Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

BARCELONA 2-VILLARREAL 0

Varios roces entre Piqué y Gerard tras lo de 'Espanyol de Cornellà'

Los dos chocaron durante todo el partido. Cuando el jugador del Villarreal fue sustituido, le dijo algo al central y fue pitado por todo el Camp Nou.

Gerard Piqué y Gerard Moreno han vuelto a verse las caras tras su último encontronazo en el Espanyol-Barcelona de la pasada temporada. En aquel derbi, disputado el pasado 4 de febrero, ambos jugadores llegaron muy picados a la cita por un cruce de declaraciones en los días previos al partido. Todo acabó con una fea patada del delantero, con un careo, con un empate caliente con ambos protagonistas como goleadores y con varios reproches al acabar el partido.

En el duelo entre Villarreal y Barcelona no iba a ser menos. Los jugadores chocaron varias veces a lo largo del partido y evidenciaron que su relación es cuanto menos tensa. De hecho, poco antes de ser sustituido Gerard, se enzarzaron tras un salto en el que Piqué salió malparado. Calleja decidió sustituir a su delantero en el minuto 78' y el Camp Nou respondió con una sonora pitada. Antes de llegar al banquillo, el ex del Espanyol le dedicó unas palabras al hoy goleador del Barça, pero el asunto no llegó a mayores.

Minutos antes, Piqué le puso en la mano en la cara al delantero en una disputa y éste se encaró con él desafiante. Una sonrisa irónica del central y un gesto de complicidad forzado tampoco sentaron nada bien a Gerard Moreno, que se apartó contrariado.

El origen de todo estuvo en la eliminatoria de Copa que enfrentó a los dos equipos sólo unas horas antes de ese partido de Liga. Piqué, aprovechó la clasificación copera del Barça para agitar la polémica. Los jugadores azulgranas estaban dolidos por la derrota en la ida, la celebración de los jugadores blanquiazules y los insultos de la grada, especialmente a Piqué y a su familia. De ahí que ésa fuera su manera de resarcirse. El internacional habló en zona mixta y volvió a referirse al rival de cuartos dos veces como "el Espanyol de Cornellà", un dardo referido a la marcha del equipo blanquiazul de la ciudad después de sus pasos por Sarriá y Montjuïc. "Nos hemos clasificado, que era importante. El Espanyol de Cornellà siempre plantea partidos en los que se cierra y es difícil". Gerard Moreno no tardó en contestar a esas declaraciones. "Nosotros estamos orgullosos de jugar en Cornellà-El Prat, no solo es Cornellà. Todo el mundo sabe dónde se fundó el club y el que tenga dudas que mire el escudo que lo pone bien clarito".

El pique entre ambos tuvo su continuidad en el campo. El Barça se jugaba mucho en el derbi y el Espanyol salió a morder. De hecho, Gerard Moreno adelantó al Espanyol. Antes, en una jugada en la que el delantero fue a presionar a Piqué, le dejó la pierna de mala manera y ambos se encararon y tuvieron que ser separados. Al final, en los últimos minutos, Piqué empató el partido, celebró su tanto por todo lo alto y volvió a cruzar sus miradas con la grada y con el jugador al que deberá marcar en este Barça-Villarreal. No se extrañen si saltan chispas.