Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina

REAL MADRID

"El de Kubo es el peor error del Barcelona en muchos años..."

Los técnicos de La Masia le veían llamado a marcar una época. Ahora, sin embargo, lamentan que el jugador japonés haya acabado en el Real Madrid.

El día que Takefusa Kubo, Take, tuvo que abandonar La Masia entre lágrimas a causa de la sanción que le impuso la FIFA al Barcelona por la irregularidad en los contratos a menores de 16 años fue un drama. Take era el niño más querido en Sant Joan D'espí por todos los motivos posibles. De entrada, humanamente, un chaval encantador, motivado, participativo y que a pesar de llegar de Japón en poco tiempo hablaba castellano y catalán con absoluta soltura. Era, en el buen sentido, la mascota de la residencia. Y luego estaba el aspecto deportivo...

Todos los técnicos que le trataron en el fútbol base culé destacan que era "el señalado para llegar al primer equipo". Era la gran perla porque "unía a un talento descomunal la capacidad de trabajo y disciplina propia de los japoneses". Cuando se tuvo que marchar junto a su hermano, que jugaba en la FCB Escola, todo el mundo tenía la certeza de que regresaría. Pero cuando ha llegado la hora de recuperarle, el Barça no se decidió, no dio el paso. Le pareció caro. Claro que entre que se fue y ahora las cosas han cambiado mucho en el fútbol base.

Antes, la opinión de Joan Vilà, padre futbolístico de Xavi y Puyol, se tenía en cuenta. Hoy, Vilà está fuera del Barça y manda Pep Segura, que no atendió las peticiones de los agentes de Kubo para regresar. Le pareció que pedían mucho dinero. Puede ser que las pretensiones fueran altas, pero no hay que olvidar la renovación millonaria de Ilaix Moriba y especialmente la contratación para el Barça B de dos jugadores holandeses absolutamente desconocidos, uno de ellos, el hijo del agente de De Jong... La guinda para el pastel llegó cuando el viernes el Kashima Antlers hizo público que el Barça había cerrado un acuerdo básico para cerrar un traspaso por Hiroki Abe, de 20 años. En la casa lo asumen: "Lo de Kubo es el peor error del Barça en muchos años".

Abe tuvo otro trato

Entre los técnicos del fútbol base la desolación es absoluta. Se vuelve a ver cómo un jugador que ha crecido en el sistema Barça se deja escapar. Encima y lo que es mucho peor, al Real Madrid. A eso se añade que luego sí fichan a otro que, por muy bueno que pueda resultar en el futuro el también japonés Hiroki Abe (20 años), lo seguro es que no ha mamado desde pequeño un sistema Barça que parece haber caído en el olvido. Entre los que le conocieron en La Masia, la pérdida de Kubo la consideran involutiva y la demostración de que la tradicional política de cantera del Barça se está extraviando.