Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Milan MIL

-

Anadolu Efes IST

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Final ATP World Tour
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Lanús Lanús LAN

-

ATHLETIC

“Soy socio desde los 8 años y ahora hago disfrutar a mi gente”

Lekue es una de las esperanzas del Athletic, club que ha mamado en su casa y al que ahora defiende en el campo. Aparcada la Ingeniería Industrial, seguirá de león hasta que Ibaigane quiera.

“Soy socio desde los 8 años y ahora hago disfrutar a mi gente”
PAULINO ORIBE DIARIO AS

¿Qué balance hace de la temporada del equipo?

Hemos tenido altibajos, con rachas, pero tenemos buenas sensaciones. Nos ha costado mucho meternos en los inicios de los partidos, en los que hemos encajado goles. Y luego está el tema del balón parado, uno de los puntos fuertes otros años que ahora es más débil. Ya lo hemos comentado con el míster.

Hay una decepción generalizada por el juego. Los datos dicen que ya no llevan tanto la iniciativa. ¿A qué se debe?

Siempre intentamos llevar la iniciativa, en casa siempre lo hacemos, pero todos los días no salen igual las cosas.

Se empieza a hablar de partidos de casa y fuera. Llevábamos años en los que daba la sensación de que el Athletic afrontaba con la misma mentalidad los encuentros. Sería peligroso perder eso.

Hombre, es más difícil jugar fuera y hay que dar un plus. Otros años, hemos sido capaces de prácticamente igualar los números de casa y fuera. Hay que intentarlo.

La victoria ante el Genk reparó el grupo. Tienen en su mano pasar. En Liga, Europa está a dos puntos y la Copa está ahí. De aquí a diciembre se juegan mucho.

Somos conscientes de que hasta final de año nos jugamos muchísimo. Europa y la Copa no permiten traspiés, y en la Liga queremos subir puestos.

Valverde comentó que el equipo tenía el listón muy alto. ¿También se lo parece a Lekue, le crea presión?

No, no creo que sea un tema de presión. El listón alto es lógico, llevamos varios años clasificándonos para Europa.

En lo personal, estará viviendo un sueño. Todo empezó con su debut en el 4-0 de la Supercopa. ¿Cómo recuerda el momento de de entrar al campo?

Desde pequeño, siempre he ido a San Mamés a animar al Athletic. Es increíble, soy socio desde los ocho años, he mamado el Athletic en casa. Creo que eso deja claro lo que sentí en mi debut.

Fue llegar al equipo y ganar un título 31 años después. Más rodado imposible.

Fue algo espectacular. Además, había vivido el ascenso del Bilbao Athletic unos meses antes, otro sueño cumplido, un éxito que llevaba años sin lograrse en el club. Ganar un título con tu equipo del alma, el Athletic… No se me va a olvidar jamás.

Sin ser titular, lleva 42 partidos en un año y tres meses. ¿Se lo cree?

Sí, sé que ahora no tengo el papel de titular, el año pasado jugué bastantes partidos. Tengo que seguir en esta línea.

Llegó como extremo, Ziganda le reconvirtió en lateral. Y ahí parece asentarse. Se ve más beneficiado en sus arrancadas desde lejos.

Vine de extremo, pero en el Basconia y Bilbao Athletic ya apostaron por mí como lateral. Es un puesto que se adapta mejor a mis condiciones.

La afición y crítica le tienen en alta estima. Se espera mucho de Lekue. ¿Es bueno?

Yo creo que es bueno, la exigencia siempre ayuda. Que la gente crea que puedes dar cosas al Athletic está muy bien. No me siento presionado.

En la élite, los errores se pagan caros. Ha tenido ejemplos en partidos como los del Augsburgo en casa por un mal despeje y AZ fuera en aquella clara ocasión que malogró y acabó en gol de Henriksen a la contra.

Muchas veces hay tanta igualdad que los partidos se deciden por errores. Como dices, he vivido en mis propias carnes alguno que ha acabado en gol. Otros pasan inadvertidos si el rival no marca.

De los partidos que ha disputado, ¿se queda con su gran primera parte en el Bernabéu?

No. Me quedo con lo que viví en el partido de cuartos de final de la Europa League en el Sánchez Pizjuán. Tenía los nervios a flor de piel en la tanda de penaltis, oía con mucho orgullo animar a la afición del Athletic. Fue una pena no clasificarse después de lo bien que jugamos. Esa noche no se me va a olvidar.

¿Cómo es posible una transformación en tres días como la de Genk, donde estuvo mal, y su gran partido ante el Real Madrid?

Siempre intentas estar al mismo nivel, pero a veces no es posible. Hay partidos en los que se complican las cosas, igual no salimos al cien por cien, con la intensidad y agresividad que se debe desde el principio.

Lo suyo no es el gol, no había marcado en Lezama hasta el año pasado, pero hizo dos soberbios al Lugo, con el filial, y al Granada, en un jugadón. ¿Cómo es celebrar un tanto en San Mamés con el primer equipo?

Una pasada. No soy de los de marcar muchos goles y ante el Granada me salió una buena jugada. Es otra de las cosas que me quedo guardadas, mi primer tanto con el Athletic. Da mucha alegría, como pasó con lo de Balenziaga.

Le ven futuro hasta en la Selección. Alucinaría cuando le llamó Del Bosque para la concentración antes de la Eurocopa.

Sucedió muy rápido. Me llamaron para sustituir a un jugador lesionado cinco horas antes de la concentración. No me dio tiempo en ese instante ni a darme cuenta de lo que suponía. Fue una experiencia increíble estar junto a Aduriz, San José y Williams dos semanas con aquellos futbolistas que han ganado Mundial y Eurocopa. Lo disfruté mucho.

Sabin, Williams y usted son ejemplos de formación fuera de Lezama. En el caso suyo y de Sabin, pese a que él estuvo dos años en la cantera rojiblanca, formados en el Danok Bat. ¿Qué le dice?

No me atrevo a juzgarlo, puede ser casual. También hay gente que ha estado en Lezama desde alevines y llega al primer equipo.

Dicen en Maiona que no le llevaban de crío a Lezama porque era pequeño y aparentaba frágil. Su nombre sonaba siempre y justo le ficharon en juveniles en un año en que tuvo una lesión.

Sí, de pequeño no tenía mucho físico. No siempre estuve en el Danok Bat jugando todo. Poco a poco fui creciendo y el año que me ficharon, el segundo de juveniles, lo pasé fatal por unos problemas de espalda. Tuve que parar bastante tiempo.

Para un chico de Bilbao, de Deusto, ¿cómo cambia el día a día en la calle ser futbolista del Athletic?

Nada. Sigo viviendo en el barrio, aunque me he marchado a una casa cerca de mis padres.

Tengo la misma cuadrilla, la novia de siempre… Bilbao es una gozada y no hay más que ver que ya somos mayoría en la plantilla viviendo en la ciudad.

¿Sigue estudiando en la Universidad?

Lo he tenido que aparcar un poquito, los horarios eran incompatibles. Acabé primero de Ingeniería Industrial y tengo asignaturas ya aprobadas de segundo y tercero. Espero poder reanudar los estudios algún día.

De Marcos siempre ha dicho que estará en el Athletic hasta que el club quiera. ¿Lekue lo ve de la misma manera?

Mejor que aquí, en el Athletic, en tu equipo, en el de la familia y tus amigos… Disfruto y hago disfrutar a mi gente. Seguiré en el Athletic hasta que el club quiera.

¿Quién ha sido su ídolo infantil?

Yo he sido de la banda derecha que formaban Andoni Iraola y Joseba Etxeberria. Cuando me subió Bielsa a entrenar con Andoni me hizo mucha ilusión. Me hubiese gustado jugar con él algún partido. Es una maravilla de futbolista.