Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

MILÁN 1 - LAZIO 0

El Milán tumba al Lazio y se mantiene cuarto

Kessié tira un penalti

EFE

Partido tenso en San Siro: Kessié, de penalti, marcó el tanto decisivo. Hubo polémica por el VAR y una pelea entre jugadores tras el pitido final. Reina salvó a los rossoneri.

El Milán ganó un tenso y fundamental enfrentamiento con el Lazio, partido quizás decisivo en la lucha por la Champions: el 1-0, firmado por Kessié de penalti, mantiene a los rossoneri en el cuarto puesto y aleja probablemente de manera definitiva a los de la capital.

Pepe Reina, que volvió a ser titular debido a la lesión de Donnaruma, tuvo trabajo nada más comenzar: el ex del Nápoles salvó a los suyos con un paradón ante Immobile en el minuto 2 y tuvo que repetirse más adelante con un remate desde fuera del área de Luis Alberto.

Los biancocelesti tuvieron otra enorme ocasión con Correa, que disparó fuera en el corazón del área tras un centro del propio Immobile, y a partir de ahí se empezaron a ver los locales. El partido, igualado, vivió de momentos: los rossoneri tuvieron el suyo en el medio de la primera mitad, cuando se acercaron al gol con un disparo de Suso y un testarazo de Piatek que rozó el palo.

El poste, en cambio, sí lo golpeó Immobile (por octava vez en este curso), justo antes del descanso, en un mano a mano con Pepe Reina recibiendo un pase de Luis Alberto. En la reanudación el enfrentamiento siguió igualado y ambos conjuntos sufrieron bajas: los biancocelesti perdieron a Correa (sustituido por Caicedo), los milanisti a Romagnoli y Calabria (entraron Zapata y Laxalt).

En el 76' los tres minutos decisivos: el colegiado Rocchi concedió un penalti por una mano de Acerbi, pero tras consultar las imágenes del VAR, rectificó su decisión ya que el brazo del defensa estaba pegado a su cuerpo. Inmediatamente después, sin embargo, Durmisi tumbó a Musacchio y, esta vez, no hubo dudas sobre la pena máxima, que realizó Kessié.

En el último cuarto de hora pasó de todo: Strakosha neutralizó una preciosa rosca de Suso, el Lazio pidió otro penalti por una patada de Rodríguez a Milinkovic-Savic, que antes de golpear al rival tocó el balón, como explicó el árbitro. Una enorme tensión que se convirtió en un violento rifirrafe entre los jugadores en el pitido final: tuvo que intervenir Gattuso, separando a los contrincantes, para que volviera la tranquilidad y los suyos pudieran celebrar un triunfo fundamental para su temporada.