Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

MERCADO DE FICHAJES

Francia se cotiza al alza

En lo que va de verano, las operaciones que han implicado a jugadores nacidos en Francia fuera del mercado de la Ligue 1 superan los 430 millones.

Pogba, Umtiti, Lucas Hernández, Rabiot (arriba) y Dembélé, Pavard y Mbappé (abajo)
AFP

Francia conquistó la cima del fútbol mundial justo hace un año en Rusia y su reinado se ha extendido a los dominios del mercado de fichajes. Sin duda alguna, los futbolistas franceses son los grandes protagonistas del sector de la compra-venta de jugadores en esta ventana veraniega, ya sea por las operaciones que ya son oficiales (Griezmann, Lucas, Ndombelé, Mendy…) como las que están en pleno proceso de negociación (Pogba, Ben Yedder, Thauvin…).

Esta tendencia por los jugadores galos ha ido in crescendo desde el verano pasado, en el que entre los diez futbolistas franceses que más costaron (Digne, Lemar, Lenglet, Nzonzi y Moussa Dembélé, entre otros) movieron 299,7 millones de euros. En lo que va de verano, las operaciones que han implicado a jugadores nacidos en Francia fuera del mercado interno de la Ligue 1 superan los 430 millones de euros.

Curiosamente, esta temporada, nueve de los diez traspasos más caros de jugadores franceses hasta el momento han tenido, ya sea como vendedor o comprador, a un club de una liga que no es la Ligue 1. Griezmann, la estrella de la selección bleu, ha protagonizado la operación más costosa (el Barça ha pagado al Atlético su cláusula de 120 millones), pero junto a él, son varios los futbolistas de la selección campeona del Mundo los que han cambiado de aires. Su ya excompañero Lucas Hernández se convirtió en el defensa más caro de la historia después de que el Bayern pagará 80 millones de euros al Atlético. Ndombélé, al que pretendió el Madrid, se ha marchado al Tottenham procedente del Lyon por 60 millones. El que sí llegó al club blanco fue Mendy, también procedente del Lyon, cuyo traspaso costó 48 milllones de euros.

Incluso varios jugadores que no tienen sitio en la selección francesa, sea por motivos de juventud, personales o deportivos, han agitado el mercado y reforzado a varios de los grandes de Europa. El PSG cerró ayer el fichaje de Abdou Diallo, que la pasada temporada jugó en el Dortmund, por 30 millones; Theo Hernández, después de un año cedido en la Real Sociedad, ha sido vendido por el Madrid al Milán por 20; y el Sevilla se ha reforzado con Koundé, que le ha costado 25 millones.

El otro gran fichaje francés de renombre ha sido el de Adrien Rabiot por la Juventus. Después de un año casi parado en el que se ha enfrentado primero a Deschamps, por no llevarle al Mundial, y luego a Tuchel y a la directiva del PSG, por no renovar, el mediocentro se ha ido a la vecchia signora a coste cero.

En negociación: Pogba, Fékir...

Los más de 700 millones que se han invertido por jugadores franceses en el último año pueden aumentar si finalmente se cierran algunas operaciones que están en proceso de negociación. La más conocida y la que agitaría aún más el mercado es la del posible fichaje de Pogba por el Madrid, que superaría los 100 millones de euros, pero también hay jugadores como Fekir, y Ben Yedder, por los que hay grandes ofertas. El Sevilla no dejará salir a su delantero por menos de 40 millones y el Betis pretende al del Lyon por unos 25.