Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
EN JUEGO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

0

FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

Brasil

Lugano, el hombre que unió a Alves y Juanfran en São Paulo

El exinternacional uruguayo y actual directivo del club hizo el primer contacto con ambos jugadores en mayo. La amistad con Godín fue fundamental para llegar al español.

El uruguayo Diego Lugano, dirigente del São Paulo.
Miguel Schincariol AFP

El São Paulo sorprendió al mundo al anunciar el pasado jueves el fichaje del capitán de la selección brasileña, Daniel Alves. Y este sábado, volvió a dar la sorpresa con otro fichaje tan improbable como estelar para la banda derecha, el exlateral del Atlético de Madrid y de la Selección española, Juanfran Torres.

Dos veteranos que ganaron títulos y respeto en el fútbol de lo más alto nivel. Y que, en vez de decantarse por la opción cómoda de irse al Golfo, China, Japón o EE UU, decidieron buscar un nuevo desafío deportivo. En vez de petrodólares, se fueron a Brasil intentar triunfar en un gigante sudamericano.

Gran parte de la ‘culpa’ de que Dani Alves y Juanfran hayan decidido marcharse a Brasil – algo que parecía impensable hace tan sólo unos meses – la tiene una persona: Diego Lugano.

El excentral y capitán de la selección de Uruguay durante más de una década es actualmente director de relaciones institucionales del São Paulo, club donde fue ídolo y ganó la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes en 2005.

El São Paulo vivía un momento complicado en el primer semestre, cuando fue eliminado de la Copa Libertadores y de la Copa de Brasil en un espacio de dos meses. La tensión y presión sobre dirigentes, entrenador y vestuario era grande y Lugano estaba convencido de que un club de la talla del São Paulo, tres veces campeón de la Libertadores y del Mundo, necesitaba dar un golpe sobre la mesa.

Así que el uruguayo se volvió a poner el brazalete de capitán sobre la manga del traje de dirigente, cogió un avión sin comunicarlo al club, y viajó hacia Europa para buscar refuerzos que tuvieran un perfil parecido al suyo, cuando él mismo regresó al propio club tricolor, diez años después de marcharse al fútbol europeo.

El plan de Lugano: Alves, Juanfran, Filipe y Cáceres

Su idea era buscar futbolistas veteranos de renombre, que pudieran ejercer de líderes y referencia en el vestuario y que además siguieran jugando en alto nivel.

Según pudo saber AS de distintas fuentes cercanas a las negociaciones, Lugano identificó al menos cuatro posibles refuerzos para el São Paulo: Dani Alves, del PSG, Juanfran y Filipe Luís, del Atlético de Madrid, y Martín Cáceres, del Lazio. Y tuvo un primer contacto con ellos en mayo.Una persona próxima a uno de los jugadores afirmó que al principio “parecía una locura” del uruguayo. Pero su argumento acabó convenciendo a tres de los cuatro a volver a Brasil.

La idea de Lugano era convencerles de que no era "una locura" la idea de irse a Brasil. Que los clubes brasileños se encontraban en un momento propicio para recibir jugadores de sus niveles y que la operación económica era viable. Y al final tenía razón.

Primero se encontró con Dani Alves en París. Después, a través de su gran amigo de selección uruguaya, Godín, llegó a Madrid para hablar con Juanfran y Filipe Luís. Y antes de volver a Brasil, estuvo con Cáceres en Roma.

El argumento de Lugano abrió las puertas para que Alves, Juanfran y Filipe Luís decidieran escuchar las ofertas del São Paulo. Cáceres, que acabó contrato en julio y todavía sigue sin club, decidió que todavía no era hora de volver a Sudamérica.

Tras el contacto inicial de Lugano, entró a la escena el director ejecutivo de fútbol del São Paulo, el también exjugador Raí, que tomó el mando de las negociaciones con los jugadores.

Raí se encargó de las negociaciones y cerró los fichajes

Alves y Filipe, en su momento, pidieron más tiempo para acabar la temporada, jugar la Copa América y barajar otras oportunidades. Y al final el lateral izquierdo acabó dejándose llevar por el corazón a la hora de elegir el Flamengo.

Lo más curioso fue que, de los tres jugadores, el que más se ilusionó de inmediato con la idea de irse a Brasil fue Juanfran.

El español, campeón de la Eurocopa 2012 con España, veía su marcha al São Paulo como la oportunidad perfecta para seguir compitiendo en lo más alto nivel. Godín fue también un gran aliado de Lugano para que el lateral comprara la idea.

Las negociaciones duraron varias semanas hasta que Raí vino esta semana a Madrid para finalmente cerrar el fichaje.

El acuerdo con Daniel Alves al principio causó preocupación al español. Pero el club dejó claro que la intensión del entrenador, Cuca, es la de utilizar a ambos a la vez en el once, con Alves como mediapunta o extremo, como jugó parte de la temporada pasada en el PSG, y Juanfran de lateral derecho.

Si el São Paulo hoy puede presumir de sus dos súper refuerzos para la banda derecha, tiene que dar las gracias, en gran parte, a una ‘locura’ de Lugano.