ROMA 1-NÁPOLES 4

El Nápoles arrolla al Roma, que se complica entrar en Europa

El Nápoles arrolla al Roma, que se complica entrar en Europa

ALBERTO LINGRIA

REUTERS

Milik adelantó a los visitantes. Perotti empató de penalti, pero Mertens, Verdi y Younes culminaron la goleada para los de Ancelotti.

Segunda derrota consecutiva para el Roma de Ranieri, humillada en el Olímpico por un Nápoles demasiado superior: los sureños dominaron el enfrentamiento y el 4-1, merecidísimo, certifica su buen momento de forma. La Juve está muy lejos (a 15 puntos), pero el club de De Laurentiis mantiene su distancia sobre el Inter, tercero a –10 y con un partido menos.

Sin el lesionado Insigne (Callejón llevó el brazalete de capitán por séptima vez), los azzurri empezaron muy bien el enfrentamiento, adelantándose enseguida: una suave vaselina de Verdi encontró en el área a Milik, que controló el balón con la espuela y fulminó a Olsen en el minuto dos, sumando 19 dianas en este curso, el de su explosión definitiva.

Los de Ancelotti perdonaron varias veces el 2-0 (el propio Verdi tuvo las mejores), que el VAR le quitó a Milik por un pie en fuera de juego. Los giallorossi aprovecharon tanta falta de puntería e, inmerecidamente, se fueron al descanso con un empate: Meret tumbó a Schick en el área y Perotti, desde los once metros, como casi siempre no falló.

Era un marcador mentiroso, y el Nápoles se encargó de demostrarlo nada más arrancar la reanudación: Mertens aprovechó un centro raso de Callejón (y un error de Olsen) para empujar entre palos el 1-2 (ya tiene los mismos goles azzurri de Cavani en la Serie A) y Verdi, tras una preciosa cabalgada de Fabián (la gripe ya es un recuerdo), firmó la sentencia. Los capitalinos dieron alguna señal de vida con un testarazo de Nzonzi que golpeó al larguero, pero por la gran mayoría del tiempo anduvieron por el campo sin garra ni energías. Inevitable que llegase el 1-4: el recién entrado Younes completó el póker, marcando su segundo tanto consecutivo.

El partido estaba tan acabado que el árbitro apenas concedió dos minutos de descuento: el Roma se fue al vestuario entre cánticos enfurecidos y pitos, el Nápoles consolida su segundo puesto ya casi intocable. Difícil, a partir de mañana, no pensar en el Arsenal...

Resto Jornada 29ª

El Parma, que fue superado por un Atalanta que sueña con Europa y que, empujado por un gran doblete de Duván Zapata, mostró su candidatura para las plazas nobles de la tabla con un triunfo 3-1 en el campo del Parma. Fue el conjunto parmesano el primero en adelantarse, gracias al marfileño Gervais Kouassi "Gervinho", pero el Atalanta demostró carácter, empató por medio del croata Marko Pasalic y selló la victoria con dos dianas en el último cuarto de hora de Duván. El delantero de Cali está viviendo la mejor campaña de su carrera y alcanzó a Cristiano y al polaco Krzysztof Piatek en la segunda posición de la tabla de los máximos artilleros del torneo (19 goles), a dos tantos del "capocannoniere" Fabio Quagliarella.

En Florencia, el Fiorentina empató 1-1 contra el Torino, con gol local del argentino Giovanni Simeone (m.7) y empate visitante de Daniele Baselli (m.34), en un partido en el que el gran protagonista estuvo sentado en la grada de honor del estadio Artemio Franchi: Gabriel BatistutaEl exjugador argentino, que marcó 207 goles en los nueve años pasados en Florencia (1991-2000), fue el invitado especial del club toscano para celebrar sus 50 años, cumplidos el pasado 1 de febrero, y le fue organizado un homenaje en la céntrica Plaza de Signoria.

En la zona baja de la clasificación, el Spal de Ferrara dio un gran paso hacia la salvación al vencer por 1-0 a un Frosinone que se quedó penúltimo y que ya está casi condenado al descenso. El equipo de la región Lazio no ganaba desde el 10 de febrero y está a ocho puntos de la salvación.