmados. La RFEF explicará que sólo cumple lo que decretó la justicia deportiva (Competición). Ni Tebas ni Rubiales acudieron al acto.

Hipótesis 1

Si el juez decreta medidas cautelares en un plazo de cinco días, permitiría que se siga jugando los viernes y los lunes mientras dicta sentencia (puede tardar meses). Algunos expertos señalan que el juez podría pronunciarse hoy mismo dada la importancia del asunto ya que LaLiga comienza en poco más de una semana y los clubes y los aficionados no saben con exactitud cuándo serán los primeros partidos. La RFEF, por su parte, dependiendo de cuándo llegue la resolución, podría acatar la decisión o hacerse el remolón y jugar con los tiempos como en la final de Copa con Mediapro: no hay tiempo para activar la cautelar...

Hipótesis 2

Si el juez da la razón a la RFEF, los operadores denunciarán los actuales contratos, pedirán indemnizaciones o harán nuevas ofertas a la baja. Los clubes no descartan pedir el cierre patronal. Salvo Madrid, Barça, Atleti y Valencia, todos basan en la tele el 60% de sus presupuestos.