MALLORCA - REAL ZARAGOZA

El Zaragoza pone a prueba la solidez de Son Moix

Pombo ocupará el flanco izquierdo del ataque, tras cumplir su partido de sanción.

ALFONSO REYES

DIARIO AS

Delmás, Nieto y Pombo, novedades en el once de Víctor (21:00, GOL). El Mallorca, en casa, ha logrado 33 de 45 puntos posibles.

El Zaragoza se quitó el susto con su victoria frente al Elche, pero ahora necesita de un nuevo triunfo en Son Moix, plaza complicadísima, para mantener su distancia con el descenso (sigue el partido en directo en As.com). Y es que el Extremadura, el que marca la frontera, ha sumado esta jornada los tres puntos del abandono del Reus y todo se ha vuelto a apretar peligrosamente por abajo.

Por si alguno cree que todo está ya hecho, el mensaje de Víctor Fernández es una vez más concluyente: "Hasta que no logremos salir de la zona de peligro todos los partidos van a tener una enorme trascendencia. Ahora tenemos una nueva oportunidad en Mallorca y somos conscientes de que jugaremos en un campo difícil ante una de las revelaciones de la categoría".

No le falta razón al técnico del Zaragoza, porque el Mallorca, uno de los cuatro recién ascendidos, se ha pasado todo el campeonato a un paso de los mejores, presentando semana a semana su candidatura al playoff. Y casi todo su empuje lo ha fraguado en su estadio, donde sus números son brillantes. Es el segundo mejor equipo como local de la categoría, con diez victorias, tres empates y tan sólo dos derrotas en casa. Así que la empresa es de máxima dificultad.

Víctor presentará a hasta tres novedades en su alineación (Delmás, Nieto y Pombo) y mantendrá a Pep Biel, la gran apuesta frente al Elche, en la medular, junto a Eguaras y James. Como se esperaba, Álvaro Vázquez entró en la lista de convocados y jugará seguro algunos minutos en la segunda mitad. También regresa a la citación Álex Muñoz y se han quedado fuera por decisión técnica Verdasca, Marc Gual y Lasure.

Vicente Moreno presentará su alineación de gala

El Real Mallorca afronta un nuevo partido en Son Moix, con todo lo que eso supone: el dominio en el juego y la mayoría de resultados favorables. De los 45 puntos disputados en Palma, el Mallorca ha sumado 33, lo que demuestra su solvencia ante su parroquia. Se aproxima la hora de la verdad y el Mallorca ha entrado de lleno en la lucha por estar en el playoff y eso es una motivación más para un equipo ilusionado. No se esperan cambios pues Moreno es de los que no toca nada cuando las cosas funcionan. Cualquier cambio supondría una sorpresa inesperada. El equipo en defensa se muestra firme; en el centro del campo crea y destruye; y en ataque, aunque falta algo de capacidad realizadora, el delantero croata Budimir ha aportado mucho desde su incorporación en el mercado invernal. —Gabriel Forteza