ESPANYOL

¿Qué fue de Raúl Tamudo? El héroe goleador del Espanyol

Tamudo celebra un gol con el Espanyol.

CARLOS MIRA

DIARIO AS

Campeón de dos Copas del Rey con el Espanyol, se convirtió en todo un ídolo para los pericos tras una década de goles y momentos inolvidables.

Tamudo es sin duda uno de los exjugadores de LaLiga que mejor representan los colores de un club. Considerado uno de los mejores jugadores del Espanyol de todos los tiempos, el delantero protagonizó para los pericos algunos de los momentos más inolvidables de la era reciente. En el recuerdo y, con motivo del Atleti-Espanyol de esta jornada, queda aquella final de Copa del Rey del año 2000 en la que el equipo catalán derrotó a los rojiblancos con Tamudo como uno de los héroes. No fue aquella su única noche de gloria. Tuvo algunas más, convirtiéndose en leyenda para el Espanyol, club para el que sigue dedicando su vida.

Gol de Tamudo en el derbi ante el Barcelona conocido como el 'Tamudazo'.

Raúl Tamudo Montero (19 de octubre de 1977, Santa Coloma de Gramanet, Barcelona) se formó en las categorías inferiores del Espanyol, club en el que dio el salto a la élite y donde se estrenó con gol con el primer equipo. Fue un 23 de marzo de 1997 en un partido de Primera ante el Hércules, en el que el delantero quiso dar un aperitivo de lo que vendría después. Era el comienzo de una etapa en el Espanyol que perduraría hasta 2010, con la excepción de dos cesiones al Alavés y al Lleida en 1997 y 1998, respectivamente

Ganó dos Copas del Rey

A su regreso de su préstamo en el Lleida (diciembre de 1998), el delantero logró convencer y se ganó un puesto de titular en el equipo. Su gran momento llegó una temporada después (1999-2000) cuando Tamudo coronó una gran temporada en el primer equipo con un gol que le daba al club perico el título de la Copa del Rey ante el Atlético (2-1). El delantero se convirtió en todo un ídolo al marcar un tanto en el inicio (2') de aquella final en Mestalla tras robarle el balón a Toni Jiménez. Sergio González aumentó la ventaja en el marcador en el 84' y Hasselbaink recortó distancias con una diana sobre la bocina. Este título le daba el pasaporte a los pericos para jugar competiciones europeas, ya que en la clasificación de LaLiga acabó decimocuarto en aquella temporada. 

Tamudo levanta el trofeo de Copa tras ganar al Real Zaragoza en 2006.

Su gran actuación llamó la atención de otros clubes. Fue entonces cuando el Rangers de Glasgow hizo una gran oferta por el jugador que, a pesar de la negativa del mismo y de la afición, el club no podía rechazar debido a la crisis económica que sufría. Sin embargo, el atacante de Santa Coloma de Gramanet no pasó el reconocimiento médico, frustrando la operación. Tras aquellos primeros pasos con el primer plantel vendría casi una década en la que lideró al equipo como capitán, función en la que le relevó Dani Jarque, y en la que volvería a ganar otro título copero. Se trata del trofeo de Copa del Rey de 2006 que el Espanyol consiguió levantar tras noquear en la final al Real Zaragoza (4-1). De nuevo, el equipo catalán consiguió el pase para la Europa League en una edición en la que llegaron a la final, que perdieron ante el Sevilla en los penaltis. 

El 'Tamudazo' que dejó sin título de Liga al Barcelona

Sus temporadas con mejores registros goleadores fueron la 03-04, con 20 dianas, y la 06-07, en la que dejó 17 tantos. El Espanyol firmó en esas temporadas un decimosexto y decimoprimer puesto, respectivamente. En esta última campaña citada (06-07), Tamudo participó en una de las gestas más recordadas por la afición perica. Se produjo en la jornada 37 de Primera en el derbi ante el Barcelona en el Camp Nou. Tamudo anotó un doblete en un partido que acabó con empate 2-2, con también doblete de Messi para los azulgranas, y que terminó dando el título de LaLiga al Real Madrid. Aquel suceso es recordado como el 'Tamudazo'. 

Tamudo en su etapa como jugador de la Real Sociedad.

En total, Raúl Tamudo disputó 390 partidos y marcó 141 goles, siendo el máximo goleador de la historia del club, con la blanquiazul antes de fichar por la Real Sociedad en 2010. Además, cabe la curiosidad de que jugó en Sarrià, Montjuïc y Cornellà, viviendo el traslado del equipo entre los tres campos. Con el cuadro txuri-urdin participó en una treintena de partidos, firmando diez tantos. Sólo pasaría una temporada en Donostia, firmando con el Rayo Vallecano en la 2011-12. En Vallecas militó dos temporadas, con un paréntesis de varios meses en el Pachuca, y dejó también muy buenos recuerdos. Y es que un gol del delantero catalán en la última jornada ante el Granada dio la permanencia a los franjirrojos en su primer curso como rayista. 

Tamudo en su etapa como jugador del Rayo Vallecano.

Tras su paso por el Rayo, Tamudo decidió pasar sus últimas temporadas como futbolistas en el Sabadell, colgando las botas en 2015. El atacante ponía fin a una carrera en la que también tuvo tiempo de ganar una plata en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 con la selección española, con la que jugó trece partidos y marcó cinco dianas. Después de retirarse, volvió al Espanyol. En el club de su vida trabaja en el Departamento de Fútbol Profesional en el que ayuda a Rufete, director de esta sección en el club perico.