REAL MADRID-SEVILLA

La férula de Benzema: se hace en 20 minutos y cuesta 40 euros

As visita Ortopedia Juan Bravo, establecimiento especialista en la fabricación de férulas y otros equipamientos para Real Madrid, Atlético y muchos otros deportistas.

Ortopedia Juan Bravo, en el número 69 de la céntrica calle madrileña, pone las cartas sobre la mesa desde la misma recepción. Junto a la sala de espera, un extenso mural de fotografías da cuenta de la relación del establecimiento con el fútbol de élite capitalino: Redondo, Gabi, Casillas, Fernando Torres, Raúl, Ronaldo, Reyes, Miranda, Fernando Llorente, Saviola, Adán, Celades, Granero, Albiol, Xabi Alonso, Gago, Karembeu, Luiz Pereira, Tiago… y hasta un retrato de los reyes eméritos, Juan Carlos I y Sofía. En Juan Bravo 69 llevan surtiendo a jugadores de Madrid y Atlético (entre otros equipos; también a deportistas como Rafael Pascual o a figuras públicas, como el torero José Tomás) durante más de dos décadas, y lo siguen haciendo: es uno de los proveedores de confianza del Madrid y podría recibir el encargo (aunque tienen por norma no dar cuenta de ello) de confeccionar la férula protectora que Benzema necesitará para jugar contra el Sevilla el sábado a las 16:15 horas (Bein LaLiga).

900
900
900
900
900
900
900
900
900
900
900
900
Ver galería

Así se hace una férula como la de Benzema

Pedro Muñoz González, propietario y director técnico de Ortopedia Juan Bravo, con todas las fotos de los jugadores de Madrid, Atlético y otros equipos que han ido pasando por su establecimiento a lo largo de los años.

Pablo Cortés Escobar, técnico ortopédico, con fotografías que recuerdan cuando ha atendido a Pepe, Drenthe, Granero, Xabi Alonso, Adán…

Un trozo de termoplástico con el que se hará la férula a medida, como la de Benzema.

Con un ventilador, el termoplástico se calienta hasta que se vuelve traslúcido. En ese momento está listo para adaptarse al dedo.

El dedo para el que se va a realizar la férula se recubre de polvo de talco para evitar que el termoplástico se pegue a la piel.

Con el plástico caliente, se envuelve el dedo.

Se cierra el plástico alrededor del dedo y se espera a que se enfríe.

Cuando se vuelve blanco y está frío, el termoplástico se puede retirar y recortar para que adopte la forma del dedo, sin bordes sobrantes.

La férula encaja perfectamente y ya es rígida, aunque ligeramente maleable.

Para terminar, la férula se pule para alisarla del todo.

Y ya está lista la férula, como la que usará Benzema ante el Sevilla

La especialidad de la casa, y lo que más demandan los futbolistas, son las espinilleras de fibra de carbono. En Juan Bravo 69 suelen personalizarlas al gusto del jugador.

1 / 12

Una férula para proteger la fractura en la falange del meñique de la mano derecha del delantero galo, que se produjo en casa del Betis el pasado domingo y con la que jugará contra el Sevilla para paliar la plaga de lesiones del Madrid en un duelo, además, crucial para atacar las primeras posiciones de la tabla. Recibe a As Pedro Muñoz González, propietario y director técnico, para comentar con este diario los pormenores de las férulas como la que llevará Benzema. Pedro, tras más de 25 años en el negocio, ha tratado de forma personal con casi todos los más grandes: “Raúl, por ejemplo, me llamo cuando estaba en el Al-Sadd de Qatar. Me dijo que estaba en Madrid sólo un día y que necesitaba que nos viésemos para hacerle unas espinilleras, que allí le daban muchas patadas. Se pasó en un momento y se las hicimos. Y como él, muchos más”.

El brazo ejecutor en férulas (y muchas otras prótesis) es Pablo Cortés Escobar, técnico ortopédico desde hace 33 años, 24 de ellos en Juan Bravo 69. Pablo ha tratado prácticamente con todos los equipos de España, ya sea con las primeras plantillas o con el fútbol base. Suya fue, por ejemplo, la máscara que Albiol tuvo que llevar en 2011 tras una fractura de pómulo. Lo que más le han pedido son espinilleras (“Cada vez menos, las marcas deportivas suelen dárselas a los jugadores, aunque todavía vienen algunos para tenerlas personalizadas y de fabricación artesana”); recuerda con cariño otros encargos, como la protección para la mano izquierdo que Xabi Alonso tuvo que llevar tras lesionarse a finales de 2009 (“La llevó durante varias temporadas”) o las férulas de mano completa para Morata, en ambas extremidades: “¡Cada vez que se iba a la Sub-21 volvía con una mano rota!”.

En el caso de la férula que deberá llevar Benzema, prefiere una demostración, con el redactor de As como conejillo de indias: calienta un trozo de termoplástico perforado, que pasa de ser blanco a ponerse traslúcido; con la pieza caliente, envuelve el meñique, sobre el que previamente ha esparcido polvo de talco para evitar que se quede pegado; el plástico, ya frío, se retira para recortar las partes sobrantes y pulirlo, hasta dejarlo con la forma exacta del dedo. Todo, en unos 20 minutos. Una férula ligerísima, de apenas 1,5 milímetros de grosor, rígida pero maleable y con un coste de unos 40 euros que Benzema utilizará (bien envuelta en un vendaje) ante el Sevilla.

Antes necesitará, claro, la autorización del árbitro, pues el punto 4.1 del Reglamento FIFA especifica que “un jugador no debe llevar equipamiento que sea peligroso”, aunque en el 4.4 sí explica que “se permite el equipamiento protector no peligroso (…) fabricado con material blando, ligero y acolchado”. Durante los entrenamientos, Benzema ha utilizado protectores de aluminio que no están permitidos en los partidos; para pasar el corte de los jueces, necesitará una de las férulas de Pedro y Pablo en Ortopedia Juan Bravo.