Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Albacete Albacete ALB

-

Liga Endesa ACB
Iberostar Tenerife TEN

-

Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Coosur Real Betis BET

-

Unicaja MAL

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Liga Holandesa
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Twente Twente TWE

-

Groningen Groningen GRO

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Willem II Willem II WII

-

Selecciones

EUROCOPA 2020 | MALTA-ESPAÑA

España regresa al pasado: Ray Farrugia y el hijo de Bonello

Examen de tiro para La Roja ante Malta. Luis Enrique rotará poco: probó con el atlético Rodrigo por Busquets y Muniain por Asensio.

Malta ha perdido siempre con Alemania (tres partidos), con Italia (ocho), con Holanda (seis) y con Inglaterra (cinco). A Alemania Federal, antes de la caída del Muro, le sacó un empate y a Portugal, otro, hace 40 y 32 años, respectivamente. Y con España, a la que se ha enfrentado seis veces, también está en blanco: seis derrotas y 28 goles encajados (4,6 por partido). Así que ganar hoy en el estadio Ta'Qali, con capacidad para 18.000 espectadores, situado a diez kilómetros de La Valeta y que en tiempos albergó un aeródromo británico, resulta inexcusable para La Roja (sigue el partido en direco en As.com). Habrá pocos cambios en uno de los escasos partidos de baño y masaje que aún quedan. Quizá uno por línea. Ayer probó Luis Enrique con el atlético Rodrigo por Busquets y Muniain por Asensio. Tampoco se descarta a Sergi Roberto por Jesús Navas, 33 años y 35 partidos ya esta temporada, pese a su partidazo ante Noruega. Seguirá en cambio Morata, repetidor en puntería.

Malta, que durante dos siglos y medio formó parte de la Corona de Aragón, es el país más densamente poblado de la Unión Europea, pero su fútbol ha sido insignificante siempre. Le cabe el deshonor de haber entrado en la historia de España por aquel 12-1 de 1983 que nos llevó milagrosamente a la Eurocopa de Francia. Aún se habla de aquello aquí y allí. Henry, hijo de John Bonello, el empleado de una fábrica textil que defendió aquella noche la portería maltesa, es hoy el meta titular del equipo nacional (la fractura en un dedo del habitual Hogg le ha abierto la puerta), ya como profesional. En eso sí ha dado el salto el fútbol maltés. Y el seleccionador, Ray 'Zazu' Farrugia, jugó aquel partido de la vergüenza nacional. Era uno de los cuatro Farrugia de la convocatoria. Se marchó gravemente lesionado. El apellido les hizo tanta gracia a los españoles que durante tiempo fue el apodo de Gordillo, uno de los héroes de aquella noche del Villamarín. Farrugia tomó el equipo antes de la Nations League. "Es un sueño para mí, es como volver a ver mi madre", dijo en su presentación. "El objetivo es meter más jugadores jóvenes y cambiar la mentalidad para elevar el nivel del fútbol maltés". Está en lo primero (llamó a cuatro debutantes para esta doble jornada FIFA) y terriblemente lejos de lo segundo.

Una Liga plagada de foráneos

Encuadrada en la cuarta (y última) división, acabó colista de su grupo, en el que también estaban Kosovo, las Feroe y Azerbaiyán. 182 del ránking FIFA, sólo hay dos selecciones más frágiles en Europa: Gibraltar, a la que España no puede enfrentarse, y San Marino, la única que hizo peor papel que Malta en esta Nations League. Su último partido lo había ganado hace casi dos años, un amistoso ante Ucrania, hasta que el sábado tumbó a las Feroe.

Farrugia se queja de que el número de extranjeros en su Liga limita mucho el crecimiento de los jugadores nacionales. Los datos le dan la razón. Cada uno de los cinco primeros del campeonato tiene once extranjeros de media y el número global de foráneos en la competición está en el 46%. Todos los futbolistas citados juegan en la liga local salvo Zach Muscat, central del Olhanense, de la Tercera portuguesa. Y su balance histórico es desolador: sólo un 12% de victorias. Hoy le faltará, además, el central Agius, expulsado ante la Feroe (le relevará Zerafa). Y huirá de la pelota. Ya lo hizo el sábado ante otra 'maría' (30% de posesión). Lo ideal para que España pase un examen de tiro.